| 11/10/2011 9:00:00 AM

Las posibles candidatas a vender sus activos a Canacol

Esta empresa canadiense, que cotiza sus acciones en la Bolsa de Valores de Colombia, contó el milagro pero no el santo: anunció que comprará los activos de una firma en Colombia por US$69 millones, pero no dijo cuál.

Sólo dio señales de que la empresa a adquirir tiene participación en ocho bloques de Exploración y Producción (E&P), que cubren cerca de 400.000 acres netos en las cuencas de los Llanos Orientales, Caguán-Putumayo y Valle Medio del Magdalena.

Según fuentes cercanas a Canacol, las también canadienses C&C Energy y Petroamérica, además de la británica Emerald Energy, bien podrían cumplir estas condiciones, por lo que entre ellas estaría la vendedora.

Canacol espera cerrar la transacción a mediados de diciembre y una vez termine el proceso, hacer una inversión de capital de US$14 millones, que sumada a US$115 millones en caja permitirá adelantar las actividades previstas para 2012.

¿Qué tiene cada empresa?

Si la pista de Canacol es que la compañía que le venderá sus activos tiene ocho propiedades en Colombia, C&C Energy y Petroamérica se ajustan a esta característica.

La primera tiene interés sobre un total de 647.000 hectáreas (559.000 acres netos) y cuenta con más de cincuenta empleados de tiempo completo en Colombia.

En los Llanos Orientales posee participación en cuatro bloques: Cravoviejo, Cachicamo, Pájaro Pinto y Llanos 19; en la cuenca del Putumayo participa en los bloques Coatí, Andaquíes y Putumayo 8; y en el Valle Medio del Magdalena tiene dos bloques más.

Petroamérica, por su parte, tiene intereses sobre ocho propiedades, de las cuales dos están en producción y en total acumulan 434.000 acres netos de terreno.

Emerald Energy participa en tres bloques en el Caguán – Putumayo, dos en los Llanos Orientales y dos en el Magdalena Medio.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?