| 5/23/2012 6:00:00 PM

Los planes de Andrés

Aunque la expansión hacia otras ciudades todavía no cuaja, Andrés Carne de Res tiene planeado aterrizar en México y Venezuela este año. Vienen nuevos formatos.

A mediados de 2009, el fondo de inversión Seaf decidió asociarse con Andrés Jaramillo, creador del exitoso restaurante Andrés Carne de Res, con el objetivo de expandir y consolidar su empresa en el mercado. La unión planteaba, entre otros planes, el lanzamiento de nuevos formatos y la apertura de restaurantes en varias ciudades del continente como Caracas, México, Miami y Nueva York.

Tres años después, la alianza ha logrado consolidar algunos de esos proyectos, como la adecuación de un nuevo restaurante en Bogotá (Andrés DC) y la creación de dos negocios alternos que han contribuido a la expansión de la marca (La Plaza de Andrés y Andrés Exprés Paradero).

El tradicional restaurante campestre –ubicado en Chía, a 30 minutos de Bogotá– también vivió un proceso de remodelación y ampliación de sus instalaciones que le ayudó a elevar su capacidad de comensales e integrar nuevos servicios, como un parque infantil con actividades familiares.

Sin embargo, proyectos claves como la expansión a otras ciudades aún no despegan. Según Guillermo Beltrán, primer ministro de Andrés Carne de Res, en lo que concierne al territorio colombiano la empresa decidió seguir apostándole a Bogotá, al tratarse de un mercado que aún tiene muchas posibilidades por explorar. En el plano internacional, el ejecutivo comenta que ya estarían cerca de cerrar negociaciones para expandir los restaurantes hacia Venezuela y México.

“Fundamentalmente para montar un nuevo proyecto no solo se requiere tener ubicada una locación ideal sino también la energía que nos transmita. Esto demanda tiempo y, para garantizar el éxito de cada uno de los nuevos proyectos, debemos estar seguros de considerar cada variable, pues la inversión nunca será poca”, dice Beltrán.

Lo cierto es que ya aparecen copias del modelo de Andrés en varias ciudades del mundo que, al no tener los mismos procesos ni controles de calidad, podrían dañar su imagen en destinos muy atractivos. Por ejemplo, en Nueva York existe un ‘Andrés Carne de tRes’, que copia el estilo del ubicado en Chía pero que, a diferencia del original, se raja en sitios web de crítica de restaurantes por su mal servicio y la baja calidad.

También venía trabajando en un proyecto diferente en Cartagena: la apertura de un hotel en el centro histórico, con la marca Andrés. Sin embargo, la empresa ha puesto este proyecto ‘en espera’ ante la creciente oferta de acomodación que vive la ciudad amurallada. “No hemos desestimado el tema de incursionar en este sector en el futuro, bien sea en Cartagena u otra ciudad”, dice su representante.

En la actualidad, el modelo comprende dos sociedades distintas: Inmaculada Guadalupe y Amigos, y Señora del Carmen y Amigos. Bajo la sombrilla de la primera operan los restaurantes Andrés Carne de Res y Andrés Exprés Paradero, en Chía, y Andrés DC, en Bogotá. Según la Superintendencia de Sociedades, esta sociedad registró ventas por $68.380 millones el año pasado.

A su vez, la sociedad Señora del Carmen y Amigos es la responsable de la Plaza de Andrés, que funciona en el centro comercial El Retiro, en Bogotá. Es un nuevo formato que corresponde a un espacio similar a las plazoletas de comida de centros comerciales donde cada local ofrece alguna clase de alimento distintivo de la marca. Generó ingresos por más de $14.000 millones durante 2011, de acuerdo con la Cámara de Comercio de Bogotá. “En materia de comensales crecimos 34,3% en total. En este primer trimestre de 2012 las metas van bien y cumpliéndose”, dice Beltrán.

La Plaza de Andrés en El Retiro tiene una capacidad para atender a 500 personas. En su elaboración se invirtieron cerca de $7.000 millones. De acuerdo con sus representantes, este negocio significó 17% de los ingresos totales de la compañía y sigue creciendo.

Los representantes sostienen que, aunque han sonado rumores sobre la expansión de este concepto en diversos espacios –desde el Aeropuerto El Dorado hasta diversos centros comerciales–, no hay planes definidos para hacerlo. Incluso, se había mencionado que este modelo podría replicarse fuera de Bogotá, pero no hay descisiones tomadas. Según Beltrán, antes de anunciar cualquier proyecto deben estar seguros de dónde y cómo se desarrollará para garantizar su éxito.

A estos se unen los Andrés Exprés Paradero, una versión de restaurantes que se ubicarán a lo largo de la red vial en el país, una iniciativa que desde hace cerca de un año aún mantiene el proyecto piloto en Chía al frente de Andrés Carne de Res. “Tenemos la idea de que existan paraderos de este tipo en las principales carreteras del territorio colombiano”, explica Beltrán.

La empresa también contempla varias posibilidades para diversificar su marca a través de nuevas líneas que les ayuden a generar masa crítica.

Así, por ejemplo, en la actualidad realiza la prueba piloto de una unidad de negocio llamada “La Popular”, la cual busca llevar la comida de Andrés a través de puestos ambulantes que se muevan por distintos sitios de la ciudad. “La fecha de lanzamiento aún no está prevista, pero puede ser pronto”, dice Beltrán.

Ahora, Andrés Carne de Res comienza a hacer los preparativos para ‘botar la casa por la ventana’ en 2015, cuando la empresa celebre sus 33 años de fundación. Seguramente, para ese momento, será una fiesta que traspase fronteras.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?