| 10/2/2007 12:00:00 AM

Los paqueteros prometen

El año entrante podría ser crucial para los vehículos paqueteros. En ciudades como Bogotá ya no podrán transitar camiones. Toman protagonismo los centros de acopio y los vehículos utilitarios adaptados para el transporte de mercancía con un peso que va desde 1,5 hasta 3,5 toneladas.

Tarde o temprano no sólo en Bogotá se impedirá el libre tránsito de vehículos de carga pesada al interior de la ciudad para descargar sus mercancías. Las ciudades intermedias del país también comienzan a mostrar señales de esta tendencia.

Al mismo tiempo, mientras esto sucede, los importadores y ensambladores de los vehículos “paqueteros”, como son conocidos en la industria automotriz, alistan sus estrategias para librar una batalla por las ventas de estas máquinas.

Kia, Renault, Chevrolet y las marcas de carros chinos (estas últimas representan el 3% del total de las ventas de vehículos en Colombia), están de acuerdo en que las ventas de utilitarios “paqueteros” están tomando fuerza. Este comportamiento se reflejará especialmente el año entrante.

Según Héctor Corredor, gerente de marketing de Metrokia, las ventas de carros “paqueteros” tendrán “...un impulso grande en pocos meses o el año entrante debido a las normas que prohibirán en la ciudad el tránsito de vehículos pesados”.

De acuerdo con su análisis, Bogotá ya está preparándose con la construcción de centros de acopio a las afueras de la ciudad para llevar las mercancías, como ocurre con Soacha al sur y por la calle 80 al noroccidente. La única forma de movilizar estos productos es por medio de dichos vehículos y de esto ya se están dando cuenta una gran cantidad de clientes.

“Nosotros estamos fortaleciendo nuestra gama de vehículos K2700 y K3000 en versiones cabina sencilla y doble y con excelente comportamiento. El diseño permite adaptarles diferentes tipos de cabina para el mercado local”, agrega Corredor.

Según las cifras del comité automotor de Econometría, el año pasado se vendieron 5.286 utilitarios ensamblados al por mayor, mientras en lo corrido de este año se han vendido, en esta misma categoría, 3.299 vehículos. Por el lado de importados al por mayor, se vendieron 18.120 vehículos mientras en 2007 van 16.177. Si se miran las cifras por las ventas al detal a agosto de este año se vendieron 3.219 vehículos ensamblados, mientras por el lado de las ventas al detal de utilitarios importados se vendieron 17.805 vehículos importados el año pasado frente a 15.507 despachados a agosto de 2007.

Los paqueteros se diferencian de los demás vehículos, en parte por su peso que va desde 1,5 toneladas a un máximo de 3,5 toneladas. El comprador promedio utiliza este vehículo para ponerlo a producir. Otra parte de los que buscan un vehículo “paquetero” nuevo, lo hace para cambiar su máquina vieja, por lo general una pick-up.

Esto es precisamente lo que está ocurriendo en los últimos meses con esta clase de carros, según comenta Marco Pastrana, gerente nacional comercial de Autocom, que comercializa la marca china JAC. “Los compradores están cambiando la composición del mercado de utilitarios. Este estaba dominado por los vehículos pick-up y ahora están buscando un auto que les permita, además de realizar trayectos en la ciudad, poder hacer envíos entre los municipios más cercanos”, dice Pastrana.

Frente al desafío, Pastrana explica que los autos chinos responden a las necesidades del sector. “Son muy económicos frente a los de la competencia, incluso viendo que son autos importados, cosa que no es así frente a la marca líder en ventas que los ensambla en Colombia y los vende a precios más elevados que el nuestro”, agrega.

Pastrana afirma que los utilitarios chinos irán ganando más participación en las ventas con el paso del tiempo. “Dentro del sector de paqueteros, las marcas Chana y Hafei se proyectan como competidores fuertes en los minivehículos, representan muchas ventajas sobre todo para las pymes del país”, opina Pastrana.

Precisamente por el lado de Chana y Hafei, dos marcas de vehículos chinos, las ventas observadas en el año permiten pronosticar un comportamiento optimista para el 2008. “Hemos visto que Chana y Hafei juntas suman ventas de 150 ventas al detal mensuales. El tema de precio ha sido importante para obtener estos resultados”, indica Claudio Mosquera, asistente de mercadeo de Chana y Hafei.

La estrategia de estos importadores consiste en ampliar su red de concesionarios en todo el país, que por ahora suma 21 puntos de venta distribuidos por el territorio nacional.

Por su parte William Trujillo, director comercial de JMC, una marca de vehículos japonesa pero ensamblada en China, agrega que el panorama está despejado para continuar con el crecimiento.

“Mi competencia directa son los camiones Chevrolet. Estamos creciendo a un ritmo de 50% mensual en las ventas”, manifiesta Trujillo.

Bajo este mismo optimismo pero consciente de que en el mercado surgen nuevos competidores, se encuentra José Román, gerente nacional de ventas de Colmotores. Esta empresa ensambla los vehículos de la serie N de camiones Chevrolet, que hasta el momento son los de más demanda.

“Todas las series de Chevrolet se ensamblan en Colombia y se venden en toda la región. La industria de camiones está estable, sumando todos los camiones que vende la empresa, incluso los utilitarios, las ventas mensuales se acercan a mil unidades. Con seguridad este crecimiento va a seguir así”, afirma.

En su opinión, las condiciones de mejoramiento de la economía invita a las empresas a mejorar su capacidad instalada. “Esto provoca la renovación del parque automotor. Nosotros no recibimos vehículos viejos en calidad de pago de la nueva compra. Primero el cliente los vende y con la plata se compra un carro nuevo”, afirma Román.

Para el ejecutivo, los compradores ponen estos vehículos a producir: “...se trata de una forma de ganarse la vida, de invertir sus ahorros para conseguir trabajo. Muchos a su vez generan trabajo, nuevos empleos al comprar un vehículo paquetero”.

Sofasa-Renault por su parte, explica que TCC le dio un impulso a su vehículo Kangoo lanzado en enero de 2007. “La empresa lo eligió como el vehículo pata mejorar su parque automotor destinado a la recolección y entrega de paquetes pequeños y sobres, que por su dimensión deben trasladarse en carro para que conserven una relación con respecto al espacio de almacenaje”, respondió Sofasa a un cuestionario que le hizo Dinero.com

Agregó que las marcas de vehículos chinos se proyectan muy bien no solo en el segmento de utilitarios sino en automóviles, SUV y pick-up con una estrategia basada en el precio de los modelos. “Estas marcas chinas empiezan a tener protagonismo. Específicamente en el segmento de las furgonetas, las marcas chinas tienen precios atractivos que pueden hacer que el mercado se disperse; sin embargo, en términos de prestaciones, capacidad de carga y de las características ergonómicas para el conductor, nuestros productos son superiores y el cliente tiene la ultima decisión”, explicó la empresa.

Habrá qué esperar los resultados del año entrante. Lo cierto es que cada compañía con vehículos en el segmento “paquetero” está atenta del comportamiento del mercado. Con la llegada de más competidores y con un país que está en vías de un buen crecimiento económico se espera que tanto empresas, como personas particulares, muden hacia los utilitarios para satisfacer la demanda que existe por llevar las mercancías entre las ciudades.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?