| 10/9/2006 12:00:00 AM

Leche para rato

Alquería contará con dos plantas nuevas, las cuales hacen parte de sus planes de expansión. Palmira fue su más reciente apuesta y con ella, la empresa busca suplir el mercado local y llegar a parte del Eje Cafetero. La compañía invirtió $12.000 millones.

Aunque al mercado de Bogotá le queda mucho terreno por explotar, Alquería tiene claro que dentro de su plan de negocios está seguir ganando participación. Por ello, a partir del primero de octubre, inició un empalme en Bucaramanga con una empresa local llamada Ricalac, con la cual espera entrar a esa región del país e incluso a la Costa Atlántica.

También en Medellín iniciará un proceso similar con una empresa local y parará ahí, porque según sus directivas, lo que están haciendo es colocar sitios estratégicos que les permitan desarrollar mucho más el negocio. “Inicialmente las adquisiciones son pocas, pues son plantas pequeñas para el mercado que tienen que atender, pero esto nos permitirá hacer presencia en la región”, explicó el gerente general de la organización, Orlando Jiménez, quien destacó que el proyecto de expansión se está dando muy rápidamente y que las expectativas son ampliar la presencia en el mercado nacional, teniendo en cuenta que el consumo viene en ascenso.

Por su parte, el Presidente de Alquería, Carlos Enrique Cavelier, dijo que con la entrada en funcionamiento de la nueva planta de Palmira, podrán atender todo el mercado del Valle del Cauca y el eje cafetero, hasta Popayán. “Se invirtieron $12.000 millones en la compra y en la adecuación de la planta, la cual estaba en muy buenas condiciones, pero hemos tenido que traer nuevos equipos, modificar procedimientos, entrenar a los empleados y adelantar el proceso de certificación internacional de calidad Quality Chekd, que ya alcanza los 89 puntos sobre 100”.

El directivo explicó que el balance de este año para la compañía es muy positivo y por ahora sus ingresos han creciendo un 15% respecto al año pasado, y las ventas se han incrementado en un 60%. La compañía está enfocada en atender las necesidades del mercado de estrato 2, 3 y 4, aunque las personas de otros estratos están comprando la marca, además del precio, por la calidad de los productos, asegura Cavelier.

En cuanto a la ampliación de su portafolio de productos, el presidente de la empresa descartó por ahora la incursión en nuevas líneas diferentes a las actuales. “Contrario a lo que muchos puedan pensar, los negocios diferentes a los de la leche son bien diferentes, una cosa es tener la materia prima y otra cosa muy distinta es fabricar otros productos y nuestro foco de negocio seguirá manteniéndose. Hemos hecho algunos “pinos” con jugos, pero nos hemos dado cuenta a tiempo que no es lo nuestro y hemos retrocedido. Hemos sido cuidadosos de no expandir nuestra marca para todas partes y en cualquier producto”.

Actualmente se encuentran exportando a algunos mercados, en especial avena, al mercado de los Estados Unidos y esperan que con la entrada en vigencia del TLC este rubro aumente un 5% y las condiciones mejoren, aunque no es la prioridad de la empresa.

La nueva planta
Según sus propias directivas, la planta, ya está generando 484 empleos directos y cerca de 300 indirectos, tiene capacidad para producir 115.000 litros diarios de leche larga vida, y es la segunda planta productora de leche con la que cuenta Alquería.

Para la empresa no solo es importante el producto final sino también el fortalecimiento y el desarrollo de la industria en la región, por eso los proveedores son los pequeños campesinos y ganaderos a quienes la empresa les ofrece acompañamiento y capacitaciones permanentes. Son seis los centros de acopio en el occidente del país: Pasto, Ipiales, Sibundoy, la Victoria, Popayán y Palmira, y los centros de distribución se encuentran en Cali, Palmira, Buga, Buenaventura, Armenia y Pereira.

Según Cavelier, “esta nueva planta busca generar empleo y contribuir a la seguridad alimentaría del occidente del país. Además, llega en un momento importante para la economía del Valle del Cauca y es el resultado de un gran esfuerzo realizado por esta empresa para generar empleo, desarrollo y bienestar a esta región del país”.

Esta nueva planta entrará a competir con empresas como San Fernando, Parmalat, Nestlé y Alpina.

La fábrica funciona en donde antes operaba la antigua compañía productora de leche Andina, y fue inaugurada el pasado viernes en el municipio de Palmira, Valle, y contó con la presencia del Ministro del Interior, Carlos Holguín Sardi y el Gobernador del Valle, Angelino Garzón. 
 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?