| 4/9/2008 12:00:00 AM

Mirada desde los Alpes

El presidente mundial de la multinacional suiza Clariant le contó a Dinero.com su visión sobre el sector textil mundial y la estrategia de esta empresa química.

 

En medio de lo que parece uno de los momentos más difíciles para la industria textil, el presidente mundial de la multinacional suiza Clariant, Jan Secher, encuentra que el sector no solo tiene salidas interesantes, sino un futuro francamente bueno para quienes sepan leer y aprovechar las tendencias mundiales.

Clariant es una empresa conformada con la unión de la división química del laboratorio Sandoz con el negocio de especialidades químicas de Hoechst. Produce químicos para tratar textiles, cuero y papel; concentrados de color y químicos funcionales, que son materias primas para industrias tan diversas como detergentes o cosméticos. Vende en los cinco continentes con 100 empresas que emplean 20.000 personas.

El sector textil tiene un problema de sobrecapacidad instalada, lo que lo hace vulnerable a caídas de precios, señala Secher. Con todo, prevé un aumento en la demanda de telas por cuenta del aumento del ingreso en India y China. “Hay un paso de personas de ingresos bajos a medios”, señala.

Destaca además unas segunda tendencia. “Los productos genéricos se movieron a los países de bajos costos con bastante éxito”. Pero al mismo tiempo hay una segregación en el mercado que permite que la industria siga operando en países de ingresos medios y altos. “Hay telas que demandan más. Telas buenas que son movidas por el conocimiento y que necesitan más entrenamiento”, afirma.

En el sector habrá una consolidación, en la que se fusionarán algunos de los jugadores, pero no se terminará con unas pocas firmas gigantes dominando al mundo como ocurre con el acero. Hace la comparación con conocimiento de causa porque estuvo en la industria siderúrgica por veinte años.

“Es imposible. Los textiles cambian con la moda”, sostiene. Los empresarios de ese sector deben tener una mayor agilidad para responder, una característica que no en necesariamente un requisito para Arcelor Mittal y las grandes del acero. “Tiene una dinámica de mercado diferente”, asegura.

La estrategia de Clariant
El precio de la acción de Clariant venía en baja estrepitosamente desde enero del año pasado. Pasó de algo más de 21 francos suizos por acción a un poco menos de 8, esto es una pérdida de 62%. Al parecer, a principios de este año se detuvo la caída y el precio se estabilizó por los 9 francos suizos por acción.

¿Qué está haciendo la administración para consolidar una nueva tendencia al alza?

De un lado, un ahorro de costos que los lleve a una posición de liderazgo en esa materia y la incorporación de nueva tecnología y nuevas ideas. Esos son dos de los rasgos más importantes de la estrategia como la refiere Jan Secher.

Las modificaciones en ese sentido han cambiado la forma de pensar de las personas en la organización, señala.

Dentro de ese plan encaja perfectamente la movida reciente de reorganización de Clariant en Colombia. En la población de Cota, vecina de Bogotá, reunió sus cinco operaciones que estaban dispersas: Toschem de servicios petroleros; Masterandina que produce colorantes (masterbatches), y las tres antiguas sedes de Sandoz y Hoechst en Bogotá y Medellín.

Con ese plan, las utilidades del cuarto trimestre estuvieron en línea con las expectativas, dijo el presidente mundial. Pero además, a finales de 2006 se montó un programa muy riguroso de administración de activos que dio como resultado que el flujo de caja aumentó 65% el año pasado y los costos bajaron en 0,5%.

Sus planes de inversión los llevarán por lo pronto a China e India para atender la demanda creciente y al Oriente Medio, que tiene como atractivo el bajo costo de las materias primas.

En menor medida aprovecharán oportunidades de inversión en otras regiones y todas las opciones de ahorro de costos como la que acabaron de encontrar en Colombia.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?