| 10/15/2005 12:00:00 AM

Las acciones, el mercado fuerte en medio de la tormenta ...

Según Ricardo Durán, de Corredores Asociados, la incertidumbre seguirá en los mercados hasta que se defina si la Corte aprobará la reelección.

Difícil semana, plagada de incertidumbre por el fallo de reelección presidencial y llena de señales mixtas entre un mercado preocupado por el curso de la inflación de Estados Unidos y por los conceptos favorables de la banca de inversión internacional y de las calificadoras de riesgo sobre Brasil y el mundo emergente.



En medio de la incertidumbre por la reelección, el mercado de TES observó la volatilidad precio más alta del año, acompañada de una notoria reducción en los volúmenes transados como una defensa natural frente a la elevada exposición al riesgo de mercado.



El mercado de acciones se comportó muy bien en medio de la tormenta, pues a diferencia de los otros activos, arrojó fundamentos positivos como el fenomenal crecimiento en las utilidades de Bancolombia, la mejoría en la percepción de su calificación de riesgo por parte de las agencias externas, el futuro cambio de manos de Megabanco y la fulminante valorización de Red Multibanca Colpatria con su regreso a la bolsa.



En contraste, el mercado de dólares permaneció en su aburridora tónica de los últimos meses, oscilado en tormo al piso de los 2.300 pesos al vaivén de los rumores internos y las noticias externas.



Terminó la semana con el mismo halo de incertidumbre con que se inició, pues después de muchas señales equívocas, la Corte Constitucional no llegó a una determinación definitiva en relación con el proyecto de reelección presidencial.



Lo que puede pasar esta semana:



Desafortunadamente para esta semana hay que esperar más de lo mismo, es decir, bajas escalas de operación de los mercados, alta volatilidad de los precios, extrema liquidez y tranquilidad cambiaria en medio de la tormenta, con la virtual parálisis de mercados que inmovilizan grandes cantidades de capital como el caso de la finca raíz.

Va a ser otra semana agotadora para los creadores de mercado, a quienes se les encomendó la función de darle liquidez al mercado de deuda pública, para los agentes del mercado externo que ponderan en exceso la figura presidencial y para agentes criollos que no se pueden dar el lujo de desinvertirse.



La única ventaja que vemos es que la decisión de la Corte Constitucional se va a dar en una semana más tranquila para la economía internacional una vez se constató que la inflación estructural de Estados Unidos no explotó en septiembre, como sí lo hizo la inflación total, la cual llegó a 4.7% anual.



Debido a que entre la semana anterior y esta no se han presentado grandes cambios a nivel interno y a que el inversionista "ya está jugado" en relación con la fallo de reelección, no queda otra cosa que esperar la trascendental decisión bajo la convicción de que sus efectos positivos y negativos producirán un choque de corto plazo. En este sentido, nos identificamos plenamente con la estabilidad de mediano plazo que avizora el Fondo Monetario Internacional para la economía colombiana fuere cual fuere el veredicto final de la Corte Constitucional.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?