| 8/1/2008 12:00:00 AM

Licencia para mega mina

El Ministerio del Ambiente le dio licencia ambiental a la mina de El Descanso, en el Cesar, uno de los proyectos carboníferos a cielo abierto más grandes del mundo.

El Ministerio del Ambiente le otorgó a Drummond la licencia ambiental que le permitirá iniciar el proyecto El Descanso, en el departamento del Cesar. Este es uno de los proyectos carboníferos a cielo abierto más grandes del mundo, con reservas que la compañía estima en 1.800 millones de toneladas.

 

La mina tendrá 42.800 hectáreas y producirá 50 millones de toneladas anuales, adicionales a las 24 millones que producirá Drummond este año en La Loma.

 

Con este nuevo desarrollo, la Drummond anunció que incrementará su planta de personal en 2.000 nuevos puestos de trabajo y dijo que espera que sus contratistas deban ampliar su fuerza de trabajo en 1.500 empleos y que se generen aproximadamente 10.000 nuevos empleos indirectos.

 

“Con el inicio del proyecto de El Descanso, Drummond reforzará su trabajo de responsabilidad social corporativa, incrementando su presencia en el área de influencia del proyecto, para lo cual realizará importantes inversiones que permitirán desarrollar programas para el beneficio de las comunidades aledañas”, añadió la compañía de origen estadounidense.

 

Con la licencia, la Drummond iniciará en los próximos días las actividades de preparación de mina, con la intención de iniciar la explotación del carbón en 2009. Paralelamente, la compañía realizará las obras de ampliación de la capacidad portuaria y Fenoco efectuará las de infraestructura de transporte férreo, con una inversión inicial de US$1.500 millones. De esta suma, US$250 millones se están destinando a través de Fenoco en la construcción de la segunda línea férrea, tramo La Loma - Santa Marta, y entre US$350 y US$400 millones destinados al puerto, donde se contará con un sistema de cargue directo para la gran mayoría de sus exportaciones.

Permiso verde
Desde la suscripción del contrato en diciembre de 1997, Drummond inició los estudios geológicos, mineros, ambientales, de costos y mercado que le permitieran definir el potencial carbonífero del área. Este proceso concluyó en diciembre de 2005 con la presentación de un estudio de factibilidad, que fue aprobado por Ingeominas en mayo de 2006.

 

La compañía presentó la solicitud de Licencia Ambiental en abril de 2005. “Hasta el año 2007 el Ministerio solicitó diversas aclaraciones e información adicional, proceso que culminó con el otorgamiento definitivo de la licencia ambiental”, señaló la Drummond en un comunicado.

 

“La licencia ambiental contempla los más estrictos controles en materia de manejo de recursos hídricos, emisiones atmosféricas, conservación de fauna y flora, y la interrelación de la operación con las comunidades”, dice la empresa.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?