| 11/9/2011 6:00:00 PM

Las reinas de los portales

Estas mujeres periodistas de gran trayectoria están a cargo de los tres medios digitales independientes de moda hoy. ¿Cómo hacen para ganar dinero?

Como todos los profesionales, muchos periodistas buscan ser independientes, pero ante las dificultades para crear medios tradicionales, internet se ha convertido en una alternativa más económica, pero también más arriesgada, pues la forma de ganar dinero online, no se ha acabado de inventar.

Y aunque varios proyectos lo han intentado, pocos han logrado salir adelante. Esto, porque la publicidad digital aún es muy pequeña dentro de los presupuestos de los anunciantes colombianos (solo 7% del total se destina a ese canal) y la competencia es tan feroz, que los precios son muy bajos. Además, muy pocos usuarios de internet están dispuestos a pagar por el contenido.

No obstante, tres medios independientes han conseguido ocupar un lugar destacado dentro de las preferencias de los internautas: La Silla Vacía, Kien&Ke y Confidencialcolombia.

Los tres coinciden en su aspiración de ofrecer información de actualidad, tienen directoras mujeres, se inspiran en el Huffington Post, no pretenden ser masivos y no se han llevado bien con las centrales de medios.

Se diferencian en su modelo de negocios, pues aunque todos le apuestan a conseguir suficientes anunciantes, su juventud y la realidad del mercado aún no se los han permitido. Mientras llega ese momento, sobreviven de la inversión inicial y de algunas estrategias que les permiten obtener ingresos extras.

El pionero es la Silla Vacía, que arrancó en marzo de 2009 con los ahorros de Juanita León y su familia, así como con una beca de US$100.000, que ella consiguió en la Open Society Foundation (financiada por George Soros), pues les interesa promover proyectos que fomenten las sociedades abiertas y bien informadas. La Silla cumple con este requisito, dado que su fuerte son los temas políticos.

Kien&Ke, que acabó de cumplir un año, era la idea de un grupo de periodistas liderados por María Elvira Bonilla, que deseaban arrancar un proyecto, pero no sabían cómo financiarlo ni venderlo. Se encontraron con la empresaria Adriana Bernal, dueña de Red Assist, quien puso la plata y su conocimiento comercial para comenzar con lo que ellos llaman una revista digital, que desde antes de salir al aire ya tenía 14 anunciantes.

Confidencialcolombia, por su parte, comenzó en febrero pasado y es el piloto de un proyecto latinoamericano del español Jaime Polanco, ex presidente de Caracol Radio, quien se inspiró en la exitosa experiencia del diario digital español El Confidencial. Su plan es montar páginas similares en Brasil, México, Argentina, Chile y Perú. En Colombia, la dirección está a cargo de María Alejandra Villamizar.

El arranque

Si bien los tres portales aún están en etapa de consolidación (se estima que iniciativas de este tipo tardan entre dos y tres años en empezar a ser rentables), sus directoras coinciden en que la fórmula para atraer lectores sí está inventada: contenido de calidad y chivas, pero el tema de los anunciantes las sigue poniendo a prueba.

Juanita León, quien ha logrado financiarse con subvenciones externas, dice que su plan era conseguir suficientes anunciantes para no tener que depender de esa ayuda, pero admite que esa ha sido una tarea difícil, con todo y que tiene muy bien segmentados sus usuarios, que en su mayoría tienen alto poder adquisitivo y son profesionales. Una traba con la que se ha enfrentado para llegar a los anunciantes es que las centrales de medios evalúan los portales como el suyo con el mismo rasero que utilizan para los que forman parte de un medio tradicional, y eso los pone en desventaja.

La misma experiencia vivieron en Kien&Ke, pero contaron con la ventaja de que su accionista mayoritaria tiene habilidad comercial y pudo conseguir pauta sin necesidad de las centrales de medios. Hoy ya trabajan con ellas y tienen 80 anunciantes.

En Confidencialcolombia también quieren cambiar el esquema de venta de la publicidad en internet, que en el país factura entre $40.000 y $50.000 millones anuales. Su idea es depender menos de los clicks y de los banners para reemplazarlos por patrocinios de secciones.

Además, desarrollan nuevas estrategias y buscan otras alternativas de ingresos. En Kien&Ke se asociaron con un portal de póquer, que permite jugar en su página y aumentar el tiempo de cada usuario en su portal, estadística vital a la hora de vender los avisos. En la Silla Vacía ofrecen talleres y seminarios de alfabetización digital, aprovechando su experiencia, al tiempo que planean crear una página donde agregan blogs de temas como moda y belleza, más fáciles de vender.

Si bien todos aspiran a seguir posicionándose con su empresa, no descartan que les suceda lo mismo que al Huffington Post, un periódico digital creado en 2005 y que gracias a su posicionamiento fue vendido por US$315 millones a AOL. Suma bastante meritoria, si se tiene en cuenta que el portal no factura ni 10% de esa cifra al año. Ya La Silla Vacía y Kien&Ke han recibido propuestas de compra, pero por ahora el plan es seguir colonizando las costumbres digitales de los colombianos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?