| 1/1/1993 12:00:00 AM

Las finanzas profundas

La banca de inversión surgió en Colombia a mediados de los años 80. La experiencia vivida con algunas compañías pertenecientes al Grupo Grancolombiano, que tuvieron que ser vendidas ante la imposibilidad de alcanzar la recuperación financiera de todas ellas, llevó a la conformación de un equipo de trabajo cuyo objetivo principal era lograr las mejores condiciones posibles de negociación para el vendedor.

"Históricamente, comenta Felipe Encinales, gerente general y socio fundador de la firma Inverlink, la persona que estaba en el proceso de vender una compañía se enfrentaba con una posición desventajosa, ya que no era bien visto el hecho de permitir que más de un inversionista conociera de la oferta en forma simultánea, y mucho menos que se produjeran propuestas comparables entre sí'.

Ante esta situación, el vendedor estaba a merced de las condiciones que impusiera el posible comprador por el solo hecho de ser el único oferente, sumado a que normalmente las únicas empresas que se vendían en el país eran aquellas que tenían dificultades financieras.

Con el ánimo de mejorar las condiciones de negociación, y recurriendo a la importación de tecnologías frecuentes y de uso común en otros países, principalmente en los Estados Unidos, el Banco de Colombia montó un departamento especializado para la negociación de esas entidades y se contrató la asesoría profesional de la firma The First Boston Corporation. Esta empresa es uno de los principales bancos de inversión que operan en el mercado internacional. Había trabajado en casos similares como el del grupo Rumasa, en España. "Se dio liquidez a unos activos que difícilmente la tenían, ese es el objetivo de la banca de inversión", dice Encinales.

En opinión del First Boston Corporation se debía introducir competencia entre los posibles compradores, en contra de lo que había sido la idiosincrasia de este tipo de negociaciones en Colombia. Los resultados no se hicieron esperar, y las compañías empezaron a venderse en mejores condiciones. La experiencia adquirida por los funcionarios colombianos significó que un grupo de ellos, al producirse la nacionalización del Banco de Colombia y el cambio de administración, se retirara y fundara Inverlink, como la primera empresa en el mercado que ofrecía los servicios propios de la banca de inversión.

El resultado más interesante de todo este proceso es el cambio de mentalidad que se ha presentado en el mercado. Se ha aceptado que no solamente las empresas con problemas financieros son las que se ofrecen en venta. Igualmente el medio ha reconocido que tanto compradores como vendedores pueden estar en un mismo plano de negociación, adelantando procesos en forma simultánea y permitiendo el juego de la oferta y la demanda en este tipo de transacciones.

Alrededor de las operaciones bursátiles han surgido firmas como Invercor, filial de Corredores Asociados, que presta servicios de asesoría para la emisión y colocación de acciones y títulos de deuda; valoración y compraventa de empresas; reestructuración de pasivos y definición de estructuras de capital; evaluación y promoción de nuevos proyectos y procesos de privatizaciones.

Eduardo Soto, gerente de Invercor, dice: "Invercor nació como

complemento de los servicios que tradicionalmente han prestado Corredores Asociados y Fiducor en el mercado de capitales". En un principio las tareas de banca de inversión se prestaron ocasionalmente como complemento de las actividades dé corretaje de valores. Posteriormente el crecimiento de la demanda llevó a buscar un equipo de personas que prestara exclusivamente este servicio, siempre dentro de la estructura de Corredores Asociados y Fiducor. Finalmente, la evolución del mercado y la calidad del servicio llevó a la constitución de la firma especializada en el tema, Invercor. "Esta situación constituye una excelente oportunidad comercial. El hecho de trabajar en llave con una firma de reconocida trayectoria en las bolsas de valores, constituye una interesante ventaja comparativa y permite obtener muy buenos resultados en las emisiones y colocaciones de acciones y papeles comerciales", explica Eduardo Soto.

Algunas corporaciones financieras han desarrollado gestiones de éxito en banca de inversión, entre otras porque a diferencia de las demás firmas cuentan con los recursos financieros necesarios para invertir en el sector real de la economía. Sin embargo, esta misma característica también les crea limitantes para la prestación de algunos de los servicios, como la representación y asesoría de eventuales vendedores, especialmente cuando están buscando realizar inversiones propias. en contraposición, otras firmas han establecido en sus estatutos la prohibición expresa de participar directamente en las inversiones; esta circunstancia les permite trabajar con un mayor grado de objetividad y evita que se presenten incompatibilidades y conflictos de intereses.



LA METODOLOGÍA

En Colombia, dadas las limitaciones propias de un mercado de capitales pequeño, no todos los servicios que ofrece la banca de inversión en el mundo tienen aplicación práctica. No obstante, los servicios especializados de avalúos de empresas como entes productivos en marcha, el asesoramiento en adquisiciones y desinversiones de empresas, y los programas de reestructuración y reorganización financiera han tenido creciente acogida en nuestro medio, tanto en el sector privado como en el público. Este último, a través del Fondo de Garantías de Instituciones Financieras, el IFI, y las entidades financieras nacionalizadas, han utilizado a las firmas especializadas en banca de inversión. Inverlink, por ejemplo, ha adelantado más de 50 avalúos y ventas en los últimos seis años.

Con respecto a la valoración de empresas, las compañías colombianas que trabajan en este campo se encuentran aplicando las metodologías y procedimientos de uso común en el mundo. Sin embargo, la disponibilidad de información especialmente en lo que se refiere a los indicadores de riesgo, y las estadísticas de operación y comportamiento de los diferentes sectores, distan mucho de ser completas.

Para valorar una empresa como ente productivo en marcha, se utilizan diferentes métodos, que parten del principio básico de proyectarlos flujos de dinero que pueden generar en un horizonte de planeamiento de cinco a diez años, dependiendo de las circunstancias. Estos flujos pueden hacer referencia a utilidades, excedentes de caja o dividendos. En consecuencia, resulta evidente que para la valoración de una empresa se requiere entrar a analizar en detalle el funcionamiento de la misma, y por tanto, la disponibilidad de información debe ser lo más amplia posible.

"Valorar una empresa grande en Colombia, resulta paradójicamente más fácil que una mediana o pequeña, ya que las primeras cuentan' generalmente con una mayor y mejor información sobre su funcionamiento, el sector, las perspectivas de desarrollo y los demás factores requeridos para los procesos de valoración", según lo explica Eduardo Soto. No obstante, los procesos de negociación no son tarea fácil de cumplir, ya que involucran factores siempre diferentes como los sentimientos y los orgullos tanto de los compradores como de los vendedores. En este sentido, puede decirse, como lo anota Felipe Encinales que "se aplica un 10% de estrategia corporativa y un 90% de manejo psicológico".

El proceso de valoración se cumple normalmente porque se está pensando en adelantar algún tipo de transacción comercial, y por eso es frecuente que para tasar los honorarios de las firmas encargadas de los mismos se utilice el sistema de comisiones de éxito, que se causan y pagan tan pronto termine la operación. Normalmente, el banquero de inversión se encarga de todos los aspectos relacionados con la confección del avalúo, la preparación y distribución de un cuaderno de ventas entre los inversionistas potenciales y la asesoría en el proceso de negociación. Los demás aspectos como pueden ser el trabajo de preparación de la documentación jurídica y el análisis tributario

LOS NEGOCIOS

Con respecto a la reestructuración de pasivos, el mercado tiende a ofrecer alternativas interesantes como consecuencia de la apertura, las restringidas alternativas de financiación y la presencia de nuevos inversionistas en los mercados de valores. Básicamente lo que se pretende es permitir que las empresas cuenten con los recursos necesarios para operar, dentro de unos costos que sean razonables, y que correspondan a la estructura misma del negocio. Lo que aparentemente es obvio para la operación de cualquier entidad, en Colombia presenta serios vacíos. Resulta frecuente que los empresarios no sepan cuáles son sus requerimientos de capital de trabajo y qué implicaciones adicionales tendrá sobre los mismos un nuevo proyecto de inversión; tampoco es clara la medición del costo de capital y el concepto de la mejor composición de pasivos en términos de costo y riesgo. En este campo los banqueros de inversión

han encontrado una fuente interesante de negocios. En relación con la evaluación y promoción de nuevos proyectos, es poco lo que se ha trabajado en Colombia. Los altos costos de los estudios, frente a las limitaciones de capital, hacen que estos sean trabajos muy dispendiosos con muy bajas rentabilidades, y en consecuencia poco atractivos. Con referencia a las privatizaciones últimamente se ha abierto una posibilidad de operación interesante para los banqueros de inversión. El estado ha entendido la necesidad de buscar soporte y apoyo técnico para cumplir con estas gestiones con los mejores resultados, y los posibles

inversionistas del sector privado han buscado asesoramiento para adelantar las

transacciones. El proceso, sin embargo, ha experimentado demoras y contratiempos producto de factores políticos y de intereses particulares de determinados sectores.

Muchas son las empresas y los empresarios que han intentado desarrollar el campo de la banca de inversión. Los resultados han sido muchos y muy disímiles, ya que a pesar de ser un negocio aparentemente fácil de manejar, involucra aspectos muy complejos y de muy diversa índole. "Cuando se busca una empresa para que adelante un avalúo y brinde una asesoría en un proceso de negociación, se está buscando credibilidad y seguridad. En este campo desempeña un papel fundamental el nombre y trayectoria de cada firma, y por eso éstas son muy celosas del estricto cumplimiento de sus objetivos y metas". En este concepto coinciden e insisten Eduardo Soto y Felipe Encinales, al igual que en lo referente al estricto empleo profesional y ético de la información, que por la naturaleza misma de la actividad que desarrollan deben consultar.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?