| 2/9/2011 5:30:00 PM

Latinoamérica debe replantearse sus relaciones con China

América Latina tiene que replantearse sus relaciones comerciales con China para conseguir que los intercambios entre los dos países sean más equilibrados, aseguró en Nueva York José Antonio Ocampo, exministro de Hacienda de Colombia y profesor de la Universidad de Columbia.

"Latinoamérica exporta a China materias primas como petróleo o hierro, que están experimentando un 'boom', pero tenemos que preguntarnos si eso es realmente lo que queremos", dijo Ocampo durante una conferencia organizada por la Asociación Andino Americana, quien alertó del peligro que supone la dependencia de la región del mercado de las materias primas.

El experto colombiano, que estuvo a cargo de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) entre 1998 y 2003, puso de manifiesto que el gigante asiático exporta a América Latina todo tipo de bienes y que, si bien esta región debe impulsar sus relaciones con China, éstas deberían ser más equilibradas.

En ese sentido, el economista cree que la diversificación de las exportaciones es una de las claves para que la recuperación económica en Latinoamérica no se debilite y para que la región no corra el riesgo de una recaída si se produce un colapso en el mercado de las materias primas.

Los máximos históricos en los precios del crudo o los metales han ayudado decisivamente a la recuperación económica en Latinoamérica, lo que ha impulsado a países como Venezuela o Colombia, pero Ocampo afirma que son las economías basadas en la manufactura y no en las materias primas las que más crecen en el largo plazo.

Por ello, el que fuera secretario general adjunto para Asuntos Económicos y Sociales de Naciones Unidas se preguntó: "¿Realmente Colombia se quiere convertir en nada más que un exportador de minerales?".

En el caso de Venezuela, el economista afirmó que "el problema no es (su presidente Hugo) Chávez, sino esa dependencia que viene de muy atrás".

Otro de los motivos de preocupación de esa especialización es según Ocampo que "América Latina ha estado gastando en el 'boom' de las materias primas y no ha estado ahorrando", por lo que en el caso de producirse un debilitamiento en ese mercado, la región no tendría un colchón en el que apoyarse.

El profesor de la Escuela de Asuntos Públicos e Internacionales de la Universidad de Columbia explicó que Latinoamérica ha salido bien parada de la crisis económica de 2008, pero pidió cautela porque la recuperación está empezando a dar señales de debilidad.

Entre los problemas que afronta la región, Ocampo destacó también el debilitamiento del comercio mundial tras la crisis, "que ha experimentado una enorme reducción nunca antes vista", y el peligro de la llamada "guerra de divisas", que en algunos casos está llevando a la pérdida de competitividad.

A pesar de esos retos a los que se enfrenta la región, el colombiano también quiso resaltar algunas de las claves que han impulsado la recuperación en América Latina.

"Un punto verdaderamente importante y prometedor es la fuerte reducción de los ratios de deuda externa, que suponen una fuente de fortaleza para la región porque los bancos centrales de Latinoamérica ya no tienen miedo a perder el control como antes", apuntó Ocampo.

Las tasas de inversión en la región, aunque lejos de los niveles que llegaron a alcanzar en los años 70 y 80, se encuentran en niveles altos, mientras que las tendencias sociales están siendo cada vez más justas, sobre todo en el mercado laboral, según manifestó el economista.

Así, Ocampo quiso destacar la reducción de la pobreza en América Latina en los últimos años, que calificó de "espectacular".

 

 

 EFE

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?