| 4/20/2007 12:00:00 AM

Los negocios en la Feria del Libro

La Feria del Libro es un evento en donde también se realizan muchos negocios. El año pasado se realizaron transacciones por un total de US$18 millones y para la rueda de negocios de este año, están inscritos 188 compradores internacionales y 80 exportadores colombianos.

Marido y mujer caminan por el pabellón en donde están las editoriales nacionales. Èl empuja un carrito de mercado,en donde lleva dos bolsas con uno o dos libros cada una, y ella lleva en su mano cinco libros más. Juntos se dirigen hacia la caja de Editorial Norma y pagan los libros. 

Los visitantes como ellos no son muchos en el primer día de la Feria Internacional del Libro, en Bogotá. La mayoría son estudiantes de colegio que aprovechan el día para visitar el recinto sin mucha multitud, pero este será el primer fin de semana de la Feria y como dice una vendedora, este están a la expectativa, porque Bogotá ha sido designada capital mundial del libro, es la feria número 20 y Chile, país invitado, se vino con todo.
 
En el stand de esta vendedora, ofrecen novedades y ofertas, porque eso sí, además de ser un evento cultural, la Feria Internacional del Libro que comenzó el viernes en Bogotá, también es un evento de negocios. Allí se darán cita libreros, distribuidores, editores, autores y profesionales de la industria grafica relacionados con el libro. Y realizarán transacciones entre sí.

En la Feria del Libro del año pasado se realizaron negocios por US$18 millones, cerca de $3.900 millones. Para la rueda de negocios de este año, se han inscrito 188 compradores: 41 de Ecuador, 15 de Estados Unidos, 31 de México, 30 de Venezuela y cifras menores de países como Argentina, Brasil, Bolivia, Chile, Costa Rica y Puerto Rico, entre otros. Por el lado de Colombia, se han inscritos 80 exportadores.

En el pabellón 3, primer piso stand 228, hay disponible una sala de negocios para compradores internacionales, donde tienen servicio de internet y apoyo de profesionales que les facilitarán la identificación de proveedores y la coordinación de sus citas de negocios.

De acuerdo con las cifras divulgadas por los organizadores de la Feria, que este año celebra su vigésima versión, “Colombia se ha convertido en un gran exportador de libros, por lo que han crecido las industrias gráfica, papelera y editorial”. Los números indican que de 2005 a 2006, los libros exportados presentaron un crecimiento del 9,4%, pasando de US$124,7 a US$136,4 millones.

De 2003 a 2004,las exportaciones totales de libros tuvieron un crecimiento de 18,7%, al pasar de US$94,6 a US$112, 4 millones. Así mismo, en el 2004 el sector editorial colombiano editó 8.214 títulos y produjo 36 millones de ejemplares, con crecimiento positivo de 10% y 32%, respectivamente, frente al año 2003.

La paradoja
Sin embargo, este aumento de las ventas y de las exportaciones parece no haber aumentado el hábito de lectura de libros, según el estudio “Hábitos de lectura y consumo de libros en Colombia” de la Cámara Colombiana del Libro y Fedesarrollo.

Según el estudio, mientras en el año 2.000, el 67.9% de los colombianos leía un libro habitualmente, para el 2005 este indicador pasó al 65.9%. Pero en este mismo lapso, también aumentó la lectura de revistas, periódicos e internet.

Con respecto a la lectura habitual de libros, el informe señala que en Colombia las mujeres leen más que los hombres. Mientras que para el sexo masculino, el índice pasó de 47.1% en el 2000 al 38.8% en el 2005; para el femenino fue de 49.2% a 42.4% en el mismo periodo.

El estudio también concluyó que la lectura habitual entre estudiantes disminuyó 8.3% y entre no estudiantes casi 19%.

Aún así, según explica Luis, dueño de un stand de literatura infantil y de material didáctico, en la feria hay que estar. Pueda que él no gane mucha plata, pero las ventas alcanzan a pagar la presencia y a dejar un poquito más de dinero, pero sobre todo, permite establecer contactos y conocer a mucha gente del sector.

Olga visita la Feria todos los años, porque le encantan los libros, pero “como son tan caros”, dice, aprovecha los precios especiales del evento en la mayoría de los libros y también, las ofertas especiales. Compra libros de literatura infantil a $2.000 cada uno y también, en el stand de una librería y papelería en donde todo tiene un 20% de descuento en comparación con los precios de sus propias tiendas.

Este será el primer fin de semana de la Feria del Libro, que como dice otra vendedora de libros en una editorial nacional, “el clima nunca ayuda, porque siempre llueve en abril”, pero serán días en durante los cuales las ventas serán muy importantes y las novedades que ofrece cada expositor están siempre a la vista, y con precio especial.



¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?