| 9/16/2008 12:00:00 AM

Mercados reaccionan al anuncio de la FED

El tercer día del sacudón finaciero global estará marcado por la decisión de la FED de mantener su tasa de interés de intervención y el rescate de AIG.

Las Bolsas mundiales en su mayoría cerraron el martes la turbulenta jornada con un avance considerable, recuperándose al final del día del peor de los derrumbes en años. La mejora se dio gracias a la confianza que generó la Reserva Federal de Estados Unidos, la Fed, al anunciar el inició de una discusión sobre la ayuda que se le daría a American International Group (AIG), a pesar de que se esperaba un recorte en las tasas para que se redujeran los costos para pedir prestamos.

En la mañana del miércoles, se confirmó que la Fed le daría un préstamo de emergencia de US$85.000 millones a la aseguradora, con lo que las bolsas de asia comenzaron su recuperación, lo mismo que algunos de los mercados de Europa.


A pesar de que el 92% de los operadores según la última encuesta realizada por Bloomberg esperaban una disminución de 25 puntos básicos en la tasa de intervención, la FED decidió no modificarlas y mantenerla en 2%. La solución que dio fue, en cambio  la de ofrecer en dos subastas huy miércoles, una inyección de  US$70.000 millones en títulos del Tesoro a entidades financieras en crisis  dentro de un plan de Facilitar Préstamos de Valores a Término.

Con esta medida se pretende mejorar vía liquidez al sector bancario sin tener que modificar su política monetaria de largo plazo generando a su vez confianza a los inversionistas.

Monedas

El dólar tuvo un comportamiento bastante positivo comparado con los otros mercados. La divisa siguió ganando terreno frente a las monedas del mundo apoyado por el descenso en los precios del petróleo y la mayor aversión al riesgo.

De esta manera el dólar abrió la jornada con un diferencial al alza de 19 pesos con respecto al cierre de ayer. Al finalizar la jornada el dólar se ubicó en 2,104 pesos, lo que representa un incremento de 36 pesos con respecto a la jornada anterior.

Acciones en Colombia

El mercado de renta variable colombiano cerró el martes de manera similar a como cerraron las diferentes bolsas del mundo, tras el incremento en la aversión al riesgo por la incertidumbre de la situación de AIG y el futuro del mercado financiero de Estados Unidos. Adicionalmente, el mercado se vio afectado por el descenso en los precios del crudo que afectó negativamente la cotización de la acción de Ecopetrol.

El índice general IGBC, se ubicó en 9.194,87 unidades, con una variación negativa del 3,78%. En lo corrido de 2008 este indicador acumula descenso del 14,02%. Hoy se negociaron $160.008,96 millones en 3.030 operaciones.

La especie con el volumen más alto de negociación fue Ecopetrol, con $107.741,50 millones (variación negativa en su precio del 3,62% a $2.530,00) y los títulos con mayor descenso en la jornada la más importante fue la acción preferencial de Bancolombia, con una variación negativa del 5,66% a $16.340,00. Otras depreciaciones importantes fueron las registradas por Bancolombia (con una variación negativa de 5,39% a $15.800,00) y BVC (con una variación negativa de 5,07% a $28,10).

Qué ha pasado con AIG


La aseguradora más grande de Estados Unidos, American Internacional Group Inc (AIG) se salvó aparentemente de seguir los pasos del banco de inversión Lehman Brothers. Con un préstamo de US$85.000 millones en el bolsillo podrá sanear su endeble situación financiera, pero posiblemente tendrá que vender partes de su operacón y recurrir a nuevos préstamos.

 

En la madrugada colombiana del miércoles, los tenedores de pólizas de AIG en Singapur hacían filas para cancelar sus contratos, con el temor de que la ayuda no sea suficiente.

 

La gobernación del Estado de Nueva York ya le había prometido US$20.000 millones

 

Qué esperar


Varios analistas consultado por Dinero.com creen que lo peor esta por venir pues aunque economías como la de China y las de otros países emergentes de gran tamaño pueden ayudar a amortiguar el golpe de la crisis financiera. Lo cierto es que la crisis es solo un ingrediente más que se sumó para formar la tormenta perfecta, pues no hay que olvidar la crisis hipotecaria y el principal problema que traían las economías en todo el mundo, el alto riesgo latente de inflación presentado por los países desarrollados, originado principalmente no por la demanda de bienes básicos de subsistencia sino por una respuesta a los aún altos precios del petróleo, pues a pesar de que su precio ha bajado US$55 desde su máximo en julio pasado, esta tendencia podría nuevamente cambiar si este commoditie se convierte en refugio de inversionistas que le huyen a los problemas de los bancos como lo es en estos momentos el oro.

Ante esta situación se esperaría que los bancos centrales de las economías emergentes y que se encuentran en un ciclo de política monetaria contractiva (subiendo encajes y tasas de interés) mantengan esta postura y que pronto los Estado Unidos se sume, dado su preocupación ante los temores en el mercado financiero y el mercado laboral que se ha debilitado en los últimos meses.


Por estas razonas se podría explicar por que la FED no bajó tasas y sí aumento liquidez para prestar a los bancos en crisis. Esto implica que la recuperación de EE.UU podría demorarse, afectando las exportaciones de países que proveen al país del norte como el nuestro y una desaceleración importante en la demanda interna de los mismos. 

En el frente financiero, siguen apareciendo nuevos heridos. En el Reino Unido, se habla de la compta del banco Hbos por el Lloyds TSB. Se trataría de una jugada para evitar que el primero llegue a una situación de problemas demasiado severos. Con esto parece claro que el final de la historia del peor sacudón financiero de los últimos tiempos, no ha llegado.

 

 


Dólar supera barrera de los $2.100
 

 Lunes negro para el mercado bursátil

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?