| 10/27/2011 2:40:00 PM

¡Más TLC, por favor!

Los empresarios del agro decidieron pasar la página del TLC con Estados Unidos y, antes que seguir quejándose, buscan acuerdos comerciales donde sean ganadores.

Los empresarios del agro no quieren seguir llorando sobre la leche derramada. Por eso, antes que mantener sus quejas frente al impacto del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos, están redoblando sus esfuerzos para pedir al gobierno otros TLC. Pero esta vez con los países asiáticos.

“Los tratados con Canadá, Estados Unidos y la Unión Europea han sido favorables para la industria. Ahora esperamos que los nuevos TLC se negocien con Asia Pacífico, donde está concentrada la demanda de proteína animal y el beneficio neto es para el sector agrícola colombiano”, asegura Rafael Mejía, el presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia, SAC.

En medio del alboroto generado por el TLC con Estados Unidos, los productores del agro quieren pasar la página y dedicarse a trabajar en las oportunidades que ofrece el comercio exterior con Corea, China y Japón. Contrario a lo que ocurría en 2006 –cuando empezó la negociación con Estados Unidos–, hoy la mayoría de sectores agropecuarios muestran una posición más robusta. Por eso, quienes vaticinaron la desaparición de los cultivos de maíz blanco y maíz amarillo, por ejemplo, se quedaron esperando que eso sucediera, pues el área sembrada ha crecido de manera sostenida en los últimos años.

De hecho, el Plan País Maíz, del Ministerio de Agricultura, logró que en el primer semestre de 2011 creciera 15% del área sembrada y se espera 24% para el segundo, según el presidente de Fenalce, Henry Vanegas. El directivo cree que la siguiente fase será invertir en tecnología de semillas híbridas para “romper el círculo de pobreza que ha generado la semilla de variedad, con baja productividad”.

La industria porcícola también ha tenido su cambio extremo: reporta crecimiento anual de 6,8% en el último lustro, y avanza en formalización y mejores prácticas sanitarias. Carlos Maya, gerente de Asoporcicultores, dice que aún sin TLC hay que llegar a Asia por las enormes oportunidades. China, Japón y Corea del Sur son los líderes en importaciones de carne de cerdo y su consumo per cápita supera 30 kilos por persona.

Jorge Enrique Bedoya, presidente de Fenavi, coincide en que las oportunidades están en Asia, debido a la creciente demanda de proteína. El gremio trabaja en integrar una oferta atractiva para ese mercado, que compense el impacto de los TLC negociados.

Pero llegar a estos países también exigirá la provisión de bienes públicos. Por eso, los gremios han sumado sus voces para pedir la mejora en la infraestructura, mayor acceso al crédito, ayudas para mejorar la tecnología y asistencia técnica.

También el fortalecimiento institucional será clave. Mejorar el nivel del ICA y el Invima para facilitar los procesos sanitarios y reglamentar los procedimientos de comercio en la Dian, son temas críticos. La carrera del agro por los mercados asiáticos apenas comienza, y todo apunta a que esta será de largo aliento.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?