| 5/31/2007 12:00:00 AM

No compre a ciegas

Sofasa-Renault puso en marcha su programa “Prueba un Renault”, con el cual los interesados en conocer ciertos vehículos de la marca los manejan primero antes de decidir comprarlos.

Con la intención de seguir posicionándose como una de las marcas más reconocidas en el sector automotor colombiano, la compañía Sofasa-Renault puso a disposición de los bogotanos un sitio para que quienes están pensando en comprar un vehículo de la marca, puedan hacer una prueba antes de comprar. Se trata de “Prueba un Renault”.

Por ahora, los autos que podrán ser probados son Logan 1.6, Mégane II y Nueva Scénic. La idea es aumentar el número de vehículos en este centro de pruebas para que los usuarios puedan verificar la mayor cantidad de productos de todas las gamas que tiene la compañía. “El objetivo es que los clientes estén totalmente satisfechos, porque si antes de la compra se puede preguntar, mirar, tocar y resolver inquietudes, esto sin duda se convertirá en un factor clave a la hora de tomar una determinación, para que la gente sepa qué está comprando”, dice el presidente de Sofasa, Germán Camilo Calle.

La estrategia se basa en el centro de pruebas de Bruselas, Bélgica, que cuenta con más de 70 vehículos a disposición de pruebas, cada una con una duración aproximada de hora y media.

Durante las pruebas que los potenciales clientes hacen en Bogotá, estos recorren unos siete kilómetros por la zona norte de la ciudad. Durante este tiempo, los conductores estarán acompañados por personal calificado y certificado que les explicará en detalle las características y cualidades del vehículo en función de sus necesidades.

Prueba un Renault se realizó durante la pasada Feria del Automóvil de Bogotá, donde los resultados fueron óptimos y de allí salió esta iniciativa para la cual se invirtieron poco más de $500 millones. Los interesados podrán reservar un cupo para la prueba de manejo en todos los concesionarios de la red Renault de Bogotá.

En un principio esta iniciativa de compañía se hará solamente en Bogotá y dependiendo de sus resultados, lo multiplicarán a las principales ciudades del país. “Creemos que este plan se iniciará en otros lugares a parir del 2008. Por ahora, nos vamos a tomar el tiempo adecuado para evaluar las cosas, aunque si la demanda aumenta, de inmediato creceremos la capacidad de este centro de pruebas para atender más clientes”, dice Calle.

“Cuando se hace el balance de Sofasa se pude decir que no se ha visto afectada por el fenómeno de la revaluación, porque la compañía es más importadora que exportadora. Por ejemplo, las importaciones han crecido de manera importante a Venezuela especialmente, pues el año pasado facturamos 12.500 unidades de Renault y este año la meta es llegar a facturar 30.000 unidades. Creemos que este tema no nos puede detener las exportaciones, porque esto es lo único que nos permitirá subsistir a futuro industrialmente y creemos que tenemos que trabajar muy duro en la búsqueda de la competitividad”, explica el presidente de Sofasa.

Hace tres años, el número de empleados era de 860 personas y ahora es de 1.950. De junio del año pasado a la fecha, la compañía ha evolucionado en su proceso de ensamblaje debido a que pasaron de 206 vehículos por día a 340 por día a julio de este año (estimaciones).

Por ahora seguirán apostándole al país y creen firmemente en el ritmo de crecimiento que se viene presentando en Colombia, gracias a que éste se va a mantener. “Nuestra proyección para este año es vender más de 44.000 unidades. El año pasado comercializamos 33.000 vehículos Renault. El consolidado del año pasado de Sofasa fue de 60.000 unidades y la meta para este año es estar por encima de las 90.000 unidades.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?