| 2/16/2007 12:00:00 AM

Más cambios en Venezuela

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez anunció que hoy aprobaría en el Consejo de Ministros la ley contra la especulación, que reducirá poco a poco el impuesto a las ventas y que el año entrante eliminará varios ceros del Bolívar

CARACAS _ El presidente Hugo Chávez anunció que el año próximo realizará una reforma monetaria que contempla la eliminación de ceros al bolívar, la moneda local, como parte de los esfuerzos de su gobierno para combatir la inflación. Dijo que eliminará tres ceros a la moneda y que la nueva unidad monetaria o "nuevo bolívar" entraría en circulación a comienzos del 2008, aunque no ofreció detalles.

Según él, la medida ayudaría a combatir la inflación y aumentaría la fortaleza de la moneda nacional. "El bolívar fuerte, una moneda fuerte", es la meta planteada, dijo Chávez en su recientemente renovado programa de televisión "Aló, Presidente".
Al cierre del 2006 se reportó en el país una tasa de inflación de 17%, que fue la más alta de la región. La tasa de cambio oficial está en 2.150 bolívares por dólar.

Desde febrero del 2003, opera un control de cambios en el país donde el único ente autorizado para vender dólares y otras monedas es la gubernamental Comisión de Administración de Divisas (Cadivi).

A pesar de que existe una regulación que sanciona el comercio paralelo de divisas, desde hace más de tres años funciona un mercado negro donde se transan sumas millonarias. La divisa estadounidense en las últimas semanas se ha vendido en el mercado paralelo entre 4.000 bolívares por dólar y 4.650 bolívares por dólar.

Justificando la reforma monetaria, Chávez argumentó que el poderoso crecimiento económico experimentado por el país en años recientes, que ha sido alimentado por precios del petróleo altos, había hecho que Venezuela sea "hoy una fortaleza económica en el mundo".

Añadió que era psicológicamente perjudicial para la paridad del bolívar con el dólar que la diferencia sea tan grande. "El nuevo bolívar" simplificaría las transacciones, mejoría la eficiencia, generaría la confianza y frenaría la inflación, destacó.

El gobernante venezolano también anunció que gradualmente será reducido en cinco puntos porcentuales el Impuesto al Valor Agregado (IVA), que actualmente tiene una tasa de 14%.

El IVA se reducirá "en 3 puntos a partir del primero de marzo y 2 puntos adicionales a partir del primero de julio de este mismo año".

"Llegará el momento en que eliminemos definitivamente el IVA y crear otros impuestos como el de patrimonio, impuesto a las riquezas a los que más tienen", declaró.
Otros países como Brasil y Argentina han reformado su signo monetario en el pasado para procurar frenar la hiperinflación, pero algunos economistas dicen que tales medidas tienen poco efecto a menos que sean acompañadas por reformas fiscales.

Contra la especulación
Por otra parte, Chávez ratificó que en breve aprobará un decreto que le dará al gobierno la autoridad para "expropiar" supermercados, almacenes o cualquier comercio en donde sus propietarios estén acaparando alimentos o especulando con los precios.

Anunció que la "ley contra los especuladores" prevé la estatización de los bienes de producción y comercializadoras de alimentos, en caso de que incumplan con la regulación de precios de la carne y otros productos de consumo masivo.
Agregó que el decretó sería aprobado hoy en Consejo de Ministros y entraría en vigencia una vez sea publicado en la Gaceta Oficial.

"No me den motivos, pero si me los dan, yo les voy a expropiar todo lo que tenga que expropiarle en defensa del pueblo venezolano", dijo el mandatario en su recientemente renovado programa de televisión "Aló, Presidente". El anunció surge en medio de los problemas de escasez de algunos alimentos en el país, que según el gobierno se debe al acaparamiento y a especulación.

Destacó que la referida ley contempla sanciones como el decomiso de los productos sometidos a control de precio, el cierre temporal del comercio por un máximo de 90 días con la obligación por parte del patrono del pago del salario a los trabajadores, la expropiación de los "bienes necesarios" e incluso la inhabilitación de personas naturales o jurídicas para el ejercicio del comercio.

La nueva legislación también establece que quien venda alimentos sometidos al control de precios, "en forma directa o a través de intermediarios", a precios superiores a los fijados por las autoridades, podrá ser "sancionado con prisión de 2 a 6 años y con multas".

Invitó a los productores y comerciantes a revertir conductas negativas por considerar que se trata de "un atentado contra la salud nacional". El gobernante ha acusado repetidamente a empresas privadas de acaparar alimentos como carne, azúcar, leche, entre otros alimentos considerados de primera necesidad.

Los comerciantes, por su parte, sostienen que el desabastecimiento es consecuencia de los controles de precios impuestos por el gobierno desde el 2003. Los mercados han dejando de vender algunos productos alegando que los precios fijados por el gobierno no les dejan ningún margen de ganancia, y es por ello que prefieren no comerciarlos.

El gobierno recientemente acordó la exoneración del Impuesto al Valor Agregado (IVA) para las carnes de res, cerdo y pavo, la avena, el maíz blanco, la mayonesa, el queso blanco, y el transporte de alimentos, en un intento por reducir los costos de producción y lograr que los comerciantes vuelvan a vender los productos regulados.

Asimismo incrementaron los precios regulados para la carne de res en 38%, los huevos y el pollo en 45%, y la leche en polvo 5,6%, y sometieron a control de precios toda la "cadena cárnica" desde el matadero hasta la carnicería.

La tasa de 2% que registró la inflación en enero pasado generó alarma en el gobierno que acordó la semana pasada la implantación de un "plan antiinflacionario" para enfrentar el problema.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?