| 8/22/2010 9:00:00 AM

Nuevas cadenas de hamburguesas despiertan apetito

Con locales de comida rápida en cada esquina, uno podría pensar que el mercado de hamburguesas se saturó hace mucho tiempo. Pero la cadena de restaurantes que creció con más rapidez el año pasado en Estados Unidos fue Five Guys, que ofrece hamburguesas en dos pedazos de panecillos gigantes.

 De hecho, los restaurantes que ofrecen "hamburguesas de calidad superior" son una de las áreas que están creciendo con más velocidad en la industria de los restaurantes.

El chef de televisión Bobby Flay lanzó Bobby's Burger Palace en el noreste del país. Elevation Burger está expandiéndose a Kuwait. Mooyah Burgers & Fries, Meatheads and the Shake Shack también buscar ampliar el mercado.

Carne de mejor calidad, con vegetales más frescos, novedosos condimentos y panecillos mejorados están atrayendo a los consumidores.

Los negocios de hamburguesas han encontrado un terreno fértil en las áreas cercanas a la capital estadounidense: Five Guys, empezó en Lorton, Virgina; Elevation Burger en Arlington; y BGR-The Burger Joint en Lansdowne.

Ray's Hell Burger, también en Arlington, no es una cadena pero sí ha ganado relevancia nacional. El presidente Brack Obama fue al restaurante del renombrado chef Michael Landrum con el vicepresidente Jose Biden y al presidente ruso Dmitry Medvedev a mediados de año. Este último dijo que "no era exactamente saludable, pero sí muy rico".

Aún hay espacio para crecer. Esas cadenas sólo representan un 2% de un mercado de hamburguesas que produce US$65.000 millones, dijo Darren Tristano, vicepresidente ejecutivo de Technomic, consultora especializada en restaurantes.

"Las cadenas — McDonald's, Burger King y Wendy's — están enfocándose más y más en los desayunos, el pollo y las bebidas, no en las hamburguesas", dijo Tristano.

El consultor pronostica que las cadenas de hamburguesas continuarán teniendo un crecimiento de doble dígito en los próximos años.

Y los consumidores están dispuestos a pagar por satisfacer su deseo de hamburguesas de mayor calidad. En Five Guys cuestan entre cuatro y seis dólares, y otros locales cobran más, pero esta cadena, al igual que establecimientos similares, promocionan la venta de hamburguesas que no han sido congeladas. Asimismo, Elevation Burger emplea la carne orgánica de vacas alimentadas con pasto y vende papitas fritas freídas en aceite de oliva. BGR ofrece una mezcla que contiene carne seca.

Pero mientras estas hamburguesas repotenciadas cosechan éxitos, uno de los negocios con más años en la industria atraviesa tiempos difíciles. Fuddrucker se acogió a la ley de bancarrota en abril. Tristano considera que es probable que los problemas fueran el resultado de restaurantes bastante grandes con costos inmobiliarios altos.

Por el contrario, la mayoría de los operadores de locales nuevos se ubican en pequeños centros comerciales. Una de las franquicias puede costar menos de US$500.000, un tercio de lo que habría que invertir en un McDonald's o Burger King.

Mark Bucher, fundador y vicepresidente de BGR The Burger Joint, señaló que hay espacio para ampliar el negocio poco a poco. El empresario tiene planes de mantener a BGR en la región del Atlántico medio por ahora.

"En la industria de la hamburguesa gourmet sobrevivirá el más fuerte", dijo Bucher. "Esas compañías que están entrando al negocio ahora llegaron unos cinco años tarde".

La energética expansión de Five Guys tomó mucho tiempo.

"No es algo que quisiéramos hacer. Simplemente fuimos como jalados en esa dirección" luego que potenciales franquicias siguieron vendiendo el concepto, dijo el fundador Jerry Murrell.

El empresario abrió su primer local en 1986 y hasta el 2001 la cadena tenía sólo cinco locales, uno por cada hijo de Murrell.

Luego de crecer regionalmente por unos años, la compañía inició su expanción nacional hace dos años. En el 2009, las ventas crecieron un 50% a 453 millones, haciendo de Five Guys el restaurante con mayor ritmo de crecimiento con ventas superiores a los US$200 millones, según Technomic.

Murrell no le tiene miedo a la competencia.

"Si tuviera que escoger entre abrir en un pueblo con 100 lugares de hamburguesas y otro con ninguno, me iría al lugar con 100 lugares de hamburguesas. La gente come hamburguesas en ese pueblo", dijo Murrell. "Me gusta estar al lado de McDonald's".

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?