| 8/24/2010 8:30:00 AM

Masiva participación en rueda de negocios con Venezuela

Unos 46 compradores de diferentes países participan desde ayer en la Macrorrueda Internacional de Negocios "Frontera Productiva", organizada por el Gobierno colombiano para salvar la economía de las regiones en la frontera con Venezuela.

La presidenta del Fondo de Promoción de Exportaciones de Colombia (Proexport), María Claudia Lacouture, resaltó que este encuentro tiene como propósito diversificar los mercados de exportación para el país, además de fortalecer el comercio con Venezuela.

A la macrorrueda, que concluirá hoy, 24 de agosto, asisten 46 compradores de Chile, Costa Rica, Ecuador, Guatemala, México, República Dominicana, Panamá y Puerto Rico, entre otros países, y se tienen previstas más de 650 citas de negocios entre empresarios del fronterizo departamento de Norte de Santander y compradores de distintas delegaciones del mundo.

"Cúcuta y Norte de Santander representan la imagen de uno de los más grandes desafíos que promueve el nuevo Gobierno: la diversificación de los mercados", destacó Lacouture.

La funcionaria resaltó que con el reciente restablecimiento de las relaciones con Venezuela no se puede "bajar la guardia" sino, por el contrario, "se deben mantener los esfuerzos de buscar nuevos compradores".

Además, destacó la participación de 177 empresarios de Norte de Santander, en representación de 122 compañías afectadas por el cierre temporal de la frontera con Venezuela.

"De las 12.000 empresas exportadoras de Colombia, la mitad tienen concentradas sus ventas en un solo destino y eso debe cambiar", dijo.

Como ejemplo indicó que de acuerdo a las estadísticas, en la actualidad el segundo destino de las exportaciones de Norte de Santander después de Venezuela es Hong Kong.

"Eso demuestra que la diversificación sí es posible", puntualizó. 

EFE

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?