| 10/20/2011 10:00:00 AM

Nueva planta para fabricar tarjetas inteligentes en Medellín

Con Tag Cadena, como se llama la nueva empresa, la ciudad avanza en el plan de convertirse en centro de innovación regional.

Con una inversión inicial de US$3.500.000, funcionará en Medellín la firma Tag Cadena que fabricará tarjetas con chips inteligentes. “Esta tecnología ofrece más seguridad y confiabilidad, tiene una alta demanda en el sector financiero, el transporte público, los sistemas de identificación, la salud y también son utilizadas como control de acceso”, explica Juan Manuel del Corral, presidente de Cadena.

La planta abastecerá el mercado nacional, la Comunidad Andina y Centroamérica, informó el empresario.

Por su parte Tag Systems, la compañía originaria de Andorra, produce elementos de alta seguridad para las transacciones de diferentes sectores. Tiene operaciones en Finlandia, Polonia, Noruega, Rusia, España, entre otros países europeos.

“Hemos encontrado en Medellín las condiciones ideales para iniciar nuestra expansión a América Latina, un mercado con un inmenso potencial. Y en Cadena tenemos el socio ideal, una firma que tiene el conocimiento del sector en el que están nuestros clientes y toda la afinidad para operar una actividad que requiere seguridad, confiabilidad, velocidad y know how”, afirmó Joaquim Miró, presidente de Tag Systems.

La escritura de constitución de la nueva compañía Tag Cadena se firmó en el despacho del alcalde de la ciudad, Alonso Salazar, por cuanto refuerza el plan del municipio para convertir a la ciudad en un centro de innovación y que ya había tenido un gran avance con la llegada de firmas como Hewlett Packard. “La llegada de esta empresa de IT a Medellín ampliará la cultura de innovación propia de esta ciudad y se convertirá en eje de operaciones para América Latina”, concluyó Juan Manuel del Corral.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?