| 9/26/2011 8:00:00 AM

No se renueva acuerdo para el desarrollo del proyecto Miel II

El sábado pasado se terminó, por vencimiento del plazo, el Acuerdo de Cooperación en Negocios suscrito en 2007 entre la Empresa de Energía del Pacífico (EPSA) y Gestión Energética (Gensa).

Este acuerdo tenía como finalidad principal regular las condiciones en las cuales se efectuaría la actualización de los estudios iniciales del Proyecto Hidroeléctrico Miel II, la cesión de la licencia ambiental y la participación de EPSA y de los copropietarios de los mencionados estudios en él. En este acuerdo, Gensa actuaba como representante de la mayoría de los copropietarios de los estudios originales del Proyecto.

EPSA, en un comunicado de prensa aseguró que “no solo realizó todas las actividades que le correspondían conforme al acuerdo celebrado, sino que desde hace más de un año viene proponiendo fórmulas, diseñando estructuras y planteando mecanismos de salida, para lograr con Inficaldas (propietario mayoritario de los estudios iniciales) un acuerdo que permitiera el desarrollo de esta iniciativa, pero no fue posible llegar a una solución que hiciera viable su desarrollo en las términos acordados y en los tiempos requeridos por la asignación del Cargo por Confiabilidad”.

La compañía llevó a cabo inversiones cercanas a $8.000 millones para la actualización de los estudios iniciales y de la licencia ambiental. Asimismo y teniendo en cuenta que la Promotora Miel II S.A. E.S.P., sociedad constituida con Gensa para llevar a cabo el Proyecto dentro del marco del acuerdo de cooperación, no contaba con los recursos, EPSA “venía asumiendo desde 2008 a nombre propio y en su totalidad, sin tener obligación de hacerlo, la garantía bancaria por cerca de $4.800 millones, los costos anuales y el respaldo patrimonial asociados a su constitución y renovación, la cual garantizaba el Cargo por Confiabilidad que le había sido adjudicado por el gobierno nacional a la Promotora en la subasta de energía realizada ese año”, advirtió la sociedad.

Dicha garantía tampoco pudo ser renovada recientemente debido a la ausencia de acuerdo entre EPSA y los copropietarios de los estudios iniciales del Proyecto, y a la no asunción de la parte del costo que les correspondía a los mencionados propietarios de esta garantía.

“EPSA ha respaldado y cumplido con todos las responsabilidades contraídas para la adecuada ejecución del Proyecto, pero ante la no renovación del acuerdo de cooperación, este no podrá desarrollarse conforme se había previsto”, señaló Bernardo Naranjo, Gerente de EPSA, quien agregó, “la compañía además del esfuerzo de su equipo de trabajo invirtió más de $12.000 millones de pesos en el desarrollo del Acuerdo de Cooperación en Negocios que suscribió con Gensa S.A. E.S.P. (mandatario de Inficaldas y de casi todos los demás propietarios de los estudios iniciales del proyecto) y en ese escenario estuvo siempre dispuesta a buscar opciones que permitieran, dentro del contenido de dicho Acuerdo, la ejecución y puesta en marcha de esta importante iniciativa. EPSA desea que la región pueda en el futuro ver concretada esta obra”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?