Dinero.com Revista Dinero

La prensa británica calcula la fortuna de Adele en US$9,5 millones, la novena entre los menores de 30 años.

| 2/15/2012 6:00:00 PM

‘Mamá, estoy triunfando’

Canciones de despecho, una figura que rompe con los estereotipos comerciales, ser la anti-Lady Gaga y, por supuesto, su chorro de voz, coronaron a Adele en los Grammy y en la industria musical. Un éxito millonario.

Como muchos de los cantantes del momento, se dio a conocer en un show de televisión. Pero a diferencia de sus colegas, no debutó en un reality sino en The Sound Of, programa de la cadena BBC, en el que críticos musicales y figuras de la industria escogen a las diez promesas de cada año; el de la británica Adele fue el año 2008.

Ahí se disparó una carrera meteórica, que en menos de cuatro años le ha servido para ganar ocho premios Grammy –el mayor galardón en el negocio de la música– y batir varios récords del mundo musical al convertirse en la única artista viva que ha tenido simultáneamente dos sencillos y dos álbumes en el top 5 de las listas de ventas en el Reino Unido (cosa que también lograron los Beatles). Además, es la primera cantante con tres hitos en la lista del servicio electrónico de música iTunes al conseguir el sencillo (Rolling in the Deep), el álbum más vendido (21) del año pasado y coronarse como la artista del año.

Hasta enero pasado, de su canción Rolling in the Deep, que la catapultó en Estados Unidos, se habían vendido 8,2 millones de copias en el mundo, de acuerdo con las cifras de la Federación Internacional de la Industria Fonográfica, mientras las ventas del álbum 21 alcanzan los 12 millones de copias.

Con apenas 23 años, la prensa británica calcula que su fortuna alcanza los seis millones de libras esterlinas (US$9,5 millones), lo que la ubica como la novena celebridad más acaudalada entre los menores de 30años. Su popularidad digital también es enorme. Entre 2010 y 2011, las búsquedas sobre Adele en Google aumentaron 1.588%, al tiempo que gracias a la nominación para obtener seis Grammys en 2012 y la confirmación de los mismos, le sirvió para ganar 200.000 seguidores en Twitter y sumar 3,9 millones.

Hoy todos se preguntan cuál es su secreto. Adele no cuadra con los estereotipos de las cantantes de moda. No tiene un cuerpo escultural, ni es protagonista de escándalos. Tampoco monta coreografías elaboradas en sus presentaciones y, para completar, tiene la ventaja de vender sus discos tanto entre la gente joven, como entre los adultos. Su sencillez es otra de las facetas que la pone por fuera de los convencionalismos; al momento de recibir una de las estatuillas en los Grammy se aventuró a decir: “Mom, the girl is doing good”, algo así como el tropicalísimo “Mamá, estoy triunfando”.

Su potente voz es la primera y más obvia explicación, pero la segunda tiene que ver justamente con que rompe el modelo y se ajusta al gusto de quienes ya no quieren más cantantes flacas, ni extravagantes al estilo Lady Gaga.

Hasta publicaciones cuyo foco no es el espectáculo, como The Wall Street Journal, le han dedicado páginas a explicar el éxito de Adele. En un reciente artículo consultaron a varios científicos para saber por qué su balada Someone Like You, del mismo álbum 21, y que al igual que el resto de canciones de ese disco son el resultado del despecho provocado por el rompimiento con su novio, se ha convertido en una canción con un poder sobrenatural para provocar lágrimas en los oyentes.

A pesar de que la experiencia personal y la cultura juegan en las reacciones individuales, los investigadores han descubierto que ciertas características de la música producen fuertes emociones que, combinadas con conmovedoras letras y una voz poderosa, hacen que en el cerebro primen los sentimientos de pesar.

Una de las compañías que mide las canciones más populares a través de listas, Phil Matcham, citada por la BBC, tiene otra explicación para el éxito de Adele: estar en el momento adecuado y con la ayuda de programas como el Factor X, en el cual varios de los participantes han interpretado sus canciones en las audiciones, lo que le da recordación.

El portal estadounidense especializado en música, Prefixmag.com, sostiene que en el fenómeno Adele confluyen varios factores, como el hecho de que también es compositora, y la demanda por nuevos talentos en donde primen más las calidades artísticas que la imagen.

Sin embargo, lo que pocos se animan a decir es si habrá Adele para rato. Su compatriota Noel Gallagher, cantante de la banda Oasis, es pesimista y cree que no tardará en ser olvidada, al igual que otras cantantes que habían acumulado un éxito masivo, pero que se enfrentan a una creciente competencia. Otros consideran que el estilo Adele implica un rompimiento en la industria que la va a consagrar. Las listas como el Top 100 o los Billboard dirán quién tiene la razón.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

>

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×