| 5/20/2009 12:00:00 AM

México se contrajo 8,2% en el primer trimestre

En los tres primeros meses del año, la economía mexicana se desplomó por la crisis de Estados Unidos. La producción manufacturera, las exportaciones y la inversión extranjera, se resienten con fuerza. El efecto del AH1N1 se verá en los datos del segundo trimestre.

La economía mexicana se contrajo 8,2% en el primer trimestre al caer las exportaciones manufacturadas, incluso antes de la epidemia de gripe porcina que paralizó muchas actividades económicas.


La economía del país parece dirigirse a su mayor contracción desde el llamado efecto tequila, que provocó un retroceso del 6,2% en 1995.


El sector manufacturero encabezó la contracción con una caída del 13,8%, seguida de un 7,7% en el sector de la construcción, comparada con el mismo trimestre en el 2008, según cifras del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática.


Los economistas del Grupo Financiero Banamex, uno de los bancos más grandes del país, habían pronosticado una contracción del 7,7% en general.


Las manufacturas suman un cuarto del producto interno bruto y el 80% de las exportaciones del país. Se vieron especialmente afectadas por su relación estrecha con Estados Unidos, dijo Sergio Kurczyn, analista económico en Banamex


El secretario de Hacienda Agustín Carstens declaró el 7 de mayo que el país está en recesión y estimó que la economía se contraerá 4,1% este año. El Banco de México pronostica que la contracción será del 4,8%, pero los expertos de Banamex señalan que será de 5,2%.


México ha sido afectado ante la crisis de Estados Unidos, que reduce las exportaciones a ese país, la inversión extranjera, el turismo y los envíos de remesas de los inmigrantes, cuatro elementos esenciales de la economía mexicana.


Después del Tratado de Libre Comercio de América del Norte ambos países afianzaron su relación económica y ahora Estados Unidos compra 80% de las exportaciones mexicanas, le proporciona dos tercios de los turistas que lo visitan, y es el principal mercado laboral para millones de inmigrantes mexicanos, según Alfredo Coutino, director de Latinoamérica en el sitio de Internet Moody's Economy.com.


El impacto de la recesión en Estados Unidos se magnifica con el tiempo. Por cada punto porcentual que cae el PIB en ese país, el PIB mexicano retrocede casi 1,4% en el siguiente año, escribió Coutino en una nota a los inversionistas.


La crisis económica mundial también ha dificultado el crédito para las compañías y consumidores mexicanos, extinguiendo casi por completo cinco años de un crecimiento en los préstamos.


Además la crisis debilitó las monedas de los países emergentes, lo que hizo que el peso mexicano perdiera casi un tercio de su valor ante el dólar y que las empresas reportaran importantes pérdidas en los derivados invertidos en pesos.


El gobierno ha tenido una respuesta poco agresiva ante la crisis, su plan de estímulo económico suma 1% del PIB y es mucho menor que en otras naciones, dijo Kurczyn. El Banco de México recortó desde enero su tasa de préstamos tres puntos porcentuales a 5,25% para apoyar el crecimiento, pero según Coutino esta es una respuesta lenta.


Al mismo tiempo la inversión privada comienza a menguar. El presidente Felipe Calderón se reunió con directores de 38 empresas multinacionales que prometieron invertir US$6.300 millones en nuevos proyectos en México durante el año, pero esto es 6% menor del gasto promedio en el 2007 y el 2008.


La epidemia de gripe porcina llegó durante el segundo trimestre, lo que hizo que los centros turísticos quedaran vacíos y llevó al cierre temporal de todos los negocios en la zona metropolitana de la Ciudad de México, que cuenta con 20 millones de habitantes y suma el 30% de la economía mexicana, según cifras de Banamex. Por ahora el brote parece estar bajo control, pero se espera que reduzca otro 0,3% la tasa de crecimiento anual, de acuerdo con el banco.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?