| 10/10/2011 8:00:00 AM

La nueva billetera móvil para el país

En pocos días despega Get Pay, la nueva empresa de Álvaro Arango, el creador de Onda de Mar. Se trata de un sistema de pagos por celular. ¿Tendrá éxito? Una fascinante historia de emprendimiento.

Álvaro Arango necesita la adrenalina del emprendimiento. La sensación de inestabilidad, de incertidumbre, de riesgo, que generan una caja sin entradas seguras o un balance que no siempre pasaría el escrutinio de un banco mientras que transforma una idea de negocios en una empresa rentable.

Su negocio es ser emprendedor. Lo ha hecho varias veces, pero quizá el emprendimiento más conocido es Onda de Mar, un negocio de confección de vestidos de baño que creció en manos de un fondo de capital privado para convertirse en una de las mejores historias de negocios que haya tenido Colombia en toda su historia.

Ahora Álvaro Arango anda en un negocio que parece infalible. Poner dinero en los celulares.

No es una idea novedosa. Sistemas como PayPal lo ofrecen desde hace años en otros lados del mundo y algunos bancos empiezan a ofrecer servicios parecidos. Pero lo interesante está en que el empresario antioqueño consiguió vencer los obstáculos técnicos y legales que le han impedido a empresas no bancarias operar con ese tipo de productos en Colombia.

Su producto se llama Get Pay y ofrecerá en pocos días un sistema de cupones de descuento. Como es de esperar, el servicio podrá usar las ventajas de la geolocalización, que le pueden llevar al usuario cupones para redimir en almacenes cercanos al sitio por donde se ubica. Después de este servicio, vendrá en el primer semestre de 2012, el de pagos móviles. Get Pay es una billetera virtual con la que se podrán hacer compras por internet y luego pagos en establecimientos de ‘ladrillos’ o transferencias entre dos celulares.

Hay una gran necesidad de este tipo de servicios para que el comercio electrónico se desarrolle en el país. “El año pasado 1.200.000 personas compraron a empresas del país por internet. Eso es nada”, dice el empresario.

A pesar de que hay competencia internacional, se sienten tranquilos porque unos no han podido entrar a Colombia y otros apenas comienzan. “Google Wallet va en fase beta. Estamos tranquilos porque no ha empezado la batalla”, añade.

Sienten que su producto es más fuerte que los de Davivienda o AV Villas, porque no usan mensajería de texto. Usan tecnología Near Field Communication, NC, para banca móvil, pero su diseño tiene la virtud de que no requiere teléfonos especiales. “Lo pueden usar desde smartphones hasta flechas. Google Wallet, por ejemplo, necesita un Smartphone”, explica. Sostiene que es más seguro que una tarjeta. Primero porque la información de saldos o datos no está en el teléfono sino en la nube. Porque tendrá límites máximos a los montos transferidos y además porque la transacción necesita que varios datos coincidan con los que tiene el archivo de clientes. Por ejemplo, para hacer un pago se valida el número de la tarjeta de crédito, pero también el del celular del que se hace.

La verificación de la cédula la consigue Get Pay directamente con la base de datos de la Registraduría. Con ese tipo de medidas, Get Pay le permite a los bancos cumplir con las normas de la Superfinanciera sobre conocimiento de las transacciones.

Para los usuarios, habrá sistemas de seguridad como el de una llamada que lo advertirá sobre el uso de los pagos desde computadores inusuales o transacciones que se salen de los patrones normales.

El estado de Get Pay resulta de un año de preparación en el que participó un grupo de 25 ingenieros más un pequeño ejército de compañías que trabajaron en seguridad, calidad, pruebas y documentación. “Esta es una carrera larga”, sostiene Álvaro Arango, que está dispuesto a correrla y a superar todos los obstáculos que lleguen. Y de hecho las dificultades vendrán. Todavía le falta verificar si los comercios están dispuestos a pagar 4% de comisión por las transacciones con móviles. También verificar su los clientes preferirán Get Pay frente a Bancolombia para hacer sus giros, si aceptarán complacidos la publicidad georeferenciada que llegará a sus teléfonos o si les parecerá mejor un pago con el celular que hacerlo con efectivo para evadir impuestos.

El hecho es que este empresario vio su oportunidad. El 90% de los colombianos tienen celulares y el 40% de ellos no tienen acceso a los bancos. “Ya arrancó la carrera y al final quién gana es el consumidor final”, afirma. ¿Lo quiere más emprendedor?
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?