| 8/3/2011 6:00:00 PM

Llegaron los magnates

Colombia está en la mira de los grandes multimillonarios brasileños. Los bancos Itaú y BTG Pactual están por entrar al país, mientras Petrobras, Vale y Natura amplían inversiones.

Los magnates brasileros siguen desembarcando en Colombia. Atraídos por las mejores condiciones de inversión y seguridad, acaban de aterrizar en el país cuatro de los hombres más ricos de Brasil que buscan conocer la realidad colombiana y explorar nuevas oportunidades de negocios.

Andre Esteves, CEO y uno de los fundadores del banco de inversión BTG Pactual; Marcelo Odebrecht, presidente del Grupo Odebrecht; Guilherme Leal, fundador y presidente del Consejo de Administración de Natura, y Jorge Gerdau Johannpeter, presidente del Consejo de Administración del Grupo Gerdau, hacen parte del nuevo desembarco de más de 150 empresarios y funcionarios de Brasil que participaron en el Primer Foro de Inversión Colombia Brasil organizado por el BID en asocio con Proexport Colombia y el gobierno de Brasil.

¿Cuáles son sus planes?

La coyuntura fue propicia para conocer el interés que tienen de instalarse en el país firmas como el BTG Pactual y el Banco Itaú, así como las nuevas inversiones que planean ejecutar en Colombia las empresas brasileras que ya tienen presencia. Itaú trabaja de manera paralela en la identificación de entidades financieras que pudieran adquirir en el mercado colombiano, y en el desarrollo de su oficina propia. BTG Pactual, por su parte, avanza en la identificación de negocios y oportunidades para establecer una alianza en el país o abrir directamente operaciones en los próximos meses.

Al cierre de 2010, la inversión brasilera acumulada de los últimos cinco años sobrepasó los US$3.000 millones. Recientes inversiones de los principales grupos empresariales brasileros como las mineras EBX, del magnate Eike Batista –el octavo hombre más rico del mundo según Forbes– y de Vale, en el negocio del carbón, hacen prever que se mantendrá la dinámica en inversiones.

En el caso de Batista, en marzo pasado su firma AUX adquirió por cerca de US$1.300 millones el principal activo de la minera canadiense Ventana Gold en Colombia y se hizo con la propiedad de la concesión La Bodega, que tiene yacimientos de oro en el municipio de California, en Santander.

En minería de carbón, Vale –que entró a comienzos de 2009 al mercado colombiano– invirtió el año pasado US$51,6 millones para ampliar su producción a tres millones de toneladas, y este año invertirá US$140 millones para llevar su producción hasta las 4,5 millones de toneladas.

La compañía tiene la concesión de carbón El Haltillo, a cielo abierto y ampliará aún más su tamaño de producción en 2012, cuando comenzará a operar la mina Las Cuevas.

También los sectores de tecnología y servicios están bien movidos. En junio pasado, la firma de tecnología Stefanini IT Solutions anunció la compra de la colombiana Informática y Tecnología, que transformará en los próximos tres años para convertirla en una de las mayores firmas de BPO del país.

Asi mismo, se confirmó el ingreso de Morpho Cards do Brasil al negocio de tarjetas del país, tras adquirir del Grupo Carvajal las compañías Plasticar y Valores Plasticar por US$28 millones.

Y quizá una de las negociaciones más importante acaba de consolidarse entre la Constructora OAS, la cuarta más grande de Brasil y el Grupo Merhav, para construir un proyecto de producción de etanol en Pivijay, Magdalena. El costo de este proyecto es de US$430 millones, de los cuales US$100 millones serán el aporte de Merhav y habrá una financiación por US$330 millones por parte del Banco de Desarrollo de Brasil, Bndes. Esta sería la primera financiación de este banco a un proyecto privado en Colombia.

Valnei Souza Nunes, country leader de la Constructora OAS, explica que su compañía será la encargada de ejecutar todas las obras de infraestructura y montaje de los equipos, en un contrato ‘llave en mano’ que arranca en octubre y permitirá la puesta en marcha de la factoría al cabo de 30 meses.

Las firmas también trabajan en una alianza para desarrollar proyectos conjuntos como construcción de VIS y la ejecución de grandes obras de infraestructura de iniciativa privada, entre otras.

Negocios en marcha

Pero no solo las empresas que llegan están dando de qué hablar. Con más de un lustro en el mercado colombiano, se destaca la presencia del Grupo Votorantim, del sector siderúrgico; la petrolera Petrobras; las empresas de construcción e infraestructura Odebrecht, Camargo Corréa, Andrade Gutiérrez; el grupo químico Artecola; el de aceros Gerdau; la de cosmética Natura y de calzado Azaléia, entre otras, que están ampliando sus negocios en el país.

Gerdau, que en 2004 compró la operación de las productoras de acero Diaco y Sidelpa por unos US$80 millones, ha venido en un proceso de expansión y fusión de operaciones que hoy la convierten en la segunda compañía más grande del país en producción de acero, bajo la marca Diaco.

Bernardo Reinke, gerente de la empresa química Artecola, explica que tras la compra de la compañía colombiana Pin Limitada, en 2004, la firma ha venido en un proceso de crecimiento y hoy tiene una importante participación en el mercado de pegantes industriales. Artecola ingresará en las próximas semanas en un nuevo segmento, el de pegantes para el hogar, cuya producción se realizará en parte en la planta colombiana.
Natura, la mayor compañía de cosmética y productos de belleza y cuidado personal de Brasil, adelanta en Colombia un plan de inversiones de corto plazo que incluye la apertura de espacios para las consultoras, la ampliación de su portafolio de productos y la participación en grandes eventos.

Pero quizá su principal apuesta para este año tiene que ver con el inicio de producción de algunos de sus artículos en el país.

Petrobras, por su parte, anunció un ambicioso plan mundial de inversiones por US$224.000 millones hasta el año 2015, dentro del cual cuatro proyectos en Colombia (cuenca Tayrona), México, África y sur de Portugal requerirán un presupuesto de US$11.000 millones en labores de exploración y explotación.

La dinámica de los negocios está marcando un nuevo camino en la relación entre Colombia y Brasil. Pero el éxito del recorrido dependerá de los empresarios que se ubiquen a cada lado de las vías.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?