| 5/30/2009 12:00:00 AM

Lo que quiere decir la baja de intereses

La noticia económica más importante de la semana fue la baja de un punto porcentual en la tasa de intervención del Banco de la República. ¿Qué implica para el país? ¿Seguirán bajando los intereses y los precios? ¿Cómo acabará el precio del dólar? ¿Bajará el costo de los préstamos a las empresas y las familias?

La Junta Directiva del Banco de la República redujo 100 puntos básicos (1%) su tasa de interés de intervención. Con esto, la tasa base para las subastas de expansión será de 5% a partir del lunes.

Esta es la sexta reducción de intereses que efectúa el Banco, desde que el 22 de diciembre pasado revirtió su política de aumento de tasas para controlar la inflación y la cambió por una de rebajas para evitar la caída drástica de la producción nacional. Cuando empezó esta nueva estrategia, la tasa de intervención estaba en 10%.
La decisión del viernes no sorprendió al mercado financiero. “La Junta Directiva del Banco de la República decidió reducir su tasa de interés en 100pb, hasta un nivel de 5,0%, en línea con la expectativa de Investigaciones Económicas”, dijo el informe del Banco de Bogotá el mismo día en que se adoptó la medida. En general, esa era la acción esperada.

 

El Banco considera que la debilidad de la demanda interna y externa, la reducción de las expectativas de inflación y la caída en los precios internacionales de los productos básicos frente al nivel máximo alcanzado en 2008, se están reflejando con fuerza en menores presiones inflacionarias. “La Junta considera que la inflación anual continuará cayendo en los meses siguientes y podrá terminar el año por debajo del punto medio del rango meta (5%)”, dijo la Junta en su comunicado del viernes en el que anunció la medida.

De hecho, hasta ahora los datos le dan la razón. La inflación anual al consumidor en abril fue 5,73%, cayendo por sexto mes consecutivo. “Este descenso se presentó tanto en los precios de alimentos como en otros rubros de la canasta familiar, destacándose la desaceleración de los precios de los bienes no transables y de los regulados. En el mes continuaron disminuyendo los indicadores de inflación básica y las expectativas de inflación se aproximan al rango meta de mediano y largo plazo (3%+/- un punto porcentual)”, dijo el Banco.

Qué viene
Para Alberto Bernal, de Bulltick, el Banco de la República bajará de nuevo sus tasas en junio en 50 puntos básicos y se mantendrá en esa tasa de 4,5% hasta el final del año. No obstante, piensa que hay una buena probabilidad de que en algún momento decida relajar las condiciones de los encajes que tienen hoy los bancos, si no hay un aumento importante en los niveles de crédito en los próximos meses.

 

Esto parecería confirmarlo la misma Junta del Banco. “Con la información disponible hasta el momento, la Junta prevé que cualquier eventual reducción de su tasa de interés en el futuro sería menor que las observadas recientemente”.

 

En este escenario, espera que la economía colombiana crezca 0,5% este año, que la inflación termine diciembre en 3,7% y que el dólar cierre en $2.150, o más abajo si el precio del petróleo supera los US$70 por barril.

 

Por su parte, los economistas de InterBolsa esperan que la desaceleración de la demanda y el aumento del desempleo sigan impactando la inflación “de manera que ésta se siga desacelerando durante el año. Nuestra expectativa se ubica ahora en 4,22% al finalizar 2009”, señala un informe de la casa de bolsa. “Durante por lo menos 6 meses más podremos esperar que la inflación siga cayendo, inclusive fuertemente como lo hizo en abril cuando creció en 0,32% (en el mes) y el mercado esperaba 0,43%”, añaden.

¿Y cuándo bajarán los intereses para la gente?
De otro lado, la Sociedad de Agricultores de Colombia, SAC, se quejó el viernes de que las bajas en las tasas de interés todavía no se perciben entre los agricultores del país. Esto es normal por cuanto los intereses de los créditos se demoran más en bajar. Pero hay más argumentos. Uno de ellos lo ofrece la gerencia de Investigaciones Económicas de Bancolombia.

 

Explican que los cambios en las tasas de intervención de los bancos centrales del mundo, cambian el costo del dinero prestado a un día y esto tiene un gran efecto sobre los intereses en mercados de corto plazo. “Sin embargo, una gran mayoría de los créditos que el sistema financiero ofrece al sector privado tienen una vida mucho mayor, que en muchos casos está entre 3 y 5 años”, señala. En parte por eso, los tipos de interés en esos créditos no se mueven de la misma manera.

Los plazos mayores aumentan los riesgos de los créditos y por eso tienen un comportamiento diferente. A pesar de esto, las tasas de interés de los préstamos distintos a los de tesorería (de corto plazo) han bajado algo más de 3,2 puntos porcentuales entre abril de 2008 y abril último. En abril se ubican en 14,68%, esto es 18% menos que el 17,93% del mismo mes del año anterior. La baja se ha presentado fundamentalmente en 2009, a partir de febrero.

 

Con todo, el Banco de la República espera que el costo del crédito se reduzca aún más. “Se espera además que continúen cayendo las tasas de interés de préstamo para las empresas y las familias”, dice el República en su boletín del viernes.

El mundo según la junta
Los analistas de la economía miran con lupa las declaraciones que hace la junta directiva del Banco cuando toma sus decisiones de tasas, para tratar de entender su próxima jugada. Despiezan cad párrafo para encontrar el ánimo de los directores.

 

En esta ocasión, se podría pensar que hay un cierto optimismo sobre el futuro cercano. “En las últimas semanas hay signos de estabilización de la economía de los Estados Unidos y de una recuperación importante de China. Así mismo, en algunas economías industrializadas y emergentes, los precios de los activos han tenido un comportamiento positivo. En América Latina, la fuerte devaluación de las monedas registrada al principio de 2009 se ha corregido y las primas de riesgo han disminuido”, dice el Banco.

Explican que la crisis internacional llega al país principalmente a través del deterioro en las expectativas de los consumidores y productores y de una menor dinámica de las exportaciones y las remesas. De modo que al menos en lo que toca con el entorno internacional, las cosas parecerían mejorar.

 

“El impulso monetario, un ambiente externo menos negativo y el mayor dinamismo de la inversión pública permiten esperar una recuperación gradual del crecimiento económico a partir el segundo semestre de este año”, concluye.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?