| 12/28/2009 8:00:00 AM

Negocio Concreto

La decisión de Cementos Argos de comprarle a Holcim su participación en varias organizaciones en Centroamérica y el Caribe, fue considerada por el profesor Juan Fernando Henao de la Universidad EAFIT como el negocio del año.

Los negocios se conjugan en futuro y aquellos que sepan descontar los riesgos y oportunidades son los que sobrevivirán y generarán mayor valor. Si bien las crisis económicas golpean más duro a unos sectores económicos que a otros, una de sus características es que no son eternas y, por consiguiente, hay que tener a la mano las decisiones pertinentes para la recuperación económica.

Durante 2009, año de finalización de la ‘Gran recesión’, hubo una serie de negocios de una gran envergadura y un significado considerable para la economía colombiana. La definición de grandes proyectos de infraestructura y la asignación de algunos de ellos, la creación de la holding de Avianca – Taca, la compra de CitiColfondos por parte de Colpatria y la alianza Éxito – Cafam, son algunas de esas decisiones empresariales que significarán mayor empoderamiento empresarial, mejores condiciones para la economía y favorabilidades para el consumidor.

Sin embargo, de las decisiones empresariales más destacadas, la de Cementos Argos tiene un significado demasiado sobresaliente, pues, además de resultados empresariales y económicos, tiene un sello de magistral.

Se trata de la compra a Holcim* de su participación en varias organizaciones en Centroamérica y el Caribe. La operación, de US$157 millones, es, de suyo, significativa; no obstante, su alcance hay que enmarcarlo en el contexto de operaciones empresariales que el Grupo Argos** ha estado realizando últimamente y, sobre todo, la visión económica y de negocio que ello tiene implícita.

Se trata de una serie de movidas que no sólo involucran ingentes volúmenes de recursos financieros, sino también a diversos sectores y actividades económicas. Las estrategias provienen del llamado Grupo Empresarial Antioqueño (GEA), pero su liderazgo está en cabeza de su Presidente, el doctor José Alberto Vélez Cadavid.

Cementos Argos, que en 2009 cumplió 75 años, se dedica a la producción de cemento, concreto y agregados (grava y arena). Del primer producto tiene 14 plantas productoras: 11 en Colombia y tres en Panamá, República Dominicana y Haití. De concreto tiene 184 plantas y 1.650 mezcladoras, de ellas hay 134 plantas y 1.350 mezcladoras en Estados Unidos, 40 plantas y 230 mezcladoras en Colombia y 10 plantas y 70 mezcladoras en Latinoamérica. De agregados tiene 8 plantas.

Su capitalización de mercado es de US$ 6 mil millones y sus ingresos totales rayaron los US$ 1.955 millones, los cuales fueron obtenidos en un 44% en Colombia, 34% en Estados Unidos, 9% de América Latina y el restante 13% de otros lugares.

Si bien a septiembre de 2009 los ingresos operacionales tuvieron un deterioro del 4%, respecto del mismo período de 2008, la utilidad operacional mostró un incremento del 37%, el EBITDA un aumento del 15%, el margen de EBITDA un mayor valor del 19,2% -por los mejores resultados de la actividad en Colombia y el Caribe- y la utilidad neta una mejora del 190%, que involucra la desinversión en activos mineros en el primer cuarto de 2009; debido también a esto último y a la estrategia de reducción de costos y gastos de la compañía, el margen neto se incrementó en 9,9% y el operacional en 9,5%.

Cementos Argos S. A. posee el 51% del mercado nacional***, es el sexto jugador en el mercado del concreto de Estados Unidos y el cuarto productor latinoamericano.

La transacción con Holcim es sólo una pieza del engranaje estratégico de la organización. Aún con una estructura ecléctica, en la década de los 90, en sociedad con Holcim, adquiere Cementos Colón, en República Dominicana, Cementos Panámá y Le Cimenterie Nacionale, en Haiti.

El proceso de transformación administrativa se inicia en 2004. La verdadera marcha comienza en 2005 con la fusión de 8 compañías cementeras (Cementos del Caribe S. A., Compañía Colombiana de Clinker S. A. Cales y Cementos de Toluviejo S. A., Cementos del Nare S. A., Cementos El Cairo S. A., Cementos Rioclaro S. A., Cementos del Valle S. A y Cemento Paz del Río S. A.; de las cuales surge Cementos Argos S. A.), 3 concreteras y 3 transportadoras, la venta de la mina ‘La Jagua’ y la adquisición de la concretera Southern Star Concrete y Concrete Espress, en Estados Unidos, por US$ 275 millones.

El año siguiente se pisa más en firme y se lleva a cabo la adquisición de Ready Mixed Concrete Company, también en Estados Unidos; se realizan inversiones en facilidades portuarias en Houston, Savannah y Wilmington; además, se adquieren los activos cementeros de Cemento Andino y Concrecem de Colombia; se invierten US$ 40 millones en el Proyecto Expansión Molienda en Panamá; por si fuera poco, se inicia el Proyecto de Expansión en Cartagena (Proyecto Columbus), con una inversión de US$ 400 millones.

En ese mismo periodo se consiguen recursos en el mercado de renta fija, por COP$ 700 mil millones. En 2008 se continúa la depuración de la estrategia de negocio, vendiendo activos no cementeros y, obviamente, acopiando recursos para financiar el horizonte.

Colombiana de Inversiones S. A., empresa creada a partir de la Compañía Colombiana de Tabaco S. A., con activos al día de hoy por $ 3, 3 billones y con inversiones en portafolio financiero (47%) y en energía (53%), es adquirida en 2008, en un 24 %, por Inversiones Argos S. A. -que, como lo dijimos, posee el 70,45% de Cementos Argos S. A.-.

En la actualidad, el Grupo Argos posee el 44% de Colombiana de Inversiones S. A. Entre Colombiana de Inversiones S. A., Inversiones Argos S. A. y la Banca de Inversión de Bancolombia, recientemente se hicieron al 66,1% de la Empresa de Energía del Pacífico S. A. (EPSA). El objetivo es, obviamente, contar con una mayor disponibilidad y economía en los recursos estratégicos de Cementos Argos S. A., cuales son los energéticos y logísticos.

Lo que para el año 2000 fue una sociedad con Holcim en Panamá, República Dominicana y Haití, en 2009 se transforma en la adquisición de las participaciones de la multinacional suiza en esas empresas; negocio que, como lo anotamos, significó un monto de US$ 175 millones.

Esta operación está avalada por el conocimiento detallado que se tiene de esos mercados, por la experiencia de la poca influencia de las crisis económicas en esos países, las proyecciones de crecimiento económico positivo para los años siguientes y, sobre todo, por las perspectivas inmediatas de grandes proyectos de infraestructura en Panamá (ampliación del Canal: US$ 5.300 millones y otros proyectos por más de US$ 700 millones) y en República Dominicana (ampliación del corredor vial Viadom: más o menos US$ 500 millones).

De otro lado, en el presente año Cementos Argos S. A. también adquiere el 100% de Caricement, lo cual le permite disponer de operaciones en terminales portuarios cementeros de St. Thomas, St. Marteen, Antigua y Dominica.

Si bien el proyecto de expansión de Cartagena (Columbus) se inició en 2006, es a partir de finales de 2009 cuando se verán sus frutos: comienza con un aumento de la producción cementera de 1,8 millones de toneladas, hasta alcanzar los 3 millones; significa altas eficiencias productivas, dada la renovación tecnológica, que se materializan en reducción del 50% del costo promedio actual, e ingentes ahorros de energía, por la implementación de tecnología seca.

En perspectiva, la transformación de la estructura organizativa, las fusiones de las cementeras y concreteras, la depuración del negocio estratégico, las adquisiciones en Estados Unidos, la disponibilidad de mayores recursos energéticos, se aúnan a la compra de las participaciones de Holcim y a la puesta en marcha del Proyecto Columbus en Cartagena, le permite a Cementos Argos S. A. afianzar su posición excepcional con plantas y puertos en el Caribe colombiano y en el golfo y suroeste de los Estados Unidos, acrecentar sinergias logísticas en las distintas actividades en el área del Caribe y una gran flexibilidad para atender de manera muy eficiente los diferentes mercados colombianos, del Caribe y de Estados Unidos.

Si Cementos Argos S. A. se gana el monto total de metros cúbicos de concreto para las obras de infraestructura en Colombia, estaríamos hablando de asegurar la oferta de los próximos 4,3 años.

Dadas las características económicas anotadas del Caribe, los megaproyectos del Canal de Panamá y del Viadom en República Dominicana, las –aunque tenues- proyecciones de recuperación de la economía estadounidense y las monumentales inversiones en infraestructura en Colombia, para 2010, podemos decir que, como ninguna otra organización, Cementos Argos S. A. avanzó en la dirección correcta.

 

* Holcim es un grupo cementero suizo, considerado uno de los más grandes del mundo; está en 70 países, posee 152 moliendas de cemento y 90.000 empleados. En Colombia posee 14 plantas, entre cementeras, concreteras y de agregados. En abril de 2008 el Gobierno Bolivariano de Venezuela nacionalizó sus operaciones, sin que hasta el momento le hayan pagado. 
** El Grupo Argos, como tal, comprende, básicamente, a Inversiones Argos S. A. y Cementos Argos S. A. El 70,45% de Cementos Argos S. A. es propiedad de Inversiones Argos S. A., la cual, a su vez, es propiedad, en un 50%, de Suramericana de Inversiones S. A., Portafolio de Inversiones Suramericana S. A., Grupo Nacional de Chocolates S. A., Valores Nacionales S. A. y el Fondo de Pensiones Obligatorias Protección.

***Lo disputa con otros dos grandes conglomerados: Cemex y Holcim  

 

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?