| 12/17/1999 12:00:00 AM

MAR DE INCERTIDUMBRES

Colombia tiene uno de los más pobres desarrollos financieros dentro del contexto mundial y un mercado de capitales excesivamente dependiente de los [)¿¡ricos. Estas condiciones han sido en gran medida causantes de la crisis financiera que afronta el país desde finales de 1998. La creación de incentivos tributarios v legislativos para promover el desarrollo accionario serían una alternativa importante para soportar la recapitalización de las empresas y la reestructuración de sus pasivos con base en el mercado de acciones. Lo más grave es que ni el mercado bancario ni el de capitales están desarrollados en Colombia y en esa situación empata con países como Ecuador y Venezuela.

Del auge a la caída

En la historia bursátil del país, el mercado accionario casi siempre ha estado a merced del desarrollo del sector financiero. El increíble auge de las acciones durante los años 30 y 40 se vio súbitamente desestimulado a partir ole los años 50. La conversión del Banco de la República en banco (de fomento, los cambios en la legislación tributaria, que instauró un gravamen sobre las sociedades y sus accionistas v otorgo ventajas tributarias al endeudamiento, fueron las principales barreras para el desarrollo del mercado de acciones. Empezó a ser más conveniente crecer con deuda que con emisiones de acciones. En 1974, la creación del upac le dio el puntillazo final al mercado bursátil: las corporaciones ofrecían mejores condiciones para el desarrollo en función de rentabilidad y riesgo.

Reina la renta fija

Durante esta última década, el mercado bursátil ha registrado un crecimiento inusitado. Sin embargo, ese desarrollo ha sido impulsado básicamente por las transacciones de títulos de renta fija, a pesar de que los martillos (ventas de empresas por medio de la bolsa) y la oferta pública de acciones (OPA) han movido multimillonarias transacciones en bolsa. En la actualidad, el mercado de títulos está dominado por papeles emitidos por el Gobierno y representa cerca del 40% del PIB mientras las acciones no alcanzan el 5°'o del PIB. La profundidad del mercado de acciones (valor de operaciones como proporción del PIB) nunca logró pasar del 3,5%, lo que demuestra el gran subdesarrollo del mercado de capitales colombiano.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?