| 3/19/2010 7:00:00 AM

Leticia estará una semana al borde de un apagón

La razón está en el desabastecimiento de Acpm que la ciudad recibía desde Perú. Los días críticos van de 23 al 26 de marzo.

La capital del departamento de Amazonas podrá quedarse sin energía eléctrica la semana próxima. La razón, un problema de abastecimiento del Acpm que recibe desde Perú.

Ecopetrol, la firma encargada de distribuir combustible en las zonas de frontera, compraba el combustible para las plantas generadoras de energía de Leticia en la refinería de Iquitos en Perú.

Hace unos días la refinería dejó de producir porque tuvo una baja en la cantidad de petróleo crudo que recibía de la filial de Ecopetrol, Petroperú.

Frente al cierre de la planta, la petrolera colombiana optó por enviar el Acpm desde Orito en el Putumayo, por vía fluvial. El transporte de 95.000 galones del combustible se toma 15 días, por las condiciones de navegabilidad del Río Putumayo, afectado por el fenómeno de El Niño.

Con eso, el primer embarque que reemplazará la oferta peruana llegará a Leticia el 22 de marzo. La segunda barcaza con otros 95.000 galones llegará alrededor del 26 de marzo.

Con esas cuentas, los ejecutivos de Ecopetrol temen que haya un período crítico del 23 al 26 y que puede forzar racionamientos serios y apagones de la energía que produce Gensa con sus tres plantas generadoras.

La demanda diaria de Acpm pasó de 7.000 galones a 9.000 galones en los últimos meses, por cuenta de que la generadora apagó varias plantas generadoras movidas por fuel-oil.

 

A pesar de que el combustible importado sea una cantidad pequeña, afectará a Letica, una capital estratégicamente importante para el país. Esto preocupa a los habitantes, en particular, si el racionamiento se extiende hasta la Semana Santa, que es una época de afluencia importante de turistas.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?