| 1/16/2006 12:00:00 AM

Las batallas de Airbus

El avión de Airbus que aterrizó esta semana en Colombia es una máquina deslumbrante.Más que un avión, sin embargo, es la última arma en una encarnizada batalla con Boeing para dominar el sector aeronáutico.

El avión de Airbus que aterrizó esta semana en Colombia es una máquina deslumbrante. Se trata del avión de pasajeros más grande del mundo. Es un superjumbo de doble cabina, diseñado para transportar a 555 personas pero con espacio para más de 800. Más que un avión, sin embargo, es la última arma en una encarnizada batalla entre Airbus y Boeing, las dos empresas que dominan con mano de hierro el sector.

Los dos colosos de la industria aeronáutica mundial, mantienen las espadas en alto tras el cierre del ejercicio, pendientes de ver quién gana la batalla de las ventas este año. Pero lo que nadie discute es que 2005 ha sido el mejor año de la historia para ambos fabricantes de aviones, que han logrado pedidos de casi 2.000 aparatos entre las dos, más que las cifras récord registradas en 1988 y 1989.

Boeing cerró 2005 con un máximo de ventas que amenaza la supremacía de su rival. En total, el gigante aeronáutico registró 1.002 pedidos, con lo que supera ampliamente la marca de 877 aeronaves vendidas en 1988, que incluye las ventas de McDonnell Douglas antes de la fusión, y un 55% más que las combinadas por el duopolio en 2004.

La cifra de 2005 más que triplica la de pedidos de 2004, que fueron en total 272. Airbus, que hará públicos sus datos definitivos de cierre de ejercicio el próximo día 17, comunicó el 30 de noviembre un total de 687 solicitudes, pero posteriormente ha incrementado el número de pedidos hasta 752. No obstante, y mientras llegan los datos definitivos, un portavoz de la firma europea adelantó la pasada semana que la cifra de ventas se acercará a los 1.000 de su rival. De confirmarse la cifra, también triplicaría los 366 pedidos conseguidos en 2004.

Esa bonanza de ventas se ha reflejado en la Bolsa. Las acciones de EADS, casa matriz de Airbus, han subido más de un 50% en el último año, mientras que Boeing cerró en 74,2 dólares, su marca histórica más alta.

Los distintos criterios respecto a la firmeza de los acuerdos establecidos con las líneas aéreas hace difícil comparar las cifras definitivas, pero de cualquier manera se trata en ambos casos de récords históricos impulsados por la recuperación del transporte aéreo internacional tras los efectos del atentado terrorista que sufrió Estados Unidos el 11 de septiembre de 2001. Se supera además, la cifra de 1.600 aparatos que consiguieron vender conjuntamente en 1989.

En Airbus se muestran orgullosos de que en cinco de los últimos seis años han conseguido una mayor demanda que su rival, pero hacen hincapié en que lo más importante para ellos no es la cuota de mercado, sino los beneficios. Así de claro lo dejaba Gustav Humbert, presidente de la compañía europea en la reciente feria aeronáutica de Dubai: "Mejorar los beneficios es más importante que aumentar la cuota de mercado".

Su meta es consolidar un reparto al 50%, pero conscientes de la dificultad que eso supone, auguran una variación para los próximos años siempre en el umbral del 60% y 40%. Intercambiando incluso los primeros lugares, aunque al final la media de un periodo largo será del 50%. "Unos años le tocará a uno y otros al otro, pero esa es la banda lógica en la que nos moveremos", añadía.

En este sentido, es importante también la guerra de precios en la que se encuentran hace ya más de un año y ante la que Humbert insiste en la importancia de los beneficios frente a cualquier otra dimensión. Las últimas semanas del año han sido particularmente fértiles para los dos colosos, con grandes pedidos que propulsarán las cifras de 2006. La compañía australiana Qantas ha anunciado recientemente un pedido de 115 ejemplares del futuro avión de largo recorrido de Boeing, el 787 Dreamliner, mientras que CR Airways de Hong Kong optaba por 30 unidades del B737-800 y 10 aparatos 787. Por su parte, Airbus anunció el 8 de diciembre un pedido de 150 aparatos A320 para China

Sí parece que se frenará el ritmo de pedidos y que serán también las líneas asiáticas las que realicen los encargos más importantes. Alan Mullaly, presidente de Boeing Commercial Airplanes, señalaba recientemente en un diario de Seattle que a pesar de lo difícil que resulta hacer previsiones en este sector se espera una demanda fuerte por parte de Asia, Europa y EE UU. "La mayoría de la gente cree que el ciclo de pedidos y entregas será más largo que en el pasado. Este año ha sido tan extraordinario porque las aerolíneas querían asegurarse los primeros puestos de entrega de los nuevos modelos", explicaba.

Durante los próximos doce meses es de esperar que se resuelva el contencioso, en manos de la Organización Mundial de Comercio, que enfrenta a ambos fabricantes respecto a las ayudas públicas que reciben y puede que también empiece a vislumbrase la salida definitiva al futuro modelo de transporte aéreo internacional.

Según Boeing, se impondrán los trayectos punto a punto, mientras que Airbus apuesta por los grandes hubs, (centros de distribución de vuelos) y las redes internacionales, de ahí su arriesgada apuesta por el avión comercial más grande de la historia (el A-380), con capacidad para 555 pasajeros en sus primeras versiones pero que puede albergar hasta 800 y ya está realizando los vuelos de prueba.

Boeing ha visto desplazado su Jumbo B-747, aunque ha decidido sacar una versión ampliada. Pero su apuesta se centra ahora en el B-787 Dreamliner, un avión para unos 260 pasajeros, con el que ha conseguido una notable ventaja sobre el A-350 con el que ha respondido Airbus.

Aunque en la empresa europea señalan que en igualdad de periodo desde el momento de su lanzamiento comercial, el A-350 lleva ventaja, lo cierto es que el avión de Boeing, cuyas primeras entregas están previstas para el año 2008, tiene ya 254 pedidos en firme, según la compañía, y prevé alcanzar las 500 unidades a finales de 2006. Mientras tanto, el A-350, con dos años de retraso en las entregas respecto a su competidor, tiene 166 pedidos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?