| 6/13/2011 9:20:00 AM

La Polar busca salidas a escándalo financiero

La minorista chilena La Polar contrató el viernes a un banco de inversión para buscar una salida a su atribulada situación financiera, lo que fue acompañado por la renuncia del presidente de la firma, en medio de comentarios del Gobierno, que descartó un contagio al resto del sistema.

La Polar reconoció este semana problemas en la gestión de su negocio financiero, que implicarían multas y castigos, que podrían elevar el nivel de provisiones adicionales requeridas por la empresa en hasta el equivalente de 428 millones de dólares, según estimaciones preliminares.

Las acciones de la compañía se desplomaron el jueves al revelarse el complejo panorama, aunque se recuperaron parcialmente el viernes por compras de oportunidad y expectativas de una pronta solución.

La empresa dijo en una carta al regulador local que contrató al banco de inversión local LarraínVial para "definir la estrategia financiera de la compañía y evaluar distintas alternativas que permitan maximizar el valor de la empresa".

Más tarde, se informó que el presidente de la firma, Pablo Alcalde, dimitió al cargo y fue reemplazado por Heriberto Urzúa. "Como nuevo presidente asumiré el desafió de enfrentar este momento (...) para el futuro de la compañía, sus clientes y accionistas y para consolidar el gran proyecto La Polar, que está plenamente vigente tanto en Chile, como en Colombia", dijo Urzúa en una nota difundida la noche del viernes.

El caso explotó después de que un organismo gubernamental de defensa de los consumidores en Chile anunció la semana pasada una demanda colectiva contra la empresa por repactar deudas sin consentimiento de los clientes.

La crisis de La Polar puso en alerta al Gobierno ante un posible contagio en la pujante industria minorista chilena, que es liderada por Cencosud y su rival Falabella, firmas que se han expandido con fuerza dentro de Sudamérica.

El ministro de Hacienda, Felipe Larraín, lideró una reunión con los reguladores del mercado de capital para ver las prácticas en el negocio crediticio de La Polar y su posible impacto.

Los "efectos son limitados y no estamos en caso alguno frente a un problema que ponga en riesgo la solvencia o la liquidez del mercado de capitales o de la banca, la seguridad de los fondos de pensiones, ni el normal funcionamiento del sistema de pagos", citó un comunicado del Ministerio.

El Gobierno no descartó aplicar sanciones, mientras los fondos de pensiones chilenos -que poseen cerca de un 0,2 por ciento de los ahorros administrados- evalúan acciones legales.

Repunte en acciones
Los títulos de la minorista rebotaron el viernes en la bolsa local, tras el histórico desplome de la sesión previa por el escándalo financiero.

Los papeles de La Polar cerraron con un alza del 19,07 por ciento a 1.610 pesos por acción en la bolsa, tras haber caído más del 42 por ciento el jueves, lo que representó la mayor baja de una acción del índice líder de esa plaza desde 1980.

"El alza responde a que sus papeles habían sido excesivamente castigados (...) es una apuesta de inversionistas especulativos, de corto plazo, en medio de esperadas medidas de corto plazo por parte de la empresa", dijo un operador. "Puede ser también la apuesta del mercado a las soluciones (que baraja la empresa) y ahí podría (eventualmente) entrar un nuevo socio estratégico", agregó.

La correduría Santander GBM bajó su recomendación para las acciones de La Polar a "subponderar" desde "mantener", tras el escándalo financiero de la firma.

La unidad del banco Santander Chile asignó un precio objetivo de 1.500 pesos para los papeles de La Polar hacia fines del 2012, la mitad de los 3.000 pesos por título que veía originalmente para el término de este año.

"Hemos reducido nuestros estimados de ganancias para el negocio financiero desde el 2011 en adelante, y ahora esperamos que La Polar reporte pérdidas por 200,1 millones de dólares, comparado con nuestro estimado previo de una utilidad neta de 81 millones de dólares", dijo Santander GBM en reporte.

Los accionistas de La Polar tienen previsto votar el 22 de junio un aumento de capital por hasta 400 millones de dólares, equivalentes al 56 por ciento de la capitalización bursátil actual de la compañía.

En un reciente reporte, Santander estimó que La Polar necesitaba levantar en torno a 340 millones de dólares para financiar sus operaciones, inversiones y pago de deudas en el 2011. "Sin embargo, el reciente anuncio despierta dudas de si la oferta accionaria podrá servir sólo para restablecer el capital del 2010", aseguró la correduría.

 

 

Reuters

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?