| 4/17/2012 6:00:00 AM

Lluvias afectan ventas de Femsa

La creciente preocupación por la comida saludable sumada a la costumbre colombiana de tomar muchos jugos naturales son dos retos para Femsa, el embotellador independiente más grande de productos Coca-Cola en el mundo, el cual planea incrementar el consumo per cápita, innovando su portafolio de productos e incluyendo nuevas alternativas de jugos y aguas.

José Antonio Fernández Carbajal, CEO de Femsa, empresa que asoció su negocio cervecero con la holandesa Heineken de la misma forma que Bavaria lo hizo con Sabmiller, admite que el clima es otro factor que afecta su negocio, pues cuando llueve mucho la gente no sale de sus casas y por ende consume menos sus productos. “Por eso, el impacto es distinto si llueve mucho un día entre semana a si ocurre entre viernes y sábado”, comentó durante su paso por la Cumbre de las Américas en Cartagena.

Se mostró muy satisfecho con su operación colombiana y por eso explicó que en el país y en Brasil están construyendo sus dos plantas más modernas, a las que destinarán US$650 millones.

“Esta es la década de Colombia y de América Latina, hoy se pueden cambiar muchas cosas y estoy optimista”, confesó, al tiempo que dijo que trabajar en la región tiene mucha adrenalina y diversión “se aprende a punta de golpes y eso nos vacuna para cualquier crisis. Sabemos trabajar con todo tipo de incertidumbres, ya sean económicas o políticas”.

Fernández Carbajal agregó que si trabajara en el negocio de la construcción sin duda estaría haciendo obras en Colombia, pues ahí ve mucho potencial, así como en turismo y biodiversidad. De hecho, su confianza por el país es tal, que en noviembre pasado realizó su reunión anual de accionistas en Cartagena.

Admitió que si hubieran estado listos, les hubiera gustado asociar su negocio cervecero con el de Bavaria. “Las familias propietarias de ambas empresas se conocen muy bien, yo me llevo bien con Alejandro Santo Domingo y si hoy esta posibilidad estuviera abierta seríamos los primeros en la lista para asociarnos con ellos, pero bueno no se pudo”.

Frente a su gran competidor colombiano, Postobón, propiedad de la familia Ardila Lulle, el presidente de Femsa, dijo que le gustaría tener más relación con ellos, para hacer negocios juntos, “pero más que eso no puedo, ni debo decir porque no hay nada. Somos competidores, pero tenemos afinidades”.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?