| 12/3/2010 8:00:00 AM

Minagricultura lanzó nueva alerta por rebrote de la roya

El ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Juan Camilo Restrepo Salazar, formuló un nuevo llamado a las más de 500.000 familias cultivadoras de café para que aceleren el proceso de renovación de cafetales con variedades resistentes a la roya.

“Aun tenemos dos tercios del área sembrada en variedades susceptibles a la roya y ello nos expone a un riesgo incalculable”, señaló Restrepo en el Congreso Nacional de Cafeteros que se clausura este viernes en Bogotá.

El ministro instó nuevamente a los cultivadores a utilizar los incentivos y apoyos previstos en el Plan de Choque contra la roya que pretende atender y mitigar el impacto de la epidemia.

El programa pretende incentivar una adecuada nutrición de las plantas que han resistido el ataque y acelerar el proceso de renovación por siembra.

Restrepo manifestó la preocupación del Gobierno por la ostensible reducción de la cosecha cafetera colombiana. Las pérdidas acumuladas por los cultivadores, atribuibles al clima y a la roya, entre los años 2009 al 2011 habrán alcanzado los doce millones de sacos, el equivalente a un año tradicional de cosecha.

“Con la ayuda de todos ustedes no vamos a permitir una pérdida de participación ni dentro del sector agropecuario nacional y menos en el mercado mundial”, subrayó durante su intervención.

El jefe de la cartera agropecuaria informó al gremio cafetero que para el año entrante se reservaron partidas presupuestales que superan los $100.000 millones para impulsar programas de reactivación cafetera, renovación de cultivos, protección del precio, promoción de la reforestación, competitividad, investigación del genoma del café y fortalecimiento de la asistencia técnica a nivel nacional.

Este viernes el ministro de Hacienda, Juan Carlos Echeverry clausura el evento.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?