| 2/12/2012 11:00:00 AM

Las 100 marcas más lujosas del mundo

El Top 100 de las marcas más lujosas del mundo, elaborado por World Luxury Association, destacó a diferentes empresas, en su mayoría chinas, en las categorías de moda, joyería, relojería, cosmética, entre otras.

Los “Luxury Oscar Awards”, denominado por los protagonistas como los Oscar del Lujo, premian las diferentes categorías de marcas de lujo.

Para 2012, los premios fueron entregados en Pekín, ya que China es considerado el nuevo mercado de la moda y las marcas de lujo no dejan de abrir sus nuevos puntos de venta en este país.

TOP 100 de la World Luxury Association

Moda

Hermes
Chanel
Louis Vuitton
Christian Dior
Ferragamo
Versace
Prada
Fendi
Giorgio Armani
Ermenegildo Zegna

Aviación

Gulfstream
Bombardier
Dassault
Embraer
Hawker Beech
Cessna
Cirrus
Eurocopter
Bellhelicopter
Sikorsky

Yates

Azimut
Sunseeker
Ferretti
Lurssen
Riva
Wally
Princess
Pershing
Beneteau
Itama

Carros

Rolls-Royce
Bentley
Ferrari
Lamborghini
Maserati
Aston Martin
Bugatti
Spyker
Pagani
Koenigsegg

Joyería

Cartier
Van Cleef & Arpels
Boucheron
Harry Winston
Chaumet
Kloybateri
Bvlgari
Montblanc
Tiffany&Co
Mikimoto

Relojería

Patek Philippe
Vacheron Constantin
Piaget
Jaeger-Le Coultre
Audemars Piguet
Blancpain
Rolex
Breguet
IWC
Franck Muller

Cosméticos


Chanel
Christian Dior
Guerlain
Givenchy
Helena Rubinstein
Sisley
La Prairie
La Mer
Lancome
Biotherm

Licores

L'or De Jean Martell
Louis XIII
Richard Hennessy
Chateau Petrus Wine
Chateau Lafite Rothschild
Macallan
Meritage
Ron zacapa
Dom Perignon
Perrier Jouet

Complejos turísticos

Wakaya Club
North Island
Hotel Turtle Island
Fregate Island Private
Hotel Le Toiny
Burj Al-Arab
Le Sirenuse
Armani Hotel Dubai
W-Hotel-Puerto Rico
Amanruya

Marcas innovadoras


Harley Davidson
Bose
Vertu Lotos
Steinway
Bluthner
Segway PT
Aurora
Sun Valley
Icewine
ShangXia
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?