| 8/21/2012 5:58:00 AM

Los mil y un negocios de Silvia Tcherassi

La diseñadora colombiana no solo tiene almacenes boutique. También es dueña de un hotel, restaurante y línea de hogar y de perfumería. La empresaria habló con Dinero.com sobre sus planes de corto y mediano plazo.

Para Silvia Tcherassi, la moda es “más que dos colecciones al año”. Es por eso que, desde hace algún tiempo, decidió diversificar sus negocios. Hoy tiene ocho puntos de venta en Barranquilla, Cartagena, Medellín, Bogotá, Cali, y Miami.

Hoy es dueña del 50% de un Hotel en Cartagena que lleva su nombre, tiene línea de hogar –Tcherassi Home Collection- y diseña para Payless Shoes. En el futuro, espera consolidar su marca, abrir más hoteles y hasta diseñar para hombres y bebés. Dinero.com habló con ella.

Dinero.com ¿De dónde nació la pasión por el diseño?


ST: Empezó desde pequeña. Siempre me encantó el diseño, los colores, modificar espacios, hacer vestidos, jugar en el clóset de mi mamá. Luego empecé haciendo camisetas con retales de cuero y pedrería. Ese fue el inicio de mi carrera, hace 20 años.

¿Cómo ha sido la trayectoria hasta hoy?

Hoy en día es diferente a hace diez años, porque, además de concentrada en mi moda, me estoy diversificando bastante. Me he convertido en una marca, la marca de hogar Tscherassi Home Collection, el Hotel, el Restaurante, los proyectos de colaboración con Payless para América Latina y Estados Unidos, las fragancias. Es un universo mucho más grande.

¿Por qué decidió diversificar?

Porque la moda no es solo un vestido, ni dos colecciones al año. Hoy por hoy encierra ambientes. Los diseñadores internacionales se han dedicado a diversificarse y no solo tienen hoteles, sino línea de carros, maletas, entre otros.

¿Cuáles son los planes de crecimiento?

Estamos en proceso de expansión de la marca en diferentes proyectos, así como tenemos la moda, la parte de casa. El hotel lo abrimos hace tres años y ha superado nuestras expectativas, por lo que no descartamos tener otra presencia en Cartagena. Está en proyecto. Tenemos otros dos para dentro de los próximos cuatro años.

En otras ciudades también nos llama la atención. Estamos seguros de que vamos a abrir en otras ciudades y que el proyecto va a ser diferente, no tendrá el mismo concepto. También hemos pensado abrir en otro país.

¿En qué otros negocios piensa incursionar?

En negocios que tengan que ver con lo mío. Hay tantas cosas por desarrollar... los cosméticos, los perfumes, la línea masculina, la línea de bebé. No tengo todavía. Me encantaría eso.

¿Cómo le afecta la crisis económica?

Por ejemplo, España era uno de mis objetivos, pero ahora lo tengo aguantado por todo lo que está sucediendo. Es mejor esperar.

¿En qué invierte el dinero?

Me considero una persona que me gusta cuidar el dinero, no regarlo, no tomar riesgos. Lo que invierte en propiedad raíz es muy bueno, le creo mucho a eso. Por lo general, el dinero lo volvemos a invertir en nuestra misma empresa.

¿Qué les recomienda a quienes quieren vivir de hacer moda?

Yo nunca trabajé pensando en querer ser famosa, la fama llegó después. Hay gente que no, que trabaja para ser famoso. A mí nunca se me pasó por la cabeza. Hay gente que se mete a diseñar para ser famoso. Yo empecé haciendo unas camisetas, y luego un taller pequeño y un taller más grande y llegué hasta donde estoy.

¿Cómo se llega a ser un diseñador rentable?


La moda es arte, pero también tiene que ser comercial, todo tiene que venderse y que la caja registradora se mueva. Es una mezcla de las dos cosas. Hay que hacer vestidos que sean comerciales y se vendan. Tienes que hacer cosas que sepa que al final del día va a comprar.

Cuando la gente ve una pasarela, dice: ¿quién se pone esto?...

Eso es lo que hay que tener en cuenta. Siempre que diseño, pienso ¿yo me pondría esto? ¿dónde, cuándo, a qué hora, con qué zapatos, en qué circunstancia? Y a medida que va pasando el tiempo, me convenzo de que la moda tiene que ser así.

¿Cómo maneja sus finanzas personales?

Nunca he sido de ir mucho al supermercado, pero me encanta ver el colorido de las frutas y verduras que exhiben.

¿Qué restaurante le gusta?

En Cartagena el mío es el mejor. También me gusta La Vitrola y desayunar en el Santa Teresa. En Bogotá me fascinan Watakushi, en la zona rosa, y Lucio. Y en Barranquilla el Steak House.

¿En dónde compra la ropa?

La mayoría es mía, aunque también de otros diseñadores que me gustan mucho. El 90% es mío.
                                                               
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?