Revista Dinero

| 2/17/2012 11:38:00 AM

Las mecas del cine

La filmación de películas se ha convertido en una fuente millonaria de ingresos para las ciudades. Solo en 2011, Nueva York recibió US$5.000 millones por prestar sus calles como locación. Estos son los lugares preferidos por los productores gracias a las ventajas que ofrecen.

Las ciudades están jugando un papel protagónico en las grandes producciones cinematográficas del mundo. Prestar las ciudades y lugares históricos como escenario para películas se ha convertido en una nueva fuente de ingresos y en importante acelerador de las economías locales.

Solo en 2011, Nueva York recibió más de US$5.000 millones, simplemente por prestar sus escenarios para la grabación de películas, series de televisión y comerciales.

Con más de 350 productos audiovisuales producidos allí, la ciudad rompió su propia marca en ingresos por este concepto. Michael Bloomberg, alcalde de Nueva York, resalta que los resultados se tradujeron en cerca de 100.000 empleos, a través de más de 4.000 negocios.

Así como la Gran Manzana, otros lugares en el planeta se han consolidado como verdaderos centros de producción cinematográfica.

California  (Estados Unidos)

Por décadas, Los Ángeles y San Francisco han sido sedes de las mayores productoras, por lo que tienen la infraestructura más avanzada del mundo. La comisión de cine de California administra un fondo que presta hasta US$100 millones para grandes producciones o hasta US$10 millones para películas independientes. Además, ofrece exenciones de impuestos de entre 20% y 25%. El año pasado generó US$16.000 millones en impuestos. Algunas películas: Piratas del Caribe.

Nueva York (Estados Unidos)

La Gran Manzana no solo ofrece todo tipo de escenarios urbanos y reconocidos puntos de interés. Además cuenta con una política de exención que comprende entre 30% y 35% en devolución de impuestos para actividades audiovisuales. El año pasado se filmaron allí 188 películas y la administración recaudó US$5.000 millones por ‘prestar’ la ciudad para producciones audiovisuales.
Algunas películas: El cisne negro, Spiderman, El perfecto asesino.

Australia

El país tiene una política de estímulo al cine que comprende descuentos de 40% en impuestos para proyectos australianos y de 20% para otras grabaciones locales. En el caso de producciones extranjeras que se filmen allí, brinda descuentos de 15% en impuestos para grabaciones y trabajos de postproducción. Algunas películas: Las crónicas de Narnia, Frost/Nixon, Wolverine.

Reino Unido

Quizás los estudios insignia de este país sean los Pinewood. Con una de las infraestructuras de producción más grandes del planeta, ha acogido gigantes escenarios –como los usados en películas de James Bond y Harry Potter–. Esto lo complementa con un agresivo programa en el cual las películas con presupuestos menores a US$32 millones obtienen hasta 25% de descuento en impuestos. Algunas películas: Sherlock Holmes, Capitán América, La saga de Harry Potter.

India

El mayor productor del mundo: tan solo en 2009 se filmaron 2.961 películas en Mumbay, Hiderabad y Chennai. Esta industria responde a las necesidades locales básicamente y ofrece los costos de producción más económicos del mundo, ante los bajos salarios que tiene su mano de obra calificada, frente a otros mercados. Algunas películas: Misión imposible 4, ¿Quieres ser millonario?

Hong Kong

Es una de las ciudades más prolíficas en producción cinematográfica en Asia y ofrece unos costos de producción muy por debajo de los estándares fijados por Estados Unidos: una gran película solo cuesta alrededor de US$5 millones, al tiempo que el promedio de las producciones apenas supera US$1 millón. Sin embargo, se destacan cintas reconocidas en el mundo del Séptimo Arte como El tigre y el dragón o Héroe.

Canadá

Junto a una favorable tasa de cambio entre dólares estadounidenses y canadienses, cuenta con un programa para servicios de producción que reembolsa hasta 16% del dinero pagado a los residentes que participen en grabaciones –esta cifra puede subir hasta 70% para algunos trabajos en ciertas ciudades–. Algunas películas: Crepúsculo, Tron, Los Magníficos, Fringe.

Nueva Zelanda

Según su oficina de cinematografía, los costos de producir una película en Nueva Zelanda son 20% menores a los que tiene Australia y 32% de los canadienses. Ofrece una exención total de impuestos para películas de alto presupuesto. Algunas películas: El Hobbit, Sector 9, Las aventuras de Tintín.

Francia

La atmósfera de romance, alta cocina y esplendor que brindan sus lugares icónicos –como la Torre Eiffel, el Arco del Triunfo o el río Sena– es difícil de imitar. Francia tiene 40 comisiones cinematográficas, con personal experimentado y una enorme infraestructura que complementa con devoluciones de impuestos y créditos blandos para producciones extranjeras. Algunas películas: El Artista, Medianoche en París.

España

Este país es el ‘camaleón’ de los escenarios. Allí se han filmado cintas que ocurren en el viejo oeste americano, el medio oriente musulmán o una moderna y futurista ciudad occidental. Si bien su política de incentivos no es de las mejores, la calidad de sus profesionales y el bajo costo en su contratación han atraído a varios de los directores de cine más afamados, como Woody Allen o Stanley Kubrick. Algunas películas: El laberinto del fauno, Vicky Cristina Barcelona, Gladiador.
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×