| 9/30/2008 12:00:00 AM

Más víctimas

Bélgica y Francia ayudarán al grupo de servicios financieros Dexia con una inyección de capital. Compra de Hbos podría fracasar.

LONDRES - Bélgica y Francia salieron a intervenir el martes para ayudar al grupo de servicios financieros Dexia con una inyección de capital e Irlanda prometió hasta 400.000 millones de euros para garantizar depósitos bancarios.

Estas medidas fueron adoptadas en Europa después del rechazo de la Cámara de Representantes de Estados Unidos al proyecto de rescate financiero de 700.000 millones de dólares, que sacudió a los mercados de todo el mundo.

Importantes políticos y banqueros coincidieron en llamar a la tranquilidad a los inversionistas y en asegurar a los clientes que sus ahorros están a salvo, brindando algo de alivio tras días de frenética actividad.

Tras negociaciones que duraron toda la noche, los gobiernos belga, francés y luxemburgués, junto a los accionistas, prometieron 6.400 millones de euros (9.200 millones de dólares) para Dexia de manera de apuntalar su capital e intentar recuperar la confianza en el banco.

Una nacionalización parcial de Fortis, su rival de la región de Benelux, puso el lunes en fila a Dexia como un nuevo potencial banco en problemas.

"El efecto dominó de la quiebra de bancos comenzó y ahora se está esparciendo por Europa, sólo miren a Fortis y Dexia", comentó Sebastien Barthelemi, analista de Louis Capital Markets.

"Hace largo tiempo temíamos de los riesgos sistémicos, ahora vemos caer los dominós uno tras otro. Es espeluznante", agregó.

Los bancos europeos se vieron remecidos luego de que los legisladores estadounidenses rechazaran un plan de rescate del sector financiero el lunes, lo que hizo derrumbarse a las bolsas estadounidenses y asiáticas.

Entre las mayores caídas bursátiles se encontraron los papeles de los bancos Royal Bank of Scotland, Deutsche Bank y BNP Paribas.

El título del británico HBOS retrocedió un 12 por ciento, ante los persistentes temores de que su adquisición por parte de Lloyds TSB, que fue mediada por el Gobierno a inicios de mes, pudiera fracasar, dijeron analistas.

Los títulos de Dexia saltaban un 13 por ciento tras el anuncio de su aumento de capital.

Los bancos irlandeses también subían, después de que el Gobierno de ese país anunció que garantizará todos los depósitos bancarios por dos años.

Francia también se apresuró para asegurar a los ahorrantes que su dinero está a salvo.

"No hay razón para asustarse y para caer en el pánico", comentó a la radio RTL el miembro del consejo del Banco Central Europeo, Christian Noyer, tras conversar con el presidente francés Nicolas Sarkozy.

(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?