| 1/16/2006 12:00:00 AM

Los desafíos en eBusiness para 2006

Fernando Basto, consultor de eBusiness y columnista de Dinero.com, hace un recorrido de los principales retos para el desarrollo tecnólogico del país para este año.

Al sentarme a escribir este artículo, debo confesar que pensé en escribir sobre las tendencias que podrían verse durante 2006. Pero al detenerme y considerar lo que ha sido este 2005 tuve que reconsiderar mi idea original. Lo que deseo plantear son algunos desafíos que deberemos enfrentar este año. ¿Por qué? Por una sencilla razón: en un sentido práctico es mejor visualizar un camino en base al ya recorrido que tratar de adivinar sobre lo que podría llegar a ser.

Organizo la lista por los actores principales que influyen en el desarrollo de los eBusiness en cada país, para lo cual incluyo el Estado, la academia, las empresas demandantes de servicios, las empresas que ofrecen servicios, la población en general y el contexto internacional.

El Estado. Como impulsor de políticas relacionadas con la difusión y mayor adopción de las nuevas tecnologías en el país, el Estado, entendido como el conjunto de todas sus ramas y poderes, ha avanzando de forma importante en los últimos años. No obstante son grandes los desafíos que se tienen para el año venidero, entre ellos, vistos desde las ramas del gobierno, podríamos mencionar:

Rama Ejecutiva. Las entidades de nivel nacional como Ministerios o Superintendencias desde hace ya algunos años han venido desarrollando proyectos de incorporación de herramientas de eBusiness. En 2006 su reto será llegar a niveles mayores de interacción virtual y permitir mayores procesos y trámites a través de la red para los ciudadanos. Situaciones como poder pagar comparendos, inscribir la cédula o consultar el pasado judicial por Internet deberían ser pronto una realidad. Lo anterior a efectos de no conformarnos con los ya portales existentes pues el ideal es seguir mejorando los servicios ya existentes.

Pero el nuevo avance que esperamos se deberá dar en las actuales implementaciones de entidades de nivel territorial. Algunas gobernaciones, alcaldías o secretarías tienen como desafío mejorar sus aún insipientes sitios web, muchos de ellos sin valor agregado para el ciudadano más allá de encontrar el himno de la región o el nombre y la foto del alcalde de turno.

Rama Legislativa. Legislación anti-spam para Colombia. Leyes más severas contra los delitos informáticos y el robo de información, entre otros. Disminución de barreras de acceso económicas para que se puedan crear nuevas empresas de prestación de servicios en telecomunicaciones e Internet, así como la promulgación de normas que incentiven el comercio electrónico y sus relacionados. ¿Qué tal ofrecer subsidios a estratos menores para la adopción de computadores o bien volver a tener computadores sin IVA?

Rama Judicial. La pronta resolución de conflictos, demandas y casos inherentes al comercio electrónico son un pilar clave para generar tranquilidad en el cyber-mercado. En la medida que se den a conocer los programas que se llevan a cabo para capturar y juzgar ejemplarmente a los delincuentes que comenten delitos en la Internet; la población en general irá desechando los falsos temores que se le generan por comprar en línea.

La Academia. Voy a referirme en particular y, a efectos de ser concreto, en los actuales programas de pregrado de algunas Universidades. No se pueden seguir ofreciendo pensums en facultades Administrativas, de Mercadeo o Económicas, así como de Ingenierías orientadas a negocios, sin que estén contempladas como materias por lo menos algunas que le enseñen a los profesionales del futuro cómo hacer negocios por Internet. Universidades como los Andes, El Externado, Sergio Arboleda, El Bosque o Politécnico Gran Colombiano ofrecieron este año interesantes programas de formación tipo posgrado y pregado en los cuáles se contemplaron en sus módulos los eBusiness; sin embargo este ejemplo deberá ser seguido en especial por sus colegas en las regiones, es decir incluir materias y cursos de eBusiness en sus diferentes programas, para 2006.

El sector privado. Las empresas como demandantes de servicios relacionados. La propuesta para estos actores es muy sencilla. TOMAR EN SERIO LOS eBusiness. Aún es grande el porcentaje de Empresas (en especial de MIPYMES) que ni siquiera han realizado una campaña de banners o han contratado servicios de publicidad por correo electrónico (entiéndase email marketing NO SPAM). La época de sugerir tener un sitio web ya pasó. Sencillamente para este año 2006 toda empresa deberá tener presencia en la red con valor agregado y estándares en usabilidad aceptables. Lo que debe venir será un aprovechamiento importante del medio por lo menos para las áreas de Marketing (eMarketing). Ya si el tiempo lo permite también será ideal la implementación en las PYMES de los eBusiness en otros procesos organizacionales como en las áreas financieras (eFinance), talento humano (eRecruiment) o el servicio al cliente (eService).

Empresas oferentes de tecnología y servicios. Para quienes hacemos parte de organizaciones que ofrecen servicios relacionados con la red, considero uno de los principales desafíos, a parte de los organizacionales (mejor calidad, servicio, variedad, etc), será el capacitar a nuestros clientes. ¿Cómo así? Fácil, una de las responsabilidades de quiénes ofrecen conexión a la red, marketing electrónico, poseen portales, o bien diseñan sitios web, es la de promulgar la cultura del correcto aprovechamiento de la red en sus clientes. En la medida que los clientes estén capacitados en el uso de las herramientas serán más constantes en demandar servicios, permitiendo así un ciclo más dinámico y constante para el Comercio Electrónico.

Población en general. Que grato fue encontrar en esta navidad en los diferentes almacenes decenas de personas llevando a sus hogares computadores, en especial preguntando con énfasis al promotor de turno si servía para Internet el equipo que estaban llevando. Créditos a 12, 24 y hasta 36 meses para adoptar la tecnología informática en los hogares, nos hacen ser más optimistas respecto a la difusión del medio y las posibilidades por ende para los emprendimientos y oferta que se colocará en la red. Pues bien, el desafío para los colombianos en general es ese, continuar perneándose y formándose en el uso de la red como medio de comunicación, comercio, entretenimiento, educación y en general información. Claro está que este desafío es doble, pues no sobra recordar la importancia que Adultos y Padres tenemos frente al uso de la red por parte de los menores de edad.

El contexto internacional. ¿Desafíos? Miles se nos vendrán. Llámese TLC, ALCA, acuerdos comerciales, tratados o lo que sea, el hecho es que la forma de hacer negocios en el mundo es globalizada y de cambios constantes. Esto implica afrontar el hecho de que estamos perdiendo oportunidades de negocios en la red al no haber adoptado este año las herramientas de eBusiness en las empresas. Como desafíos importantes para afrontar la competencia global deberemos posicionarnos mejor en motores de búsqueda, disponer de sitios web en varios idiomas, servicio en línea 24 horas, o adoptar cualquier herramienta de ebusiness que permita hacer negocios Internacionales en serio, si es el caso de las Empresas. Pero adicional al anterior desafío también esta el de generar innovación local o por ejemplo desarrollar aplicaciones de comercio electrónico más colombianizadas.

En fin en general debo resumir diciendo que las oportunidades y desafíos para el 2.006 son grandes para nuestro país, pero de continuar dándose estaremos siguiendo el camino adecuada que hemos venido trazando. Cada vez sabemos más de la red, la entendemos mejor y nos preocupamos más por como aprovecharla. Mis mejores deseos para el año venidero.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?