| 6/13/2007 12:00:00 AM

"Más computadores son clave para el desarrollo": Ayala

En el año 2015 habrá mil millones de personas con acceso a un computador. Este es el objetivo de “Potencial Ilimitado”, el programa de Microsoft para llevar la tecnología a regiones que hoy no la tienen.

Orlando Ayala es el vicepresidente del grupo de Mercados Emergentes de Microsoft, pero esto tal vez no diga mucho de su misión en Colombia. Pero si se cuenta que él logró traer a Bill Gates al país y que guarda en su bolsillo la llave para traer cien mil computadores que están abandonados en una bodega de Canadá, en espera de ser utilizados por las comunidades de escasos recursos de Colombia, su papel en el país toma mayor sentido.

Él es el vocero del programa “Potencial Ilimitado” de Microsoft, la mayor compañía del mundo en software, servicios y tecnologías de internet. Es colombiano y su plan es replicar en el país la idea que Gates ha propuesto para su compañía en los próximos años: incluir digitalmente para el año 2015 a más de mil millones de personas en todo el mundo mediante acciones conjuntas con gobiernos, representantes de gremios industriales y ong’s.

Dinero.com habló con él sobre este plan y sobre lo que debe hacer Colombia para salir del atolladero tecnológico en el que aún se encuentra, a pesar de los esfuerzos de mejorar en este aspecto.

¿Cómo se puede dar acceso a mil millones de computadores a igual número de personas que aún no resuelven sus problemas más elementales como salud, educación y vivienda?
No cabe duda de que no se puede dejar de invertir en necesidades básicas. Lugares como África tienen una tasa de analfabetismo que alcanza el 70%; además una gran cantidad de la población no tiene acceso a agua o luz. Esto no es cuestión de lo uno o lo otro. Las necesidades básicas deben tener una inversión continua, pero resolverlas no provee un modelo económico sostenible a largo plazo. Es importante, pero no proporciona un modelo de sostenimiento económico a largo plazo asociado a la mayoría de la gente.

Entonces no podemos esperar a que todo se arregle desde el punto de vista de las necesidades básicas para empezar a pensar que la tecnología puede resolver muchos de estos problemas. En India por ejemplo, ya se trabaja en este sentido. Hay programas en los que la comunidad ha utilizado el software para obtener agua más limpia. Todo hay que conectarlo ¿cierto? No se puede seguir pensando de forma secuencial, que si primero se solucionan las necesidades básicas, se puede desarrollar tecnología. Hay que seguir invirtiendo en ellas, pero a la vez hay que invertir urgentemente en educación, porque la pobreza no está solamente en que no hay acceso a la salud, sino también en cosas fundamentales como el acceso sistemático a la educación. Lo ha dicho Bill Gates muchas veces: un muchacho que no tiene acceso a la primaria tiene el 90% más de probabilidades de estar condenado a la pobreza y de generar otra generación de pobreza.

Nosotros somos una compañía de tecnología y eso lo resolvemos con alianzas con el gobierno. Le damos un manejo en paralelo al tiempo que otros resuelven las necesidades básicas.

¿Y por qué Microsoft se echa a cuestas esta carga?
Porque no es una carga. Muchas de las cosas que ocurren en el mundo suceden porque alguien tiene que liderar. Creo que Microsoft está muy bien posicionado en liderar una iniciativa de estas características, dado que hoy mil millones de personas han sido habilitadas con computadores nuestros. Tenemos la base de entendimiento de cómo usar tecnología de manera masiva y eso nos llevó 35 años. Ahora lo tenemos que acelerar. “Potencial Ilimitado” tiene la visión de adicionar otros mil millones de personas para el año 2015. Esto quiere decir que lo que nos tomó 35 años en desarrollar lo debemos hacer ahora en ocho años y ese es un objetivo muy claro para la compañía.

¿Cómo replicar este objetivo global en Colombia?
Por ahora hemos hecho alianzas en Bogotá, con la Alcaldía de Medellín; tenemos asociaciones con el Ministerio de Educación, con el de Comunicaciones, con la fundación “Mi sangre”, de Juanes, el Sena, porque esto no lo resuelve una sola compañía, es un compromiso de varios actores y eso es lo más importante.

¿El modelo para el país qué estrategia utiliza?
Afortunadamente tenemos potencial humano. Estamos enfocados en tres aspectos importantes. Primero, el acceso a la educación a través del uso de computadores y de contenido que le llegue a la mayoría de la población, especialmente de estratos uno y dos.

Segundo, la capacidad de incorporar centros de innovación para la creación de una industria de software, como hemos hecho con el Sena, que es importante para que los estratos dos y tres tengan acceso a nuestra tecnología y puedan generar emprendimiento.

Y tercero, tras esa innovación, generar trabajo y centros de emprendimiento de tal manera que se vea favorecida la población especialmente vulnerable.

Cambiando de tema ¿cómo ve a Colombia en el tema de conectividad, qué trabajo está pendiente por hacer?
Esto hay que mirarlo de varias formas. Allí debe hacer una combinación entre el gobierno y las compañías que tienen la capacidad de hacer inversión en telecomunicaciones. Si bien la penetración de internet en empresas ha mejorado bastante, al punto de considerarse que está a nivel alto, en el ámbito de población el porcentaje que arroja continúa siendo menor al 10%. Para la región esto es muy pobre. Parte del diálogo sostenido con el Ministerio de Comunicaciones es cómo acelerar esta capacidad para poder tener una conectividad de una velocidad más alta. Por eso es tan importante el programa de computadores para educar, que no se queda sólo en el computador sino que incluye software, contenido más soporte para la conexión de banda ancha para las cabeceras de los municipios... yo espero que en los próximos cinco años Colombia pueda resolver este problema y acelerar estrategias más innovadoras al respecto.

¿Y el precio sigue siendo un problema que frena la conectividad?
Sí, aunque es relativo. Por ejemplo en Burkina Faso, en África del este, una conexión a internet cuesta mil dólares. En Colombia cuesta 50 dólares y en los países desarrollados cuesta 20 dólares con tendencia a que siga cayendo. Colombia está al doble o un poco más de lo que vale la conexión en un país desarrollado. Bajar los costos es importantísimo y el país debería establecer acceso gratis a las comunidades vulnerables y en los demás casos conceder algunos incentivos para la penetración de internet para que la tarifa cree más escala.

En su opinión ¿considera que las empresas colombianas ya le dan la suficiente importancia a la sistematización de sus procesos para mejorar su competitividad?
Se ha avanzado en eso, pero en lo que no se ha avanzado es en la conexión de las cadenas de valor. Las empresas implementan la tecnología principalmente en la automatización. Pero todavía hay mucho atraso en la conexión de la cadena de valor, que incluye proveedores, otras compañías pequeñas, pymes. Por eso es importante la agenda de conectividad. Es importante la conectividad del gobierno electrónico. Crear un nuevo negocio en Colombia tarda 45 días y el promedio de Estados Unidos es de 15 días o menos. Tenemos una brecha importante en el tema de conectar las cadenas de valor y esto es lo que deben entender las empresas que quieren conseguir productividad.

¿Cómo salir de ese rezago en la conexión de las cadenas de valor?
Necesitamos una infraestructura básica y por eso es importante la agenda de conectividad. Por eso es tan importante la penetración de internet. Veamos por ejemplo Chile, ese país tiene automatizadas casi el cien por ciento de las compras de gobierno y eso garantiza una transparencia total del proceso. En Colombia no hemos llegado a eso todavía.

Mientras tanto la corrupción sigue siendo un problema para el país...
Sí, Colombia está lejos de lograr la transparencia, pero es un desafío muy importante. Por eso la implementación de temas de gobierno electrónico es fundamental, En países como Canadá y Chile los gastos de un funcionario de gobierno los puede ver cualquier persona al centavo, obviamente estamos lejos de ver eso aquí en Colombia.

Al hablar un poco con el alcalde de Medellín, Sergio Fajardo, me di cuenta que la plata no es un problema para el progreso de Colombia. Él decía que el problema es que ésta termina en el lugar donde no debe estar. Por eso es importante la habilitación de todas las secciones del gobierno en una columna vertebral digital.

¿Y cuánto le va a costar al país estar donde debería estar tecnológicamente, ya sea en dinero o tiempo?
Podría dar una cifra en porcentaje. La inversión de tecnología en Colombia en producto interno bruto está por debajo al promedio de Latinoamérica. Y si se mira el promedio de los países desarrollados el porcentaje desciende aún más. Creo que alcanza el 2% del PIB. Los países desarrollados avanzan al 4% o 5% y el promedio de Latinoamérica está por encima de eso. Colombia, a pesar de que ha invertido más, tiene que acelerar el paso para poner la inversión en tecnología al promedio del que tiene América Latina.

Bill Gates estuvo en Colombia en marzo y usted es de los pocos colombianos que puede decir que lo tiene cerca ¿qué opinión se formó él de nuestro país, luego de esta visita?
Mi mayor orgullo tras la visita de Bill fue haber ido con él a China a lanzar “Potencial Ilimitado” para el mundo y referirse a Colombia como un país que venía haciendo inversiones importantes. Se fue muy impresionado y yo creo que con gran interés de seguir avanzando en los proyectos que hemos establecido en Colombia. Lo tenemos como un país referente para Latinoamérica en inclusión digital.

¿Y cuál fue el interés de traer a Bill Gates a Colombia concretamente?
La razón en particular por la que traje a Bill era mostrarle a la gente que hay en realidad, a pesar de todas las dificultades y la imagen que tiene el país en el exterior, yo creo que Bill se fue muy sorprendido.

Este es un país que tiene gente inteligente y que está muy interesado en moverse económicamente. Es un participante a nivel global y la verdad fue muy importante su visita porque estos son dirigentes que a nivel mundial pueden ser referentes y son personas que pueden cambiar una opinión y redirigir recursos para que nuestro país esté mejor posicionado en el largo plazo.



¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?