| 4/25/2008 12:00:00 AM

Más controles para frenar revaluación

Emisor decidió fijar mayores controles en la entrada de capitales para contrarrestar la caída del dólar


Con el fin de frenar la caída del dólar frente al peso colombiano, el Banco de la República tomó hoy la decisión de fortalecer aún más los controles para la entrada capitales al mercado colombiano. Así lo explicó en dialogo exclusivo con DINERO.COM Gerardo Hernández, gerente Ejecutivo y Secretario de la Junta Directiva del Emisor.

De acuerdo con la explicación del directivo, la primera medida tomada por la Junta fue la de establecer la obligación de depósito a la financiación de importaciones de más de seis meses.

Según Hernández, si esta situación se presenta el importador tendrá que constituir un depósito de endeudamiento externo por un periodo de 6 meses, cuyo monto será del 40% del valor de la financiación.

Esta medida opera para los bienes de capital de trabajo y prefinanciación. Cabe recordar que antes de la norma solo aplicaba hasta un plazo de 6 meses.

La segunda medida, explica el funcionario, esta relacionada con aquellos casos en los cuales los residentes sean destinatarios indirectos de recursos provenientes de créditos externos utilizados para constituir empresa en el exterior.

Es decir, también tendrán que hacer depósito los colombianos que ingresen dólares al país producto de endeudamiento adquirido con el fin de constituir empresas en el exterior.

Con todo, la labor de contener la entrada de capitales parece ser mucho más difícil de lo que la Junta puede contener. DINERO.COM pudo establecer que un volumen importante de dineros que entran para aprovechar la revaluación del peso y las altas tasas de interés colombianas, está llegando bajo la clasificación de inversión extranjera directa. La magnitud del problema es incluso difícil de establecer.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?