| 9/28/1998 12:00:00 AM

Las cuentas del crédito en dólares

Al relajarse las restricciones al crédito externo, la decisión de endeudarse en dólares depende de lo que cada quien crea sobre las perspectivas de la divisa. Si dentro de seis meses el dólar está en el techo de la banda, el costo de la deuda en dólares sería de 34,4% anual, más barato que las alternativas en el mercado interno. Pero en un escenario en el que el dólar estuviera 10% por encima del punto proyectado en la banda, el costo de la deuda externa sería del 63% anual. Habría que ver, además, si es físicamente posible endeudarse en dólares en estos días, pues el acceso al crédito externo para el sector privado se está cerrando rápidamente, ante el deterioro de la situación financiera internacional.



La salida de los fondos de inversión extranjera



Los fondos extranjeros están saliendo de Colombia, a medida que avanza la crisis global y sus administradores pierden confianza en los mercados emergentes.



Sube la presión



El mejor termómetro de la iliquidez en el sector financiero es el saldo mensual de los cupos ordinarios y extraordinarios en el Banco de la República. La demanda de recursos de esta fuente se había aliviado en agosto, pero ha resurgido en las últimas semanas hasta acercarse a los niveles del crítico mes de junio.



OJO A LOS "SPLITS"



En la edición anterior, Dinero presentó un cuadro que mostraba las caídas de precios de las principales acciones transadas en bolsa. La acción de Suramericana de Valores apareció con un descenso del 91%. Esta información es imprecisa, pues la compañía realizó un split en mayo y dividió la acción, que valía $21.000, en 4 acciones de $5.250. En realidad, la acción se desvalorizó en 68,98%. Algo similar ocurrió con Fabricato, cuya acción no ha caído el 79% sino sólo un 16% en lo corrido del año.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?