| 4/28/2006 12:00:00 AM

"Los arrendamientos van a tener un abaratamiento paulatino en los próximos meses"

Luis Juango Fitero, presidente del BBVA Colombia, explica las repercusiones la bajada de las tasas hipotecarias en la economía colombia y especialmente en el sector de la construcción.

Revista Dinero. ¿La reducción de las tasas de interés para el crédito hipotecario además de generar una fuerte competencia entre las entidades del sector que en ultimas terminará beneficiando a los deudores va a tener consecuencias sobre el mercado de la vivienda en particular y sobre la economía en general?
Si nos fijamos en otros países, tanto dentro de nuestra región como de otros mercados, siempre indefectiblemente ha habido un paralelismo entre los bajos tipos de interés para la financiación de vivienda y el aumento de la construcción. Aumento de la construcción, que crea un aumento de la oferta, con un mantenimiento o bajada de los precios de la vivienda. Por otra parte, la construcción en nuestro país tiene una incidencia tanto directa como indirecta de alrededor del 15% en la creación del PIB. Por lo tanto, van a aumentar desarrollos empresariales del sector de la construcción, así como aquellos indirectos que proveen de materias primas a este sector. Este va a ser un factor claramente positivo en el futuro.
 
Revista Dinero. ¿Cuál cree usted que va a ser el impacto de esta baja en los diferentes estratos-bajo, medio y alto en metros construidos y en precios tanto en el corto como en el mediano plazo?
El impacto de la bajada de los tipos de interés, tendrá efectos positivos en todos los estratos, pero muy específicamente, y por este orden, en los estratos bajos y medios, que tienen una sensibilidad más alta ante la bajada de la cuota mensual a pagar, y que puede reducirse entre un 20% - 30%. También va a haber un impacto positivo en los metros construidos, porque pagando una misma cuota con las tasas actuales los colombianos podrán comprar una vivienda más grande. Además, con la bajada de las tasas, va a aumentar la demanda de viviendas, y se va a movilizar todo el sector de la construcción. Es posible que en una primera etapa, los precios aumenten, pero en el mediano plazo el precio de la vivienda tenderá a bajar en valores constantes. Pero, además hay que tener en consideración, la percepción de que en Colombia la vivienda tiene un recorrido al alza en el precio de compra-venta, que aún no ha recuperado desde la crisis anterior.
 
Revista Dinero ¿Cuál puede ser el impacto sobre los arrendamientos?
El valor del arrendamiento, viene como consecuencia de tres variables. El propio precio de la vivienda, los rendimientos comparativos del arrendamiento con otras fórmulas de inversión, y de la situación de las tasas en general. En este sentido, hemos de tener muy en consideración, que las tasas en general (tanto las de ahorro como ahora las de crédito de vivienda), están históricamente bajas. Por lo tanto, los arrendamientos van a tener un abaratamiento de manera paulatina en los próximos meses y años. 4. ¿Cuáles cree usted que van a ser los efectos sobre la economía? Efectos claramente positivos. Mayor construcción de viviendas, tendrá un impacto directo sobre la creación de empleo en el propio sector de la construcción y de las empresas de venta de insumos a la misma. Además va a crear una estabilidad en la aportación de la construcción al PIB. Para acabar, con tasas más bajas, miles de colombianos se van a bancarizar a través de un crédito de vivienda, lo cual es tremendamente positivo, ya que Colombia es de los países con menos nivel de bancarización de Latinoamérica.
 
Revista Dinero ¿Cree usted que a la reducción de los intereses del crédito de vivienda, les seguirán reducciones en los intereses de los otros tipos de crédito?
Todos los intereses dentro de la tipología de créditos restantes como los empresariales y de consumo están bajando de manera paulatina y constante en los últimos tres años. Para hablar de una posibilidad de baja de tipo de interés, hay que tener en consideración tanto las finalidades de los créditos, como la pérdida esperada por morosidad, como para finalizar, por las tasas de referencia. En un mantenimiento de las tasas actuales, los créditos en general continuarán adecuándose a las mismas, y bajando paulatinamente en el futuro. Pero, no hay que asociar de manera científica, una bajada de tipos de interés en crédito hipotecario con el resto de créditos, sino tener en consideración los apuntes anteriores.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?