| 2/1/2012 6:00:00 PM

Los gerentes anticrimen

Seis coroneles tienen la misión de garantizar la reducción del crimen en la Capital, un tema que desvela a la ciudadanía en general y a los empresarios en particular.

La lucha contra el crimen ha tenido un giro importante en los últimos años en el país: paralela a la estrategia de combate contra las fuerzas insurgentes, se ha desarrollado una para enfrentar la inseguridad urbana, que se convirtió en el gran desafío de esta década.

De hecho, los empresarios se manifiestan ahora más preocupados por la situación de seguridad en las grandes ciudades, que por los problemas generales de orden público generados por los grupos armados ilegales como las Farc.

Por eso, la Policía Nacional cambió de fórmula con un proyecto que acaba de lanzar en Bogotá. Primero, identificó los delitos que más problemas están generando, de acuerdo con sus propias estadísticas. En el ranking quedaron en los primeros lugares el hurto a personas, hurto de vehículos, homicidio, lesiones personales, hurto a residencias y microtráfico. Estos ilícitos serán ahora el foco de la estrategia.

Para cada uno de estos ítems fue nombrado un coronel de la Policía como gerente anti-crimen, cuyo objetivo es obtener información clave sobre la manera como se desarrolla este tipo de delitos en la capital. Por ejemplo, a qué horas del día, en qué lugares y por qué causas se roban carros o residencias; en dónde, en qué días y en qué circunstancias hay más homicidios.

Con la información obtenida, deberá desarrollar un plan de trabajo para reducir el impacto de los ilícitos. La meta es lograr que la lucha contra el crimen sea más eficiente y, con ello, obtener mejor calidad de vida para los habitantes de Bogotá. Estos son los encargados de esa importante tarea.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?