| 8/9/2010 7:00:00 AM

Lavazza tendrá cafeterías en Colombia

La compañía italiana los establecerá en sitios premium de Bogotá antes de 24 meses. Los precios del café bajarán pronto. Entrevista con Cesare Noseda, director para Centro y Sur América.

Después de Illy, ahora la italiana Lavazza quiere entrar al país con sus cafeterías."Pensamos abrir cafeterías en Colombia dentro de los próximos dos años. En un par de años como máximo", le dijo a Dinero.com Cesare Noseda, director para América Central y Suramérica de esa compañía.

Lavazza, especializada en la producción y empaque de mezclas para espresso, es una marca aspiracional. "Roza incluso los valores de la italianidad", dice Noseda. Por eso las cafeterías estarían inicialmente en lugares premium de Bogota y quizás en algunas zonas turísticas. Aunque eso está claro, no han definido aún si entrarán directamente o con franquicias.

No le temen a la posición de las tiendas de café Juan Valdés. "Los conocemos muy bien. Pensamos que Juan Valdés ha hecho una excelente labor para llevar al consumidor café de calidad y es una cadena muy bonita, tiene un estilo bonito", dice. Pero donde creen que está la fortaleza de Lavazza es en su carácter internacional. Vende cafés de 20 países y no solo de Colombia, como lo hace quién sería su eventual competidor.

Precios a la baja

Lavazza tiene una posición privilegiada para ver y analizar el mercado. No es un jugador enorme, porque compra 2,3 millones de sacos de café verde al año en un negocio que mueve 7 a 8 millones de sacos al mes. Sin embargo, los adquiere en 20 países y vende en 90 países, lo que les da una buena perspectiva de lo que pasa en el mundo.

Los precios del café arábiga en el mercado internacional del grano pasaron de un promedio de US$1,40 de enero de 2009 hasta junio de 2010, a US$1,70 en las últimas semanas. La opinión de Cesare Noseda sobre el futuro es que no hay razones de oferta y demanda que justifiquen el alza y espera que haya una reducción pronto. "Esperamos que precio baje. No vemos razones para la subida en estos últimos meses porque hay suministro de café", opina. Señala más bien que se trata de maniobras de los especuladores que mueven el mercado en el corto plazo.

Qué tanto más pueda subir el precio ahora, no lo sabe, pero está seguro que no habrá descalabros en su firma. "Es una empresa acostumbrada a las crisis. Fue fundada en 1895 y ha pasado dos guerras, en las cuales a Italia no le ha ido necesariamente bien", dice con gracia.

En su opinión, el alza de precios no es una tendencia estable, pero hay otros cambios que se pueden identificar con claridad en este mercado . "A nivel mundial el consumo promedio no cambia mucho, pero están cambiando los segmentos más dinámicos. Está aumentando el consumo de café
gourmet de calidad", señala. "Es una tendencia muy clara en los mercados, incluso en china e india", añade. Por eso, Lavazza se siente cómoda en su nicho de cafés tostados y preparados para espresso.

El próximo café
¿Y qué puede esperar un consumidor sobre innovaciones en los productos de café? "En café es muy difícil innovar. Es un producto natural", dice Cesare Noseda. Pero aunque la tecnología de proceso sea la misma de hace 50 años se pueden hacer cambios. Uno es empacar el producto de una manera novedosa. Eso lo han hecho los tostadores en el pasado. Pero la gran novedad en la actualidad, señala, es la de los empaques “monodosis”. Porciones con medidas exactas para una persona."Todos están invirtiendo en monodosis", afirma.

El atractivo de estas preparaciones está, manifiesta, en que el consumidor recibe la garantía de calidad del productor y la conveniencia de tener su café, con la mezcla que prefiere, listo para servir.

También habrá cambios en las máquinas para hacer café. Lavazza ha hecho alianzas con los diseñadores de Ferrari para modificar algunas de sus cafeteras. Quizás en poco tiempo se puedan controlar desde el celular, opina.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?