| 4/11/2008 12:00:00 AM

La opinión de los bancos internacionales

No pasa nada
Honestamente no creo que vaya a pasar nada. Al quitarle el plazo maximo de 90 días el partido Demócrata lo que hace es que el tratado no se considere este año. En teoría se podría, pero no creo que se haga . Lo más pronto sería el año próximo.
Pero no han matado completamente el tema .

Carola Sandy
Economista del Credit Suisse First Boston
Nueva York

 
Cambio de discurso
Destacó el esfuerzo del gobierno estadounidense para conseguir un ambiente favorable al TLC y el cambio en el discurso de los demócratas.

Las declaraciones de la relatora de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi antes de la votación, muestran que hay una preocupación de su partido de no enviar lo que llamó una “señal equivocada” a los colombianos, en el sentido de aparecer como que no respaldan al país.

Incluso grupos de presión como los productores de maíz, terminaron apoyando el TLC colombiano.

Marjorie Hernández
Economista del HSBC
Nueva York 

Mostraron las cartas
Es un avance. Fíjese que por fin desapareció de la ecuación el comentario de que Colombia no ha hecho lo suficiente para combatir la violencia.

El discurso cambió. Después de todo, ¿qué es suficiente? Colombia es un país que bajó de 30.000 a 17.000 muertes en 4 años ¿Qué nadie se puede morir? Es un argumento aristotélicamente malo.

También sirvió porque todo el mundo mostró sus cartas. Los demócratas reconocieron que están en época electoral y que los sindicatos los tienen contra la pared. No quieren el TLC porque existe el temor de que quite empleos en Estados Unidos.

Ahora queda por hacer las leyes complementarias para que no se amenace el empleo.

Alberto Bernal
Economista
Bear Stearns

Lo menos malo
La decisión que tomó la Cámara de Representantes de Estados Unidos es probablemente la opción menos mala de las que se estaban planteando.

La probabilidad de que rechazaran el TLC era relativamente alta. Y se iba a rechazar más por una coyuntura política de Estados Unidos que por condiciones de Colombia.

Los demócratas argumentan lo que dicen los sindicatos y las preocupaciones que les genera el efecto que pueda tener el tratado sobre sectores de Estados Unidos, pero en el fondo, el principal riesgo no está en esas razones sino en tema de coyuntura electoral.

El tratado se volvió muy visible. Fue un punto que recurrentemente mencionaban las campañas de Obama y Clinton para desprestigiar a sus contrincantes.

Nancy Pelosi explicó su apoyo al aplazamiento diciendo que si se rechazaba completamente se enviaba una señal equivocada de la relación entre Estados Unidos
con Colombia. Ella cree que el problema estaba más en la oportunidad del debate que, el acuerdo en sí.

El escenario ideal es que lo hubieran aprobado en agosto, pero ante posibilidad de rechazo, el aplazamiento hasta después de elecciones es un escenario aceptable.

En el corto plazo no hay un gran efecto. Las exportaciones más importantes de Colombia a Estados Unidos están cobijadas por las preferencias del Atpdea. Vencen en diciembre pero incluso los demócratas han manifestado intención de extenderlas.

Puede haber efecto sobre la inversión en algunas empresas que tienen planes de expandir su capacidad para aprovechar nuevas oportunidades en Estados Unidos, pero es relativamente pequeño. El efecto hubiera sido mucho más grande si en agosto lo hubieran rechazado.

Felipe Hernández
Deustche Bank
Bogotá


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?