| 8/26/2008 12:00:00 AM

Movidas en industria de la moda

Esta semana inicia su operación la casa inglesa Austin Reed, y se inaugurará la expansión de Invista, los fabricantes de conocida marca Lycra.

El negocio de textiles y confecciones se agita de nuevo en Colombia. Esta semana visitará el país Nick Hollingworth, presidente mundial de Austin Reed, una de las marcas más afamadas de vestuario en Inglaterra. También lo hará uno de los vicepresidentes de Invista, los fabricantes de conocida marca Lycra.

El primero, representante de la firma inaugurada en la calle Regent de Londres en 1900, lanzará su marca, que confeccionará y distribuirá la firma nacional Textron.

Por encargo real
Esa empresa tiene la licencia en Colombia desde hace ocho meses y se tomó este tiempo para poner a punto los procesos de confección y distribución, le dijo a Dinero.com Edgar Kassin, presidente de Textron.

La comercialización se hará en el país inicialmente en 33 almacenes Villa Romana, que opera la empresa.

La llegada de Austin Reed es interesante porque apuntala una tendencia reciente de moverse tanto en confecciones como en comercio de vestuario hacia marcas más costosas y de mayor margen.

En comercio, los ejemplos recientes son los de la casa Ermenegildo Segna que abrió en abril y Givenchy que anunció en agosto, la apertura de sus negocios en pocas semanas. Ya los habían precedido otras marcas como Liz Clairborne.

Algunos observadores se preguntan si hay mercado para todos. La cuenta que hace el panameño Felipe Álvarez, licenciatario de la ropa de marca Givenchy para Colombia es que el país compra US$384 millones al año en perfumes. Le parece que podría invertir US$50 millones en ropa de marca.

Para Edgar Kassin, la llegada de Austin Reed tiene de interesante que es la primera vez que viene una marca inglesa de tradición al país. La confección de estas prendas - que son usadas por la casa Real inglesa como dicen sin disimular su orgullo sus fabricantes -, se hará con materiales importados: paños italianos, entretelas alemanas.

Esto para estar a tono en calidad con los ocho países que tienen licencias de confección, entre los que están Estados Unidos, Japón, Corea, Tailandia y Singapur y que eventualmente pueda vender en la red de 1.400 establecimientos en el mundo.

Expansión
El segundo evento importante es la visita de Don Burich, vicrepresidente para las Américas de Invista, uno de los negocios más integrados de fibras y polímeros en el mundo. La firma nació tras la venta que hizo Du Pont de su negocio de fibras -Lycra- a Koch Industries a comienzos de 2004.

La empresa, que ya tiene operaciones en Colombia que proveen de tela elástica a los confeccionistas nacionales, inaugurará la expansión de su línea de urdido en Bogotá.

Desde la planta colombiana se cubren los mercados de las economías andinas desde Perú y los de Centroamérica y el Caribe.

En 2007 Invista Colombia vendió $59.300 millones , una caída de 4,3% frente a 2006 y perdió $1.240 millones. La inversión parecería mostrar un interés renovado en la operación.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?