| 5/4/2011 8:40:00 AM

Más desmovilizados empleados, que guerrilleros activos

A la fecha hay 6.583 reinsertados trabajando formalmente y cotizando a salud. Más de 300 en formación universitaria en carreras como Medicina, Derecho y Contabilidad. Alejandro Eder, alto Consejero para la Reintegración habló con Dinero.com.

Después de cruzar datos con las entidades prestadoras de salud, el Programa de la Alta Consejería pudo establecer que hay 6.583 exmiembros vinculados al sector formal de la economía nacional, además 1.000 empresas vinculadas a este programa del Gobierno que respalda tres mecanismos específicos.

“Este es un porcentaje importante de la población, es inclusive, más de los combatientes que tiene las Farc que hoy equivale a 5.900 guerrilleros (según las cifras que maneja el Ministerio de Defensa). Es decir son más desmovilizados trabajando, que combatientes”, le dijo a Dinero.com, Alejandro Eder.

Del total desmovilizados trabajando hay 4.000 que están vinculados directamente al programa, el resto optaron por no hacerlo para evitar la estigmatización. Eder reconoció que este es uno de los problemas endémicos de esta población. “Hay muchos que han conseguido trabajo, pero cuando sus jefes se enteran que pertenecieron a la guerrilla pierden el empleo. Si uno ve la realidad de esta población todavía hay una percepción de que están todos delinquiendo, cuando en realidad la tasa de reincidencia es inferior al 7%. Lo importante es darle una oportunidad a estas personas para ayudar en la consolidación de la paz en el país”, dijo.

Con la aprobación de la Ley del Primer Empleo también se avalaron beneficios fiscales, en los primeros tres años, para las empresas que generen nuevos empleos y vinculen a desmovilizados.

“Nosotros contamos con un psicólogo por cada cien desmovilizados, es decir que nosotros aseguramos que las personas están preparadas para ingresar al sector laboral”, precisó el Consejero Presidencial.

Las empresas hoy tienen tres opciones para participar activamente en este proyecto. El primer es a través de la vinculación formal de personal en la nómina. Dos a través del Banco de Tiempo, en el que los altos ejecutivos donan tiempo para capacitar a los integrantes del proceso y el tercero, que es el más novedoso, es apoyar negocios inclusivos.

Este último consiste en que una empresa decide apoyar un proyecto productivo, por ejemplo, de elaboración de insumos no vitales o un proceso externo para que contraten directamente a los desmovilizados como sus proveedores (en igualdad de condiciones), con el compromiso de apoyar, acompañar todo el proceso y hasta ofrecer préstamos para montar la empresa.

“Lo más importante es que en Colombia comencemos a saber la vedad sobre este proceso, que a pesar de las dificultades ha sido un proceso exitoso y que es importante bajar la estigmatización y darles una oportunidad de empleo. Este es el mayor reto que estamos enfrentando”, concluyó el funcionario.

Desde el 2003 se han desmovilizado 52.000 personas. Aproximadamente hay 32.000 aún están activos en el proceso de reintegración. Más de 20.000 personas han recibido formación académica (Colegio), 10.000 que han cursado programas técnicos y 300 en la universidad en carreras como Medicina, Contabilidad, Derecho, entre otras.

Se sabe que 3.000 personas han desertado del programa del Gobierno, por lo que están en la cárcel o han vuelto a delinquir. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?