| 5/15/2012 6:00:00 AM

Negocios que se resisten a desaparecer

Si a usted se le daña la sombrilla, necesita comprar una enciclopedia, escribir a máquina o imprimir una foto en formato análogo ¡no se afane!, puede hacerlo. Todavía existen negocios como estos, que aun afectados por la tecnología y los cambios de patrones de consumo, se niegan a desaparecer.

Dinero.com elaboró una lista de los negocios o actividades económicas que están condenados a la desaparición, bien sea por el avance de la tecnología, o porque simplemente su uso ya es obsoleto.

- Librerías: hace apenas una semana se anunció el cierre definitivo de la emblemática librería independiente Biblos. La era digital sumada a la baja lecturabilidad del pueblo colombiano, ponen en peligro el negocio de vender libros.

- Revelado de fotografías análogas: algunos laboratorios fotográficos que aún cuentan con el servicio, cobran desde $5.500 por revelar cada rollo y $550 por cada impresión. La fotografía análoga ha quedado relegada para darle paso a la era digital. Por eso, las fotos ya no se revelan, se imprimen.

- Discotiendas: la venta de discos dejó de ser un negocio rentable, ya que los usuarios ahora prefieren descargar música gratis de internet. Sólo por mencionar un ejemplo, Prodiscos, a pesar de haber tenido ingresos por $32.249 millones en 2011, apenas ganó $16 millones.

- Venta y reparación de máquinas de escribir: en algunos casos son comercializadas desde $100.000 como antigüedad, pero hay quienes pagan hasta un millón de pesos por este objeto. Lo novedoso es que todavía se encuentran centros de reparación que la dejan como nueva.

- Reparación de sombrillas: seguramente si usted está dispuesto a pagar más de lo que le costaría una nueva, es porque su sombrilla es fina. Por eso, todavía encuentra quién la arregle. No hay que olvidar que sombrillas las hay de todas las formas y colores, incluso precio. En Italia fue creado el paraguas más caro del mundo: fabricado completamente con piel de cocodrilo, tiene un precio de US$50.000.

- Ladrilleras: la quiebra de Ladrillos Moore no fue sorpresiva. El uso de nuevos materiales para construcción como formaletas prefabricadas ha hecho que muchas de estas empresas estén pasando por un mal momento, aunque sigan ahí.

- Reparación de muñecos: el viejo hospital de los muñecos no es sólo un cuento. Aunque no son muchos quienes se dedican a esta labor, todavía es posible encontrar clínicas de muñecos, muy famosas en épocas pasadas.

Otros como reparación de porcelanas y venta de enciclopedias, teléfonos monederos, y maquinas de moler, también figuran en la lista. Son negocios a los que la tecnología ha obligado bien sea a renovarse, o a desaparecer.



¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?