| 10/10/2008 12:00:00 AM

Mercados naufragan en turbulencia financiera

Los mercados europeos volvieron a protagonizar el viernes una desbandada general tras el derrumbe que sufrieron la víspera Wall Street y Asia.

Esto se debió ante la creencia de que los planes elaborados esta semana por los bancos centrales y los gobiernos más acaudalados para descongelar el crédito no han persuadido a los bancos a que se presten entre ellos.

Al mediar la jornada en Londres, el índice de 100 acciones del Financial Times-Bolsa de Valores bajó 328,03 puntos, el 7,6%, a 3.985,77, por debajo de los 4.000 puntos por primera vez en cinco años. En Francfort, el índice DAX bajó 399,92 puntos, el 8,2%, a 4.487,08, y en París, el CAC-40 retrocedió 254,03, un 7,4%, a 3.188,67.

La contratación fue suspendida en varias ocasiones en los mercados de valores de Austria, Rusia, Islandia, Rumania y Ucrania, mientras que en Milán fue suspendida la contratación de casi la mitad de los valores ofertados debido a las excesivas pérdidas.

Pese a la coordinación para reducir las tasas de interés anunciadas el miércoles, y las inyecciones masivas de circulante, las tasas que los bancos cobran en los préstamos interbancarios nocturnos siguen aumentando. No es un buen síntoma porque patentiza la desconfianza reinante en las instituciones sobre la solvencia de la competencia.

La Oferta Interbancaria Ofrecida en Londres, o Libor, en los préstanos a 90 días subió otro 0,07% al 4,82%, dos puntos más que hace un mes, y pese a la reducción del medio punto adoptada esta semana por la Reserva Federal y otros bancos centrales.

"Se trata de un encarecimiento tórrido y que sigue dando un mensaje equivocado ... obviamente la política monetaria está siendo olímpicamente ignorada por los mercados", dijo el analista Howard Wheeldon, de la firma BGC Partners.

"En cierta forma esto es una rendición", agregó en referencia a las ventas masivas dominadas por el pánico.

La reducción coordinada de las tasas de interés que adoptaron esta semana los bancos centrales a fin de descongelar el crédito y fomentar la confianza de los inversionistas no han tenido los efectos deseados, ya que los mercados siguen asustados por la posible magnitud y severidad de una recesión global.

Las bajas del viernes en Europa ocurrieron después que el promedio industrial del Dow Jones cerrara la víspera con una pérdida de 678,91 puntos, el 7,3%, a 8.579,19, su primer cierre por debajo de los 9.000 puntos en cinco años. Esa baja estuvo motivada parcialmente por la decisión de la agencia de clasificación de riesgos Standard & Poor's de revisar la calidad de la deuda emitida por la empresa automotriz General Motors Corp.

La pérdida del Dow en siete días de un 20,9% es la mayor desde el 26 de octubre de 1987, cuando el Dow retrocedió el 23,8%. En contraste el 19 de octubre de 1987 perdió casi un 23%.

En la apertura del viernes, el Dow bajó casi 340 puntos a 8.270 puntos.

Las autoridades regulatorias de Rusia ordenaron que el mercado MICEX de Moscú no abriera a la hora acostumbrada, mientras la apertura en la plaza RTS fue también pospuesta hasta nuevo aviso, dijo la agencia informativa estatal RIA-Novosti.

En Japón, la bolsa de valores de Tokio resintió su peor cierre semanal en la historia con un derrumbe de casi el 10%.

"Las ventas están imparables en Nueva York y Tokio", señaló Yutaka Miura, estratega de la firma de inversiones Shinko Securities Co. Ltd. en la capital japonesa. "Los inversores cayeron presas del temor".

Los ministros de finanzas y titulares de bancos centrales del Grupo de los Siete países más industrializados del mundo se preparaban para reunirse el viernes en Washington, pero el escepticismo privaba en analistas de Asia sobre la eventual adopción de soluciones que alivien verdaderamente el contagio de la crisis financiera.

En Australia, donde el índice S&P/ASX200 se desplomó por primera vez 8,3%, observadores del mercado calificaron la jornada como "viernes negro".

"En mi opinión, ha sido una venta exagerada, y todavía no tocamos fondo", consideró Rober Chandler, asesor de clientes del banco ABN AMRO Morgans en Sydney.

Los indicadores principales de Hong Kong, India y Singapore cayeron entre 7% y 8%. El Indice Compuesto de Shanghai _clave en el mercado de China_ tuvo una disminución moderada de 3,6%.

Los inversores en Japón enfrentaron una causa adicional de nerviosismo debido a que la aseguradora mediana Yamato Life Insurance Co. se declaró en bancarrota el viernes por las pérdidas sufridas ante la crisis internacional _ la aseguradora es una de las primeras instituciones financieras que quiebran en Japón por la turbulencia financiera.

En Tokio, el parámetro preferencial Nikkei 225 se desplomó 881,06 puntos, el 9,6%, hasta las 8.276,43 unidades _su cierre más bajo desde mayo del 2003. El índice resintió también su pérdida porcentual más cuantiosa desde la crisis bursátil local en octubre de 1987. El Nikkei perdió esta semana casi una cuarta parte de su valor.

En Indonesia, las autoridades suspendieron las transacciones indefinidamente en la Bolsa de Valores de Yakarta, luego de cancelarlas el miércoles por un caída de 10%.

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?