| 2/13/2007 12:00:00 AM

Nueva opción de zonas francas

Un nuevo decreto autoriza a las empresas a gozar del régimen de zona franca si invierten en el país más de US$32 millones ($72 mil millones) o si generan 600 o más empleos directos. La nueva norma modifica el decreto 2685 de 1999.

Ahora, una empresa que invierta en Colombia US$32 millones o que genere 600 o más empleos directos podrá operar como zona franca, sin importar el lugar donde se establezca. Esto significa que la empresa recibirá una reducción del impuesto de renta de 38.5% a 15%.

No interesa que desee funcionar por fuera del perímetro de las 11 zonas francas que ya están constituidas en el país o que necesite de un espacio enorme que no esté disponible en estos lugares; si cumple con los requisitos que se mencionados más los siguientes será tratada con este régimen.

Las condiciones generales, además de las mencionadas, para declarar la zona franca, son:

Proyecto dirigido hacia:
*Desarrollo de actividades industriales de bienes y servicios o actividades comerciales.
*Generación de empleo.
*La promoción de la competitividad.
Conveniencia técnica, financiera, económica o de mercado.
Existencia de un importante componente de reconversión industrial y/o de transferencia tecnológica y/o de servicios.

El ministro de industria, comercio y turismo, Luis Guillermo Plata Páez, presentó esta herramienta el martes, como alternativa para busca atraer la inversión nacional y extranjera.

“Este es un nuevo instrumento con el que queremos ser competitivos internacionalmente y creo que vamos a obtener una excelente respuesta de los inversionistas que antes no veían en Colombia beneficios tributarios”, dijo Plata Páez.

Con la constitución de las zonas francas uniempresariales se quiere atraer la inversión extranjera y nacional en los sectores comercial, industrial, turístico y tecnológico. Además, se busca la reconversión de los sectores productivos.

La medida también pretende incentivar la inversión en los proyectos del sector agroindustrial, donde se bajó considerablemente el monto de inversión exigido. Para atraer nuevos capitales hacia este renglón, se tratará con el régimen de zona franca a las empresas cuya inversión sea de US$16.4 millones, es decir $36 mil millones. La otra opción es que la nueva empresa genere 500 empleos directos.

A Proexport se le asignará la labor de iniciar contactos con los inversionistas extranjeros, a quienes se les explicarán los beneficios tributarios que establece la norma.

Sobre el tema, el viceministro de Comercio Exterior, Eduardo Muñoz, hizo un llamado a los empresarios, sin importar su origen, para atraer nuevos capitales a Colombia: “Estamos presentando una nueva herramienta que generará un gran impacto económico y social, en términos de generación productiva, de adopción de nuevas tecnologías y de generación de empleo”, aseguró.

Aunque no se tiene una proyección de cuánto capital se espera atraer con esta medida, el viceministro indicó que la herramienta es versátil y flexible; por lo tanto generará y atraerá grandes capitales en diferentes sectores productivos. Los proyectos de inversión cuyo capital y número de empleos generados estén por debajo de lo señalado en esta nueva herramienta, definida con el decreto 383 de 2007, podrán funcionar dentro de las zonas francas establecidas en el país.

Parte de tranquilidad
Las zonas francas que ya están funcionando ya tuvieron un tiempo para constituirse y organizarse; es por esta razón que se espera que la reglamentación presentada hoy no afecte sus operaciones.

En opinión de Plata Páez, las zonas existentes han tenido un tiempo considerable para crear una masa crítica de negociación que no se verá afectada.

Hoy funcionan 11 zonas francas: Barranquilla, Bogotá, Cali, Cartagena (2), La Tebaida, Cúcuta, Palmira, Santa Marta, Sopó y Rionegro. Generan 23.131 empleos directos y más de 70.000 indirectos. La tasa anual de instalación de empresas en las zonas es del 14% y en 2003 tuvieron una inversión acumulada de US$1.170 millones.

Según Carlos Lizcano, abogado de Tributar.com, firma de asesores tributarios y financieros,  este decreto sí es favorable para el  inversionista nacional o extranjero. "En nuestro concepto se hace necesario definir que término tiene el inversionista para tener una inversión de US$32 millones o 600 empleos “directos”, pues en ambos escenarios, son sumas importantes, y debe ser de suma claridad establecer dichos terminos y metodologías".





¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?