| 10/9/2007 12:00:00 AM

Nuevo régimen para zonas francas

Los objetivos serán básicamente aumentar a un 30% la inversión en proporción del PIB, atraer la inversión doméstica y extranjera directa por US$12.500 millones al año a partir de 2010.

“Lo que se ha querido con estas modificaciones es ajustar el decreto más a las condiciones reales del mercado, con el fin de enfilarlo hacia la inversión que el Gobierno quiere generar y asegurar aquella nueva, para que genere valor y no se convierta en un escampadero”.

 

Con esas palabras definió el ministro de Comercio, Industria y Turismo, Luís Guillermo Plata, los cambios con los que se busca dar mayor claridad a los mecanismos que declaran una zona franca y pone bases mínimas a la inversión y número de empleos que son necesarios.

La inversión extranjera en lo que va corrido del año, va en US$4.451 millones y según estimaciones alcanzará los US$8.000 millones, cifra récord en la historia del país que se pone por encima de los promedios habituales que recibía Colombia, de US$1.500 a US$2.000 por año.

Principalmente estos recursos están llegando de Estados Unidos, España, Brasil y México. “Esta inversión nos está ayudando a equiparnos y a generar nuevos sectores, a modernizar empresas y es importante mantenerla para seguir creciendo. Por esta razón se ha generado este decreto con estos incentivos”.

En el decreto queda ratificada una tarifa única del impuesto sobre la renta gravable del 15%, a diferencia del 38,15% establecido en el país. Ahora la zona franca queda concebida para ser vendida al territorio nacional y al exterior. A diferencia de la anterior reglamentación, en esta la zona franca puede producir bienes y servicios tanto para el mercado nacional, como para el internacional, pero en el primer caso, los productos y servicios deberán cancelar el IVA.

Con el decreto se clasifican las zonas en tres clases: la Permanente, que debe ser de mínimo 20 hectáreas de extensión, con compromiso por parte del inversionista de tener, en los 5 años siguientes a su declaratoria, al menos cinco usuarios industriales de bienes y/o servicios, con una inversión que sumada sea igual o superior a los US$5 millones; igualmente éstos deben acreditar un patrimonio líquido de mínimo US$5,5 millones.

“Los usuarios de esta zona franca, si tienen activos totales que van desde US$100.001 a US$1 millón, deben generar al menos 20 empleos directos; y los que tienen activos superiores a US$6 millones deben garantizar inversión mínima de US$2,5 millones, y generar al menos 50 empleos directos”, dijo el Ministro Plata.

La segunda zona es la denominada Especial, Uniempresarial o Monousuario, la cual autoriza que una sola empresa desarrolle actividades industriales de servicios, agroindustria o bienes en un área determinada, en cualquier parte del país, siempre y cuando cumpla con una serie de requisitos.

La de Bienes debe tener una inversión mínima de US$32 millones y 150 empleos directos, la de Servicios debe generar mínimo 501 empleos, con inversiones entre US$2 y US$10 millones, entre 351 y 500 trabajos con inversiones de entre US$10 y US$20 millones, y entre 150 y 350 empleos, con montos de inversión de entre US$20 y US$32 millones. Para la Agroindustrial, la inversión deberá ser de US$16 millones o 500 empleos entre directos y vinculados.

La tercera Zona es la de carácter transitorio, autorizada para la celebración de ferias, exposiciones, congresos y seminarios de carácter internacional, con importancia para la economía y el comercio internacional del país.

Cabe señalar que el mismo dueño de la tierra puede ser el usuario operador de la zona franca creada o por establecer.

El Ministro aclaró que las Sociedades portuarias accederán a la categoría de Zona Franca cuando su inversión sea de US$32 millones, y se creen 20 empleos directos más la vinculación de 50 más.

“Este nuevo régimen hace de Colombia un país muy competitivo a la hora de atraer inversión extranjera, lo cual en el momento actual resulta fundamental de cara a la reconversión industrial que exige la globalización”, dijo Plata.

 

Según Proexport, hasta la fecha existen 20 solicitudes de Zonas Francas, la mitad de ellas en la categoría de servicios, las cuales cumplen con todos estos requisitos.

El Ministro aseguró que los objetivos propuestos son alcanzables, pues Colombia ofrece tanto a nacionales y extranjeros “mayor seguridad, confianza inversionista, una legislación tributaria con todos los estímulos adecuados para que el país sea uno de los lugares más competitivos en la región a la hora de atraer inversión extranjera, y contratos de estabilidad jurídica”, y con algunos países, acuerdos para evitar la doble tributación.

Finalmente el jefe de la cartera de Comercio, Industria y Turismo destacó los sectores de servicios, salud, procesos de oficina, agroindustrial, como los que más proyección y ventaja competitiva tienen para el futuro.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?