| 7/22/2010 7:00:00 AM

La utilidad de Terpel creció 120% en el semestre

Dinero.com conoció que a junio de 2009, la empresa tuvo una utilidad neta cercana a los $119.000 millones. En Colombia el Ebitda alcanzó algo más de $120.000 millones. La empresa revelará hoy sus resultados.

Un crecimiento sorprendente muestran los resultados financieros de Terpel. La utilidad neta de la operación en el primer semestre pasó de cerca de $54.000 millones a junio de 2009, a una cifra que los expertos estiman en $119.000 millones, lo que significaría un crecimiento superior al 120%. Esto obedece a los resultados de las filiales Gazel, Terpel Chile, Terpel Panamá y Terpel Ecuador. Los datos precisos serán revelados hoy jueves por la compañía.

La operación colombiana también arrojó unos resultados muy favorables. Los ingresos crecieron más de 14% frente a primer semestre de 2009 y el Ebitda local pasó de $116.000 millones en el primer semestre de 2009 a algo más de $160.000 en 2010, lo que arroja un crecimiento del 44,2%.

Con este panorama, Terpel sigue siendo una de las empresas más interesantes que operan en el país. Para finales de la década de los 90, Terpel era un grupo de siete empresas regionales en Colombia, que jugaban en la periferia del mercado de distribución de gasolina. Casi nadie creía que había futuro para ellas en un mercado dominado por gigantes multinacionales.

Sin embargo, fusionadas las trepeles, ya en 2008 sus ingresos la convirtieron en la primera empresa privada de nuestro país en ventas y es una dinámica multinacional latinoamericana. En ese momento tenía negocios en seis países y estaba entre las 100 mayores empresas de la región.

El recorrido ha sido vertiginoso. En 2008, Terpel facturó más de US$5.100 millones, triplicando los ingresos de 2004. Hoy tiene cerca de 2.000 estaciones de servicio y un portafolio de negocios diversificado que incluye gas vehicular, combustible para industria, transporte aéreo y buques.

La historia es particularmente interesante si se tiene en cuenta que, hace apenas 10 años, los accionistas dudaban del futuro del negocio y decidieron venderlo. Los potenciales compradores tampoco lo encontraron atractivo y no quisieron comprarlo. Los accionistas tuvieron que quedarse con la empresa. Fue entonces cuando inició su transformación, que ha dado resultados espectaculares en esta década.

Hoy, después de consolidarse en su posición regional, el fondo de inversión Ashmore le vendió este año su participación a la chilena Copec.

La empresa enfrenta los desafíos que trae el éxito. Terpel funciona ahora mejor que nunca, pero le esperan grandes transformaciones. Si no cambia la orientación con sus nuevos dueños chilenos, la meta es alcanzar un Ebitda de US$500 millones y operar en 10 países en 2017. Para alcanzar ese objetivo, tendrá que atraer capital nuevo, hacer adquisiciones y entrar en nuevos negocios. El reto está en ver si las cualidades que han sustentado el crecimiento hasta ahora, son suficientes para mantenerlo en un escenario donde habrá nuevos accionistas y en el cual la operación internacional tendrá cada vez más peso relativo frente a la colombiana.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?